Explica por qué se dice que la Primera Guerra Mundial fue un conflicto de nuevo tipo

Share Button
En este tema trataremos el periodo de transformación que tiene lugar de 1833 a 1868. Pues es entonces cuando se da el paso del Antiguo Régimen al liberalismo bajo la implantación de un proceso constitucional a cargo de los partidos liberales que lucharán por el poder. (moderados y progresistas) DESARROLLO LA MINORÍA DE EDAD Isabel II. (1833-1843) La Guerra Carlista.En los últimos años de vida de Fernando VII, su cuarta mujer, María Cristina, le había dado una heredera, la princesa Isabel. Antes de su nacimiento, su padre había hecho publicar una Pragmática Sanción por la que ponía fin a la Ley Sálica y se permitía reinar a las mujeres. Carlos y M* Isidro sucesor al trono veía cerrado su camino al trono. Tras la muerte de Fernando VII, Don Carlos, a través del Manifiesto de Abrantes, reclamaba el trono comenzando así una guerra civil sucesoria, la primera guerra carlista.
En el bando isabelino se agruparon las altas jerarquías del ejército, alto clero y altas jerarquías del Estado, y a ellos se unieron los liberales. Paralelamente a este conflicto se inicia el camino hacia la implantación de un régimen liberal para preservar los derechos de su hija. La reina regente buscó apoyos en el liberalismo. En el bando carlista se agruparon todos los que se opónían a la revolución liberal, el carlismo tuvo fuerte influencia en Navarra, País Vasco, zona al norte del Ebro. El programa del carlismo se podía sintetizar en el lema «Dios, Patria, Fueros, Rey». Su defensa se basaba en la oposición radical a las reformas liberales, defensa de la monarquía absoluta y defensa de los intereses de la Iglesia. La posición internacional fue favorable a los liberales. En el terreno bélico la guerra tuvo dos grandes personajes: el carlista Zumalacárregui y el liberal Espartero. A partir de 1837 las derrotas carlistas fueron continuas y Don Carlos terminó huyendo a Francia. La guerra concluyó con el denominado CONVENIO O ABRAZO DE VERGARA acuerdo firmado por Espartero y Maroto. El carlismo permanecerá como un elemento de oposición latente y volvería a reaparecer en épocas sucesivas. Las Regencias.La regencia de M Cristina, madre de Isabel II, duró lo que esta primera guerra carlista.La regente creyó contentar a los liberales con la promulgación del Estatuto Real, preparado en 1834 por Martínez de la Rosa. Sólo la FACCIÓN MODERADA podía verse satisfecha, sin embargo, el gobierno necesitaba con urgencia un crédito exterior para asumir los gastos del conflicto bélico, así que Mendizábal, decidíó implantar la desamortización de los bienes eclesiásticos. La desamortización quedó aplazada ante la regente M Cristina.Este hecho provocó el levantamiento de un grupo de sargentos progresistas en el Palacio de la Granja, obligando a M* Cristina a aceptar un gobierno liberal más radical. Tras el intento de la regente de aplicar una restrictiva Ley Municipal, los progresistas, obligaron a la regente a exiliarse, quedando en su lugar el general Espartero. Con Espartero se retomaron las reformas progresistas.Sin embargo, el general fue perdiendo apoyos por su posición cada vez más autoritario. El asedio a la ciudad de Barcelona,enfrentó a éste con las Cortes. Finalmente, éstas decidieron declarar a Isabel II mayor de edad, aunque tan sólo contará con 13 años. LA MAYORÍA DE EDAD Isabel II. LA IMPLANTACIÓN DEL LIBERALISMO (1843-1868) En 1843, bajo la dirección del general Narváez, se inicia una década protagonizada por el partido moderado. Las principales reformas llevadas a cabo fueron la aprobación de un nuevo texto constitucional en 1845,la Ley de Ayuntamientos, la reforma… La corrupción política y los favoritismos de los gobiernos moderados, generaron un clima de oposición que, encabezado por O’Donell desembocó en un movimiento conocido como la «Vicalvarada», lo que dio inicio al llamado Bienio Progresista. Espartero mandó elaborar una nueva constitución, la de 1856, conocida como non nata por no llegar a ser aprobada. Se realizó la desamortización civil de Madoz. También aparecieron nuevos partidos a la izquierda el progresismo y a la derecha, el carlismo volvíó a resurgir. Además,moderados y progresistas crearon un nuevo grupo, la Uníón Liberal, con el cual dieron un golpe de fuerza liderados por O’Donnell, y un adicional decreto restablecíó la vigencia de la Constitución de 1845. Los años que suceden a este acontecimiento suponen la descomposición del sistema isabelino. Los problemas más destacados fueron la inestabilidad generada por la continua sucesión de gobiernos moderados y unionistas. Además, la expansión económica y el prestigio internacional se vieron frenados en 1866 con una grave crisis industrial, momento en el que el descrédito del reinado de Isabel II era ya evidente. En Agosto de 1866 se reúnen demócratas y progresistas, además de algunos miembros de la Uníón Liberal, llegando al pacto de Ostende, por el cual se comprometen a derrocar a Isabel II. CONCLUSIÓN En este periodo histórico se vivieron periodos de gran inestabilidad política, las conspiraciones y los pronunciamientos fueron habituales y marcaron los cambios de gobierno. Su reinado pudo haber sido decisivo para la modernización de las estructuras económicas y políticas, pero esta tentativa quedó frustrada Así en el año 1868, una revolución conocida como «La Gloriosa», puso fin al reinado de isabel.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.