 tecnocracia aspectos económicos

Share Button

ASPECTOS ECONÓMICOS


Este segundo período de la dictadura de Francisco Franco se caracteriza por profundos cambios, sobre todo en Economía. Como consecuencia de estos cambios también se producirán y pedirán cambios sociales, culturales y Políticos. Durante este período el régimen intenta mantener el inmovilismo en política interior, mientras intenta abrirse Al exterior, pero ese mismo inmovilismo le cerrará puertas. Todo esto no evitará que creciera la oposición política Interna. Este período de franquismo gravita en torno al desarrollo económico (“desarrollismo”) producido a partir de los Años 60 mediante los llamados Planes de Desarrollo (1962-1975). Estos planes fueron realizados por el grupo de los Tecnócratas, que suponen el acceso de los economistas del Opus Dei a las riendas económicas y políticas del país. Antes de llevar a cabo estos Planes de Desarrollo fue necesario realizar una adaptación de la economía española: El Plan de Estabilización (1959-1962). Este Plan consistía en liberalizar la economía adaptándola en línea con los Países occidentales y ofreciendo nuestra economía a las inversiones extranjeras. Este Plan de Estabilización se basó en una política de austeridad para rebajar el gasto público, se restringíó el Crédito, congelaron salarios, limitó horas extras, devaluó la peseta, etc. Además, como se ha mencionado Anteriormente, se favorecían las inversiones extranjeras. Este Plan tuvo unas consecuencias inmediatas negativas en la clase asalariada al quitar las horas extras, además la Restricción del crédito aumentó el paro. Al tiempo, las malas cosechas provocaron paro y abandono del campo. Como consecuencia de todo esto, muchos españoles emigraron a otras regiones industriales o fuera de España, Emigración esta favorecida por el Estado ya que así poseerá una “válvula de escape” a las posibles tensiones y por otra Parte dio lugar a un fuerte flujo de transferencias económicas gracias a las “remesas” de los emigrantes. Una vez realizado el Plan de Estabilización, se pusieron en práctica los Planes de Desarrollo (1962-1975) que Consistieron en tres planes y que llevaran a convertir a España en la décima potencia industrial del mundo. El cerebro De estos Planes fue Laureano López Rodó. El objetivo era buscar el crecimiento del Producto Nacional, el pleno Empleo, un mejor reparto de la renta y una progresiva integración española en la economía mundial. En los Planes de Desarrollo la economía estaba dirigida por el Estado, el cual diseñaba las direcciones de Inversiones preferentes y asignaba recursos ajustados al Plan. Una de las novedades de estos planes fue la creación de “polos de desarrollo” en varias ciudades de España, en las cuales se favorecía la instalación de industrias a través de la Concesión de ventajas fiscales, crediticias y subvenciones a aquellas empresas que se localizaran en los Emplazamientos señalados. Gracias a los Planes de desarrollo el crecimiento económico español fue espectacular. Los sectores con más Crecimiento fueron el del automóvil y el de los electrodomésticos. Pero esta rápida industrialización se realizó gracias a la importación de bienes de equipo, que se pudieron pagar Gracias al dinero obtenido por los ingresos del turismo, las remesas de los emigrantes, las inversiones extranjeras De capital y las exportaciones sobre todo agrícolas e industriales. Los grandes beneficiarios de este crecimiento fueron la Banca y los grandes grupos industriales. Durante estos años la economía española tuvo que hacer frente a la creación de la CEE (Comunidad Económica Europea) en 1957. Los sectores más conservadores la despreciaron, pero los tecnócratas del Opus Dei vieron que el Futuro económico de España pasaba por una mayor relación económica o la integración, pero fue rechazada al no Existir democracia, aunque continuaron las negociaciones hasta la firma de un simple Acuerdo Preferencial en 1970. El crecimiento provocado por los Planes de Desarrollo se vino abajo tras la crisis mundial de 1973, cuyos efectos Se dejaron sentir en España en los años siguientes.ASPECTOS SOCIALES. También hay que tener en cuenta que el crecimiento económico creado por los Planes y la riqueza que generó no Estuvo repartida equitativamente ni entre los ciudadanos ni entre las regiones, lo que provocó un aumento de las Desigualdades personales y un desequilibrio regional, que tendrá sus efectos y condicionará la situación social y Cultural de España. Así, unas pocas regiones (País Vasco, Madrid, Cataluña, Baleares y Canarias) concentraban la mayoría de la Riqueza española (46%). Además las provincias más ricas o con mayor nivel de vida en 1955 lo eran en 1970, al igual Que las más pobres. Esta situación provocó la realización de los “polos de desarrollo”. La miseria de muchas regiones provocó que más de 4 millones de personas abandonaran sus pueblos de origen y Emigraran a Europa, a las regiones más prósperas de España o a sus capitales de provincia. En esta emigración Participarán tanto las clases trabajadoras como las clases medias. Esto tuvo como consecuencia el despoblamiento de Las zonas rurales y el crecimiento rápido e incontrolado de las ciudades, que empeoró el hábitat y traerá consecuencias Futuras. En esta época comenzará el desarrollo turístico y la llegada de turistas, unido a la emigración y al establecimiento De multinacionales, permitieron a los españoles ponerse en contacto con otras formas de vida y nuevos modos de Comportamiento político y social, en las que la concepción cristiana y tradicional es sustituida por una más materialista Basada en el placer, la permisividad y el consumismo. Además, las corrientes secularizadoras provocaron que la España nacionalcatólica fuera cada vez más marginal.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.