Bienio radical cedista

Share Button

14. 4 La Segunda República: El bienio radical-cedista. La Revolución de 1934. Las elecciones de 1936 y el Frente Popular

3. Bienio derechista o radical-cedista (Noviembre 1933- Febrero 1936)


Tras la dimisión de Azaña, Alcalá-Zamora entregó el gobierno a Lerroux y, pocas semanas más tarde, a Martínez barrio. Su objetivo era la convocatoria de nuevas elecciones, por entender que las Cortes Constituyentes ya no representaban la opinión política de la ciudadanía. En las elecciones de 1933 la abstención de los anarquistas,la división de los partidos republicanos y el voto femenino dan el triunfo a las organizaciones de derecha.
Los socialistas amenazaron con la revolución en caso de que La CEDA entrara en el gobierno. El 16 de Diciembre seformó un Gobierno radical con Lerroux, con el apoyo de la CEDA a condición de emprender un programa de rectificación de la acción legislativa del Bienio progresista.Hasta Octubre de 1934 la gestión de los radicales fue difícil: crisis ministeriales, abandono -en Abril- de Martínez Barrio ante el tinte derechista que iba adquiriendo la acción de gobierno del partido y la mediatización en aumento de la CEDA.El gobierno paralizó la reforma agraria y derogó las leyes que beneficiaban a los jornaleros, decretó la libertad de contratación y de fijación de salarios en el campo.

_

Los caciques y propietarios, con el apoyo de la Guardia Civil, recuperaron el control en muchos pueblos, lo que produjo una huelga general de campesinos organizada por la UGT a partir del 5 de Junio que, duramente reprimida, acarreó el cierre de Casas del Pueblo y de periódicos socialistas._ La reforma militar también se detuvo y se colocó a oficiales manifiestamente antirrepublicanos en puestos claves(Goded, Cabanellas, Mola, Franco)._ Se paralizó la secularización de la enseñanza y las Cortes fijaron derechos pasivos para el clero._ También se enfrentó a los movimientos nacionalistas: paralizó el estatuto vasco y durante todo el verano de 1934 se mantuvo una fuerte tensión con la Generalitat a raíz de una ley del Parlament que convertía a los arrendatarios de tierras en propietarios al cabo de doce años.En 1934 las posiciones se decantan y el país se polariza definitivamente entre “las derechas” y “las izquierdas”:Desde el verano, el PCE abandona el enfrentamiento con el PSOE con el objetivo de crear un Frente Antifascista:En Septiembre los comunistas entran en las Alianzas Obreras socialistas y comienzan a preparar en conjunto la revolución. También participará Ezquerra Republicana en Cataluña, dando un giro a la izquierda con LuisCompanys.La posible entrada de la CEDA en el gobierno se identificaba desde la izquierda con el triunfo del fascismo.Cuando, tras una crisis ministerial del gobierno radical, el 4 de Octubre se formó Gobierno con tres cedistas, los dirigentes socialistas dieron la orden de huelga. 

La revolución de Octubre de 1934

El 5 de Octubre el paro fue general en todas las ciudades del país, no en el campo desmovilizado tras la huelga de Junio. Pero en Asturias la movilización se convirtió en insurrección armada revolucionaria. En dos días controlaron toda la provincia, destituyeron a las autoridades y tomaron Oviedo. Además organizaron los suministros, losservicios sanitarios y la vigilancia y mantuvieron la producción en la siderurgia. El general Franco con las tropas de la Legión, que desembarcaron el día 10, comenzó a reconquistar la zona frente a una resistencia feroz. Finalmente, el día 19 se pactó la rendición.En Madrid el movimiento fracasó por la rápida reacción del gobierno y dirigentes socialistas y comunistas fueron detenidos. En Cataluña, el apoyo del propio Companys hizo triunfar por unas horas la revolución, aquí ligada a la reivindicación nacionalista; pero dos días después el general Batet consiguió la rendición del gobierno catalán.En el resto del país, tras un paro total en los primeros días y conatos de insurrección donde los socialistas eran mayoría, hacia el día 12 la insurrección quedó sofocada.
El balance fue durísimo, miles de muertos y heridos en ambos bandos, fusilamientos sin juicio y 30.000 detenidos.
Como consecuencia, la vida política del país se polarizó en el enfrentamiento ante las represalias.
En Marzo de 1935 Lerroux firmó los indultos de 19 revolucionarios condenados a muerte, y la CEDA abandonó el gobierno, aunque un mes después volvería con Gil Robles en la cartera de Guerra.En 1935 se gestaron las dos grandes coaliciones que se enfrentaron en las siguientes elecciones:La derecha antirrepublicana se uníó en el Bloque Nacional, que defendía un Estado autoritario y corporativo (Calvo Sotelo, Ramiro de Maeztu). Junto con la CEDA, contactaron con los generales Fanjul o Goded para sondear la posibilidad de un Golpe de Estado, pese a que Gil Robles se presentaba públicamente como defensor de larepública.También se acercaron las fuerzas de izquierda, burguesa y obrera, lideradas por Azaña, reclamaban la disolución de Cortes y nuevas elecciones; y en el PSOE se impónía la línea de Largo Caballero de entendimiento con el PCE.El gobierno radical-cedista continuó la política de rectificación:


_ Supresión del estatuto de Cataluña por su participación en la revolución de Octubre.
_ Nueva Ley de Reforma Agraria (Agosto 1935): auténtica contrarreforma, que agudizó del paro en el campo.
_ Gil Robles colocó a Franco como Jefe de Estado Mayor, y a Goded, Fanjul y Mola -proclives al Golpe de Estado- en los principales puestos de mando, acentuando las sospechas de la izquierda y del presidente de la República.
La crisis definitiva se desencadenó cuando estalló el escándalo del straperlo: Una autorización hecha por algunos cargos radicales del gobierno, a cambio de sobornos, a un fabricante holandés para introducir en casinos españoles una máquina de juego. Como consecuencia, Lerroux y los radicales perdieron todo crédito. Nuevos escándalosacabaron en una crisis continua, con varios intentos de gobierno de concentración. Finalmente, en Enero de 1936, Alcalá Zamora disolvíó las Cortes y convocó elecciones.Se perfilaron dos bloques electorales: las izquierdas y las derechas.El 15 de Enero se firmó el Pacto del Frente Popular con un programa mínimo: amnistía y continuación de las reformas del bienio progresista. Al Pacto se unieron: Izquierda Republicana, Uníón republicana (Martínez Barrio), PSOE, PCE, Partido Obrero de Unificación Marxista (POUM), UGT. La CNT no participa pero no pide la abstención. La coalición de derechas se formó entre el Bloque Nacional -de predominio monárquico- y la CEDA ,fundamentada en la negación de la revolución, el rechazo del marxismo y la amenaza que para el país significaría la victoria del Frente Popular. Falange se mantuvo fuera de la coalición.
La campaña y las elecciones se celebraron con bastante orden y una participación masiva. Vencíó el Frente Popular con un 34% de los votos -263 escaños- sobre todo de las grandes ciudades, en el Sur y en la periferia; la coalición de centro-derecha obtuvo el 32% -210 escaños- en el Norte y las zonas de interior. è El mapa político quedó divididoen dos tendencias antagónicas, estabilizadas y prácticamente iguales

4. Gobierno del frente Popular (Febrero-Julio 1936)


Azaña formó apresuradamente gobierno con los republicanos de izquierda y puso en marcha una amplia amnistía, restablecíó el Estatuto de Cataluña, envió a los generales sospechosos lejos de Madrid (Franco a Canarias, Goded a Baleares, Mola a Pamplona).
Pero a la vez, comenzaron las ocupaciones y puesta en práctica de la reforma agraria. Para legalizar la situación, el 20 de Marzo un Decreto del gobierno autorizaba al IRA la expropiación y explotación inmediata de fincas, manteniendo sus propietarios la propiedad hasta la indemnización. El 15 de Junio se restablecía la Ley de Bases de
Reforma Agraria de 1932, con trámites simplificados.
Pese a la rapidez de su actuación, el gobierno se vio cogido entre dos fuegos: la derecha, que pasó abiertamente a la conspiración y la izquierda obrera, que en vez de apoyar al gobierno se dejó arrastrar a la radicalización y a responder a las provocaciones.Constituidas las Cortes el 7 de Abril, destituyeron a Alcalá Zamora como Presidente (art. 81 de la Constitución 31) y el 10 de Mayo Azaña es elegido Presidente, y Casares Quiroga forma gobierno con Uníón Republicana e Izquierda Republicana.Continúan las reformas y comienza la tramitación de los estatutos gallego (aprobado en Junio de 1936) y vasco (aprobado en Octubre de 1936).Toda la primavera estuvo marcada por enfrentamientos constantes en las calles y universidades entre falangistas y milicias socialistas, comunistas y anarquistas en una dinámica de acción-represión que provocó una escalada de violencia, a la que se unen las huelgas obreras.Por entonces, la conspiración militar está en marcha: los principales líderes políticos de la derecha (Gil Robles, Calvo Sotelo, Saínz Rodríguez, Primo de Rivera) que buscan apoyo exterior -Mussolini-, los representantes de la oligarquía económica -propietarios agrarios, grupos financieros- (March, Gamazo) dispuestos a financiar el golpe y los generales antirrepublicanos (Mola, Varela, Goded, Fanjul, Franco -dudoso-…) contactaron para preparar el golpe previsto en principio para el 20 de Abril, que fracasó por falta de coordinación. Es entonces cuando Mola comienza a planificar la insurrección.El asesinato el 12 de Julio de un oficial de la Guardia de Asalto, fue respondido en la madrugada del 13 con el asesinato de Calvo Sotelo (Bloque Nacional), lo que recrudecíó los rumores de golpe y parece que decidíó a Franco a participar. Ante ello, Casares Quiroga se mantuvo inactivo, incluso ante la rebelión de Marruecos el día 17, creyendo que se trataba de un hecho aislado y condenado al fracaso. Dos días después, la Guerra Civil era un hecho.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.