Desamortizacion de godoy

Share Button

Intro) desamortizacion


Cn el término desamortización se entiende el liberar a la circulaciónlas tierras y transformarlas en mercancías, así se deshacía la norma feudal que impedíacomerciar con la riqueza patrimonial como la Iglesia, aristocracia, corona y municipios.Esto era imprescindible en la organización económica pa el despliegue del sist capitalista, ampliamente ligado al régimen liberal.
La importancia de este tema, radica en que la agricultura era la actividad económica principal durante el siglo XIX, empleaba a dos tercios de la población española,pero era un sector estancado. Esto se debía a que los grandes propietarios no invertían en mejorar la agricultura porque la mano de obra era abundante y barata. Por otra parte, el tipo de propiedad señorial hacía  que desde los repartimientos cristianos las tierras estuvieran en manos de la nobleza, Iglesia y ayuntamientos, lo que se conocía como manos muertas, no pudiendo ser vendidas ni repartidas,Además, los campesinos pequeños propietarios no disponían de capital para comprar más tierras ya que además soportaban numerosos impuestos.tema)Las primeras medidas de desamortización se centraron en los bienes de los municipios, así fue desde los planes ilustrados que comenzaron en 1766 en el reinado de Carlos III, siendo una desamortización menos llamativa que la eclesiástica posterior. en 1805 arrancó otra importante desamortización, centrada en los bienes de la Iglesia. La siguiente comienza en 1808 cuando Napoleón mandó reducir a un tercio los conventos españoles, así con José I arrancaba el primer proceso desamortizador de envergadura, no obstante tuvo escasa incidencia por el contexto histórico en el que se desarrolló. Las Cortes de Cádiz harían igualmente su labor en este plano, abordando la correspondiente legislación desamortizadora tanto eclesiástica como civil, a ello se sumaba que desde 1811 se declaraba abolido el régimen señorial. Pero la presencia francesa en la Península, y el regreso del absolutismo con Fernando VII limitó sus efectos. Sin embargo, en el Trienio Liberal (1820-1823), se continuó con las medidas desamortizadoras, suprimiendo los mayorazgos y los señoríos, pero de nuevo en la Década Ominosa (1823-1833), se suprimió toda medida desamortizadora.Tras la muerte de Fernando VII reapareció el objetivo de la desamortización dentro de los sectores liberales, llevándose a cabo las dos desamortizaciones más importantes: las de Mendizábal y Madoz. Estos procesos los llevaron varios gobiernos de Isabel II, así pretendían poner la tierra en manos de propietarios individuales que fueran totalmente dueños de sus propiedades con plena libertad para comprar, vender, arrendar y cultivarlas como creyesen más oportuno. tipo de se consideraba que podría introducir formas modernas de cultivo p y esta producción debería estar destinada al comercio. De esta manera, se intentaba modernizar el sector económico principal del país, la agricultura, que pese a su importancia estaba muy estancada.
La primera desamortización d Mendizábal en 1836 durante cuando se nacionalizaron los bienes de las órdenes religiosas y se vendieron en pública subasta.Los objetivos de la desamor eran varios: sanear la Hacienda Pública muy endeudada por el coste de las Guerras Carlistas; modernizar el sector agrícola nacional; y se pensaba que si las tierras eran compradas por campesinos, se crearía una amplia clase media enriquecida gracias al liberalismo, de manera que estarían obligados a apoyar la monarquía de Isabel II frente al carlismo, que le quitaría sus tierras.
Sin embargo, ninguno de estos objetivos se cumplieron debido  la subasta, ya que los campesinos no pudieron comprar las tierras frente a las ofertas de nobles y algunos burgueses ricos. Además, al ser la nobleza la única que compró tierras, la competencia fue escasa por lo que el beneficio que sacó el Estado fue pequeño, la primera desamortizaciónno cambió demasiado el panorama,La segunda gran desamortización fue la propuesta por el ministro Madoz en 1855, durante el Bienio Progresista (1854-1856).Se denominó desamor general o civil, porque se pusieron a la venta además de los bienes eclesiásticos y de las órdenes militares, los pertenecientes al Estado y a los municipios, tratando así de privatizar todas las tierras públicas susceptibles de ser cultivadas. Si la desamortización anterior no supuso apenas cambios,tuvo negativos. Se vendieron todas las tierras públicas que pudieran ser cultivadas, incluidas las de los ayuntamientos: los bienes de propios y comunales,consec socioeconomicas: enLa Iglesia(monjes) vieronreducidos sus efectivos humanos,(curas)  depender del Estado. La nobleza no perdió su base económicaJunto a la nobleza, creció una nueva clase de terratenientes formada por una burguesía rica que se aristocratiza, pero que tampoco supo modernizar el campo, mientras el dinero invertido en estas tierras no se dedicó a la necesaria industrialización del país.
Los campesinos arrendatarios vieron empeorar su situación, El porcentaje de jornaleros aumentó,Consecuencias políticas:podemos decir que la desamor ayudó a la consolidación del Estado liberal,definitiva se terminó con el feudalismo agrario.la nobleza comenzó a ser menos contraria al régimen liberal. En el terreno urbanístico, cultural y religioso, en las ciudades, los edificios de los conventos fueron derribados para construir grandes plazas, dsde1836 se produjo una ruptura entre el Estado español y la Iglesia,En conclusión podemos decir que la desamortización fue una medida para romper el monopolio de la riqueza ligada al estamento eclesiástico,y buscaba dar salida al mercado.Tal proceso constituyó un elemento esencial para comprender el transito de la sociedad del Antiguo Régimen al liberalismo. Por último, este proceso confirmó la existencia de los latifundios en manos de grandes propietarios,
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.