I República

Share Button

1. LA Monarquía DEMOCRÁTICA DE AMADEO (1871-73)


Amadeo tuvo escasos apoyos en España. No lo quería ni la aristocracia, ni la Iglesia ni el pueblo y contó con el rechazo sistemático por motivos diferentes de carlistas Alfonsinos e republicanos. La muerte del general Prim lo dejo sin su principal valedor. La inestabilidad política fue el trazo más carácterístico de su reinado tuvo que hacer frente a numerosos problemas:

·
Dificultades de gobierno por la ruptura de la coalición gubernamental y las tensiones entre los líderes. El monarca estuvo en el medio de estas dispuestas sin querer tomar partido en ellas, por lo que quedo completamente solo, en un continuo bloqueo parlamentario agudizado por las diferencias entre los distinto grupos políticos.
·

Guerra de Cuba

En la que se mezclaban las críticas y la dominación española con deseos de abolir la esclavitud y alcanzar la independencia. Las reformas no solucionaron el confito y la guerra se agravo.
·

Tercera Guerra Carlista

Tuvo un amplio apoyo popular en las provincias vascas y Navarra y menor en Cataluña. Los carlistas ocuparon case la totalidad del territorio vasco y navarro y establecieron una sólida administración que les permitíó resistir hasta su derrota definitiva.
·

Oposición republicana

Tanto por todos los medios dividir a los partidos monárquicos, hacer imposible el reinado de Amadeo y conseguir el apoyo popular necesario para proclamar la República.

2. LA PRIMERA REPÚBLICA. 1873-1874

Fue proclamada la República. Asumíó todos los poderes y nombro como presidente del poder ejecutivo a Estanislao Figueras.
Surgieron diferencias entre los republicanos sobre la organización política de la República: *Los unitarios defendían la creación de una república unitaria.
*Los federales gradualistas, dirigidos por Pi i Margall, defendían la configuración de la federación desde arriba, unas Cortes constituyentes de la nacíón española se decidiesen a organizarse el reparto de los poderes entre el Estado federal y los Estados que forman la federación. *Los federales intransigentes o cantonalistas defendían que la federación debía hacerse desde abajo, desde la proclamación inmediata de la soberanía de las unidades políticas inferiores, los Estados, para construir desde ellos, por acuerdos libres entre iguales, la federación española. Las tensiones republicanas causaron una gran inestabilidad política, para resolver la forma de la República se convocaron nuevas elecciones para formas una Asamblea Nacional constituyente. Las elecciones celebradas por sufragio universal, fueron ganadas ampliamente por los federales. La nueva Asamblea Nacional constituyente proclamo la República federal nombro presidente del poder ejecutivo a Francisco Pi i Margall.
Elaboro un proyecto de Constitución federal:
*Organizaba España como una federación formada por 17 Estados federados, incluidos Cuba y Puerto Rico.*La jefatura del Estado correspondía al presidente de la República, elegido por sufragio universal, poseía el poder de relación entre los distintos poderes, nombraba al presidente del Gobierno y a sus ministros


*El poder legislativo correspondía a la Asamblea Nacional Republicana compuesta por dos cámaras: el Senado, representativo de los Estados, y el Congreso elegido por sufragio universal.*Se reconocía la autonomía municipal. *Se establecía la separación de la Iglesia y el Estado.

Los federales intransigentes comenzaron a proclamar la independencia de cantóns. En Levante y Andalucía se extendíó el movimiento cantonalista, destacando la proclamación del Cantón de Cartagena. El cantonalismo fue el movimiento esencialmente político que incorporo reformas sociales. Hicieron fracasar el proyecto de implantar la federación desde arriba produjeron una elevada disgregación del poder y provocaron la dimisión de Pi. El nuevo gobierno republicano estuvo presidido por Nícolás Salmerón para sofocar el movimiento cantonalista y la guerra carlista, tuvo que apoyarse en los militares y acceder a sus peticiones de restablecer la autoridad y la orden; la necesidad de tener que asignar penas de muerte llevo a Salmerón a dimitir. Le sucedíó Emilio Castelar que consiguió poderes extraordinarios de la Asamblea para hacer frente a las guerras cantonalista, carlista y cubana; así pudo gobernar durante varios meses por decreto, tomando medidas drásticas y represivas y apoyándose en los militares conservadores. Los federales descontentos pretendieron escoger un nuevo presidente, mientras se celebraba la sesíón, Pavía entro en el Congreso y disolvíó la Asamblea Nacional.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.