Constitución del ferrocarril en el gobierno liberal

Share Button

6.1. El reinado de Isabel II (1833-1868): la primera guerra carlista.
Evolución política, partidos y Conflictos. El Estatuto Real de 1834 y las Constituciones de 1837 y 1845.

En 1833 muere Fernando VII siendo su sucesora Isabel
II (1833-1868), pero por su corta edad, Su madre María Cristina asumíó la regencia (1833-1840). María Cristina formó en Un principio un gobierno de índole absolutista y sufríó el rechazo de su cuñado Carlos María Isidro, que va a llevar a cabo una guerra apoyado por sus Seguidores, los carlistas, de ideología absolutista, contra la figura de la Regente y de Isabel ya que no reconocían su derecho al trono. Por ello, María Cristina implantó una monarquía liberal para atraer a los liberales a su bando. Los carlistas exaltaban el absolutismo, el catolicismo y el foralismo, dado a Que se localizaron en el País Vasco, Navarra y zonas del este peninsular. Tuvo Su mayor apoyo en el mundo rural. Esto desembocó en la primera Guerra Carlista (1833-1840).

Entre 1833 y 1836 Los carlistas pretendieron hacerse con territorios como Bilbao, dominados por Isabel. Uno de sus generales más importantes fue Zumalacárregui, centrado en Extenderse por el norte y que murió en el sitio de Bilbao, siendo liberada por El General Espartero. Entre 1836-1837 estos se decidieron dirigirse a Madrid, Llevando a cabo la Expedición Real, ya que la victoria sería definitiva allí. Sin embargo, no consiguieron derrotar al ejército liberal ya que Espartero Volvíó a vencer. Lo que marcó la tercera etapa de esta guerra (1837-1840) fue La división del carlismo en dos corrientes: una que propónía la salida del Conflicto a través del pactismo, encabezada por el General Maroto, y otra que Defendía luchar hasta el final, dirigida por el General Cabrera. La tendencia Triunfante fue la propuesta por Maroto, por lo que este y Espartero firmaron el Convenio de Vergara que supuso el fin momentáneo de la Guerra en 1839. Sin Embargo, Cabrera, por su cuenta, siguió luchando, pero en seguida, en 1840, fue Derrotado.

En 1834, Martínez de La Rosa fue elegido jefe de gobierno, de ideología liberal-

Moderado

Lo más Importante que realizó fue el Estatuto Real (1834) que sirvió para convocar las Cortes, formadas por dos cámaras: La cámara de Próceres, en el que los miembros Eran elegidos por el rey y la cámara de los Procuradores, cuyos miembros se Elegían por sufragio censitario muy restringido, por lo que el rey tenía Bastantes atribuciones. Entre 1835 y 1837 existieron gobiernos progresistas y De entre ellos importante fue el de Mendizábal. Surgirán problemas pues unos Querrán mantener y cambiar el Estatuto Real, otros poner la Constitución del 12, y otros crear una nueva. Al final se hizo lo último, creando la Constitución de 1837. En ella se establecía que el poder ejecutivo recaía en el Rey, quien lo ejercía a través del gobierno, el poder legislativo residía en el Rey y en las Cortes, formadas por el congreso y el senado, cuyos miembros se Elegían por sufragio censitario, pero ampliado. Además, reconocía ciertas Libertades y derechos. Recogía el espíritu de la del 12, aunque añadió la Libertad religiosa. Entre 1838 y 1840 se produjeron varios gobiernos moderados E importante fue el de Pérez de Castro. En 1840 se creó la Ley de Ayuntamientos Aprobada por los moderados, que decía que el rey podía elegir a los alcaldes de Los principales municipios, incrementándose el poder del rey. Esto provocó una Gran oposición, incluía la de Espartero, por lo que María Cristina renunció a La regencia.

Comenzó así la Regencia de Espartero (1840-1843) que, aunque adoptó medidas progresistas, Gobernó de manera autoritaria. Una de estas medias fue la reimplantación de las Desamortizaciones a la Iglesia. Implantó una libertad económica y una política Comercial librecambista, es decir, sin poner barreras a la importación y Exportación, permitiendo la entrada de producto británico que provocó el Levantamiento en Cataluña porque el producto inglés era más barato y de mayor Calidad bajando la producción catalana. A Espartero se le ocurríó ordenar el Bombardeo de Barcelona que provocó una enorme oposición de los moderados y de Los propios progresistas, pero también de los liberales unionistas dirigidos Por el General O´Donell que derrotaron a Espartero en la Batalla de Torrejón de Ardoz en 18434. Para que María Cristina no reclamara el trono, los moderados y Los progresistas acordaron adelantar la edad del reinado efectivo de Isabel II (1843-1868) a los trece años.

Su primera etapa de Reinado (1844-1854) va a ser la década moderada. El gobierno más relevante en Esta fue el de Narváez, que creó la Constitución de 1845 de carácter moderado. En ella se decía que el poder ejecutivo recaía en el rey que lo ejercía a Través del gobierno, el poder legislativo estaba en el rey y en las Cortes, Bicamerales, formadas por el congreso, cuyos miembros eran elegidos por el rey, Y el senado, con elecciones por sufragio censitario más limitado que el de la Constitución del 37. Se recortaron libertades como la religiosa. Las medidas en Esta década fueron la paralización de las desamortizaciones, la reforma Educacional creando los niveles de primaria, secundaria y universidad, la Modificación de la administración local y provincial con un mayor control de Los ayuntamientos, se creó una nueva ley de Hacienda y se reformó el código Civil. Estalló la segunda guerra carlista, debido al fallido matrimonio entre Carlos e Isabel, siendo estos derrotados. Durante el gobierno de Bravo Murillo Se firmó en Concordato del Vaticano en 1851 en el que se reconocía a Isabel Como reina a cambio de mantener a la iglesia católica y de otorgarla el poder Educativo, moral y cultural. Además, pretendíó hacer una reforma para conceder Cierto autoritarismo al monarca. Ante esto los unionistas de O´Donell Protagonizaron un pronunciamiento denominado “La Vicalvarda” que junto con el Apoyo de los progresistas a través del Manifiesto de Manzanares el gobierno Moderado cayó y comenzó el bienio progresista.

En la etapa del Bienio progresista (1854-1856) Espartero fue elegido como jefe del gobierno. Se Creó la constitución nonnata de 1856 que nunca entró en vigor. Se volvieron a Realizar las desamortizaciones, en este caso las de Madoz, quien era el Ministro de economía. En 1855 se establecíó la llamada Ley de Ferrocarriles.

A partir de 1856 Comenzó la tercera y última etapa del reinado de Isabel II conocida como la Etapa de la uníón liberal y moderantismo. Al inicio de esta etapa existirá la Presencia de gobiernos moderados hasta que comienza el gobierno “largo” de O´Donell. En este se va producir un aumento del crecimiento económico y se va a Intervenir en la política de exterior en África y México entre otros países. También va a haber reformas en la administración. Al final de la etapa Volvieron otra vez los gobiernos moderados. Llegó el año 1866 y se dio una Fortísima crisis económica y en esta última fase además se uníó al desprestigio De la reina por motivos personales, lo que provocó que en este mismo año los Demócratas unidos a los progresistas y a los unionistas firmaran el Pacto de Ostende cuyo objetivo era realizar una acción contra el gobierno moderado y Contra la reina. En 1868, estos protagonizaron una revolución, “La Gloriosa” Que triunfó, por lo que Isabel II no tuvo más remedio que abdicar.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.