Antecedentes causas y consecuencias de la revolución rusa 1917

Share Button

PRIMERA Guerra Mundial

1. CAUSAS

Alemania aspiraba a ser la potencia que dirigiera la política internacional europea. Para ello, ya desde finales del Siglo XIX, Bismarck, canciller alemán (primer ministro), establecíó un sistema de alianzas con otros países europeos con dos objetivos: aislar a Francia y mantener el equilibrio en los Balcanes donde existían intereses opuestos de Austria y Rusia.

Algunos países estaban muy descontentos con el reparto colonial de África y Asía. Alemania e Italia habían llegado tarde al reparto, porque habían estado ocupados en la unificación, por lo que mostraban su insatisfacción, por lo que Alemania se mostró de la independencia de Marruecos, lo que provocó varias crisis marroquíes, solucionadas en la Conferencia de Algeciras en 1906 en la que Alemania se comprometíó a respetar el protectorado francés en Marruecos a cambio de la cesión de Camerún.

Rivalidad ruso-alemán causada por la demanda alemana de construir un ferrocarril que uniera Berlín con Bagdad. Rusia reacciónó, pues esa construcción uniría a Alemania con Oriente Medio rico en petróleo y que poseía un gran atractivo como mercado consumidor, además de pasar por regiones donde los rusos pretendían aumentar su influencia. 

Fuerte competencia comercial entre los países europeos en disputa todos ellos por los mercados consumidores. Esta competencia ocasiónó varios conflictos de intereses entre las naciones.

Los sentimientos nacionales:

  • Francia quería recuperar Alsacia y Lorena en manos alemanas desde 1870.
  • Pangermanismo: ideal alemán de formar un gran Imperio uniendo los países de origen germánico.
  • Paneslavismo: en 1908 Austria – Hungría había anexionado Bosnia – Herzegovina, lo que provocó el enfado de Serbia que quería alcanzar el rango de gran potencia en la zona, es decir, formar la Gran Serbia (apoyada por los rusos, defensor de la Gran Serbia).

Por todas estas causas, los países europeos comenzaron una rápida carrera de armamentos, unos intentaban armarse más que otros, esperando que con cualquier conflicto estallara la chispa.

Mientras tanto, se iban formando los dos bandos: el primero formado por los Imperios Centrales o Triple Alianza, formada por Alemania, el Imperio Astro – húngaro y el Imperio Turco; y el segundo, la Triple Endende o el bando de los aliados (Francia, Inglaterra, Rusia…).

En los Balcanes se produjo el detonante que dio lugar a la Guerra Mundial. Se trató que un atentado terrorista en Sarajevo contra Francisco Fernando (candidato al trono austriaco), que se encontraba de visita aquí.

2. DESARROLLO DE LA GUERRA (1914-1918)

2.1 FRENTE OCCIDENTAL

El plan del ejército alemán prevéía contener inicialmente a los rusos a través de Bélgica con una rápida ofensiva contra Francia. Pero este plan fracasó en Septiembre de 1914, cuando un contrataque francés frenó a los alemanes en el río Marne.

A partir de entonces, el frente occidental se estabilizó y en los cuatro años siguientes no hubo avances significativos. Las grandes ofensivas alemanas (como la de Verdún en 1916) o Franco – británicas (como la de Somme también en 1916), permitían como mucho, avances de unos pocos kilómetros, al coste de miles de bajas. Lo extraordinario fue que la moral se mantuviera firme a pesar de las sucesivas matanzas. 


2.2 FRENTE ORIENTAL

No ocurríó lo mismo en el otro gran frente, el oriental, en el que Rusia se enfrentó contra Alemania y Austria – Hungría. Allí, los rusos, fueron capaces de resistir de resistir tres años, pero, al final, el Imperio de los zares se rindió, víctima de una debilidad tanto en el terreno económico como político. Las tropas rusas sufrieron pérdidas descomunales y el hombre comenzó a hacerse sentir en la retaguardia y a comienzos de 1917, una revolución destrónó al zar Nícolás II. El nuevo gobierno trató de continuar la guerra junto a los aliados occidentales, pero la moral de combate de las tropas se vino abajo. A finales de 1917, una segunda revolución llevó al poder a los comunistas rusos, que en Marzo de 1918 firmaron con Alemania y Austria – Hungría la Paz de Brestlitovsk, en la que admitieron la pérdida de inmensos territorios en la parte occidental del antiguo Imperio de los zares.

2.3 INTERVENCIÓN NORTEAMERICANA

La retirada rusa fue compensada por la entrada en guerra de Estados Unidos. Fue la guerra submarina lo que hizo cambiar la opinión norteamericana. En Abril de 1917, el presidente Wilson pidió al Congreso que declarara la guerra a Alemania.

Cuando la guerra comenzó, Gran Bretaña efectuó un bloqueo total a los puertos enemigos, privando a la economía alemana de las importaciones que le eran necesarias.

La flota alemana de superficie era inferior a la británica, así que, para hostigar al tráfico enemigo, Alemania recurríó a los submarinos, que causaron tremendos daños a los buques que suministraban a Gran Bretaña.

Los Estados Unidos protestaron por el hundimiento de buques y Alemania redujo un tiempo sus actividades, pero a comienzos de 1917 las reanudó. La respuesta de Estados Unidos fue la guerra.

El enorme poderío de la flota británica y americana permitíó reducir pronto los daños causados por los submarinos y a través del Atlántico fueron llegando a Europa hombres, armas y suministros norteamericanos.


2.4 EL COLAPSO DE LOS IMPERIOS CENTRALES

La última ofensiva alemana fracasó en el verano de 1918 y en Septiembre, franceses, británicos y americanos, lanzaron lo que iba a ser su ofensiva final.

En Alemania, el alto mando militar prefería que se pidiera un armisticio (acuerdo entre dos o más países para dejar de combatir). Al iniciarse las negociaciones, en Alemania, el descontento se tradujo en la formación de consejos de obreros y soldados y en una huelga general, por lo que el emperador Guillermo II abdicó. También abdicó el último emperador austro – húngaro al tiempo que su Imperio se desintegraba.

Los diversos movimientos nacionalistas, que tenían l apoyo de las potencias occidentales, optaron por declarar la independencia de sus diferentes pueblos: Hungría se separó de Austria, Checoslovaquia se independizó, Eslovenia y Croacia se unieron a Serbia y Montenegro y a Bosnia – Herzegovina y formaron Yugoslavia y Rumanía se apoderó de Transilvania.

3. LA PAZ DE PARÍS

En 1919 los vencedores de la guerra firmaron un tratado con cada uno de los vencidos, es decir, con Alemania, con Austria, con Hungría, con Bulgaria y con Turquía. El más importante de todos fue el Tratado de Versalles con Alemania.

Wilson había hecho público a comienzos de 1918 un plan de 14 puntos cuyo objetivo era asegurar una paz duradera, de esta forma se creó la Sociedad de Naciones.

En las negociaciones de París la opinión de los vencidos no contó. El problema del Tratado de Versalles fue que creó un gran resentimiento en Alemania. Alemania tuvo que ceder a Francia Alsacia y Lorena y a la Nueva Polonia sus territorios de población polaca y, además, tuvo que aceptar unos límites muy estrictos para sus fuerzas armadas y tuvo que desmilitarizar Renania.


En los territoritos de los antiguos imperios austro – húngaro y ruso habían surgido 10 Estados:

  1. Austria
  2. Hungría
  3. Yugoslavia
  4. Estonia
  5. Letonia
  6. Lituania
  7. Checoslovaquia
  8. Polonia
  9. Finlandia
  10. Uníón de Repúblicas Socialistas – Soviéticas (URSS)

El Imperio Turco perdíó territorios árabes que se convirtieron en protectorados de Francia (Siria) y de Gran Bretaña (Irak y Palestina).

Los armenios vieron reconocida su independencia, pero no pudieron mantenerla porque fueron vencidos y su territorio fue repartido entre la Uníón Soviética y Turquía.

LA RUSA ZARISTA A PRINCIPIOS DEL Siglo XX

A principios del Siglo XX, Rusia manténía una monarquía absoluta en la que el zar, Nícolás II, concentraba el poder supremo del Estado. Se apoyaba en la nobleza, la Iglesia ortodoxa, el Ejército y la burocracia. Existía un Parlamento (Duma)
, pero sus poderes eran muy limitados. No se reconocían libertades políticas ni los derechos de las personas, y los opositores eran perseguidos por la policía política.

La economía seguía siendo agraria.
Se había abolido la servidumbre.

A finales del Siglo XIX se inició una tímida industrialización.
La instalación de industrias pesadas y la construcción del ferrocarril hicieron crecer el proletariado.


Desde los últimos años del Siglo XIX existían distintas fuerzas políticas clandestinas opuestas al zarismo. Estas representaban a diferentes grupos sociales e ideas políticas:

  • El Partido Socialista Revolucionario, con Kerensky como líder, pensaba que la verdadera fuerza revolucionaria era el campesinado y defendía la colectivización de las tierras.
  • El Partido Constitucional Demócrata, partidario de derrocar el absolutismo zarista y convertir Rusia en monarquía constitucional.
  • El Partido Obrero Socialdemócrata Ruso, de ideología marxista, se dividíó en 1903 en mencheviques, moderados y partidarios de colaborar en un régimen liberal de transición al socialismo; y bolcheviques, radicales liderados por Lenin que rechazan cualquier forma de colaboración con el sistema burgués y que querían implantar la dictadura del proletariado.

LA REVOLUCIÓN DE 1905


En 1905 se produjo la derrota de Rusia en la guerra ruso – japonesa, que había sido un conflicto provocado por la delimitación de las fronteras coloniales. A su vez se producen protestas y una huelga general contra el despotismo del zar y la injusticia social. Se piden mejoras en las condiciones de vida y la formación de una Asamblea Constituyente mediante elecciones por sufragio universal que iniciase reformas políticas.Ante estas protestas se produjo una gran represión de las autoridades, que derivó en lo que se denominó El Domingo Sangriento.
Los campesinos y obreros se organizaron en sóviets (consejos o asambleas populares de obreros y campesinos a los que se añadieron más tarde los soldados). El zar se vio obligado a hacer algunas concesiones que se recogieron en el Manifiesto de Octubre: 

-Respetar las libertades públicas

-La creación de una Duma (Parlamento)

-Propuesta de una reforma agraria.

-El fracaso de estas reformas y la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial, al lado de las potencias aliadas, creó la coyuntura (acontecimientos más próximos al estallido) para un nuevo estallido revolucionario.


REVOLUCIÓN DE Febrero DE 1917

En Febrero de 1917 se produce una gran manifestación en Retrogrado que se extendíó a otras ciudades del Imperio.

Como en 1905, se formaron sóviets que agrupaban a las fuerzas revolucionarias de oposición al zarismo.

Se produce una huelga general con amotinamiento de la guarnición militar que se negó a disparar a la multitud. Exigían la retirada de la guerra, la dimisión del zar y la mejora de las condiciones de vida.

El zar abdicó y se formó un gobierno provisional compuesto por socialistas moderados. Este gobierno provisional prometíó reformas políticas y sociales y se comprometía a convocar elecciones libres para la formación de una Asamblea Constituyente.

A pesar de las reformas, las condiciones de vida no mejoraron y se produce un Doble Poder, dividido en:

  • Gobierno provisional


    Formado por la burguésía y socialistas moderados, que aspiraban a convertir a Rusia en una República Parlamentaria (sin rey, con división de poderes).

  • Sóviets

    Eran consejos de campesinos, obreros y soldados. Eran las fuerzas revolucionarias que exigían a retirada de la guerra, el reparto de tierras entre los campesinos y mejoras laborales y salariales.

LA REVOLUCIÓN DE Octubre DE 1917

En el segundo congreso de los sóviets, se destituyó al gobierno provisional y se aprobó la formación de un consejo de comisarios del pueblo por mayoría bolchevique y dirigido por Lenin que se constituyó en el primer gobierno obrero y campesino.

Lenin escribíó las Tesis de Abril en las que apuntaba una serie de medidas revolucionarias que se llevarían a cabo:

  • Abolición de la propiedad privada de la tierra (la tierra pasaba a ser propiedad del Estado) y la expropiación de los grandes latifundios.
  • Control obrero de las empresas de más de cinco trabajadores.
  • Nacionalización de la banca.
  • Supresión del ejército zarista.
  • Derecho a la autodeterminación de los distintos pueblos que constituían Rusia.

Se van a producir elecciones para elegir una Asamblea Constituyente, en estas elecciones los bolcheviques no obtuvieron mayoría y disolvieron la Asamblea, y se formó un gobierno bolchevique gobernado por Lenin.

LA Guerra Civil

Los partidarios del zarismo y los defensores del sistema liberal, intentaron acabar con la Revolución. Los contrarrevolucionarios crearon el ejército blanco y los bolcheviques organizaron el ejército rojo, entre ambos se produjo una Guerra Civil (1918-1921).

El ejército blanco fue apoyado por varias potencias europeas que querían que se extendiera la Revolución a otros países, pero, finalmente, los bolcheviques salieron victoriosos.

Durante esta Guerra Civil se puso en práctica lo que se denominó el Comunismo de Guerra, que se basaba en:

  • Supresión de la propiedad privada
  • La industria pasó al control del Estado
  • Toda la economía pasó a estar dirigida por el Estado que controlaba la producción y la distribución de los productos agrarios.

LA CONSOLIDACIÓN DEL PODER BOLCHEVIQUE

La Asamblea Constituyente, surgida de las elecciones de Noviembre de 1917, fue disuelta porque no se quería someter al control de los sóviets.

El partido bolchevique, que a partir de 1921 pasó a denominarse Partido Comunista de la Uníón Soviética (PCUS)
, se constituyó en el centro del poder. El partido estaba dirigido por un secretario general que también ejercía el cargo de jefe del Estado. Por lo tanto, partido y Estado quedaron poco a poco identificados y solo aquellos que pertenecían al partido, podían aspirar a tener cargos en los sóviets o en el Estado. Las voces disidentes fueron eliminadas.

El órgano supremo del Estado era el congreso de los sóviets (el sóviet supremo, ejercía el poder legislativo).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.