El desastre del 98

Share Button

GUERRA COLONIAL Y CRISIS DEL 1898


LA GUERRA DE LOS DIEZ AÑOS (1868 – 1878)


En 1868 se produjo una sublevación popular dirigida por Manuel de Céspedes al grito de ‘’Cuba Libre’’, llamada Guerra de los Diez Años.
En ella los cubanos exigen la autonomía  de la isla. Alfonso XXII envía al general Martínez Campos que consigue un acuerdo con los cubanos que plasma en la firma de la Paz de Zanjón.
En ella se promete la concesión de la autonomía, la abolición de la esclavitud y la libertad de comercio.
José Martí fundó el Partido Revolucionario Cubano, cuyo objetivo era conseguir la independencia y de inmediato contó con el apoyo exterior especialmente de EEUU.             

LA GUERRA COLONIAL (1895 – 1898)

En 1895 se produjo un levantamiento independentista en Cuba (grito de Baire) La guerra se debíó a la maduración del movimiento independentista cubano pero también a los errores cometidos por España ya que pese a lo dispuesto en la Paz de Zanjón el gobierno español fue retrasando la concesión del régimen de autogobierno.

La guerra cubana atravesó varias fases


Inicialmente el Gobierno español intentó una política de negociación y envió de nuevo al general Martínez Campos a la isla. Pero este fracasó y tuvo que regresar a España tras negarse a aplicar medidas represivas sobre la población civil.  La situación militar se agravó al sumarse una segunda insurrección popular, esta vez en Filipinas.

Se decide enviar a la isla al general Weyler, experto conocedor de Cuba que recuperó todo el territorio y envió a los insurrectos a las montañas. Para evitar que la población rural apoyase a los independentistas creó centros de internamiento de civiles, forzando a miles de ancianos, mujeres y niños a abandonar sus pueblos recluyéndolos en asentamientos obligatorios bajo vigilancia para que no pudieran ayudar a los guerrilleros.

LA INTERVENCIÓN DE Estados Unidos

Fue en ese momento cuando los EEUU decidieron intervenir, ya que la presión pública presionaba a favor de la guerra.  El incidente que propició el estallido de la misma fue la explosión del acorazado estadounidense Maine, anclado en la bahía de La Habana, que causó gran número de muertes. Hoy se sabe que la explosión fue por un problema de sus calderas, pero en aquel momento se acusó a España de sabotaje. La flota norteamericana marchó sobre Manila y en apenas tres horas aniquiló la escuadra española en la batalla de Cavite.
Una escuadra mandada por el almirante Cervera partíó hacia Cuba pero fue rápidamente derrotada en la batalla de Santiago, donde se enfrentaron barcos desvencijados contra modernos navíos americanos. En 1898, se firmó la Paz de París por la cual España renunciaba definitivamente a Cuba, cedía a EEUU las Islas Filipinas, Puerto Rico y la isla de Guam.

LAS CONSECUENCIAS DEL DESASTRE


La derrota y consiguiente pérdida de las colonias fueron conocidas en España como el ‘’DESASTRE DEL 98’’.
La derrota de la escuadra española casi sin combate, la superioridad norteamericana y la rapidez con que se cedíó el resto del Imperio causaron una gran impresión en España. Tras la rápida derrota, a las preocupaciones de los industriales y exportadores vinculados con Cuba y Filipinas, se unen el pesimismo y malestar del Ejército, y en muchos grupos populares surge la sensación de haber sido traicionados por no saben quién. Algunos sectores de la clase media se plantean por qué ha ocurrido esta desgracia.  
CONSECUENCIAS del desastre hay que destacar: 

Pérdidas humanas

Se calcula que las guerras causaron 120.000 muertes..
Pérdida de los ingresos procedentes de las colonias.

Desprestigio militar

El ejército fue acusado por parte de la población de tener responsabilidad en el desastre.  Esto aumentó en las primeras décadas del Siglo XX y culminó  con el Golpe de Estado de Primo de Rivera en 1923.

Crisis política, moral e ideológica

Hizo tambalearse al sistema de la Restauración. La derrota sumíó a la sociedad y a la clase política española en un estado de desencanto porque significaba la destrucción del mito del Imperio  español.             

EL REGENERACIONISMO

El desastre del 98 puso al descubierto de modo brutal el atraso social y económico que sufría la España de la Restauración. Una de las primeras consecuencias de la pérdida de las últimas colonias fue la creación de una corriente de opinión muy amplia a favor de la regeneración de España, Regeneración que habría de acometerse en todos los órdenes: político, económico, social e intelectual. Se produjo, pues, el Regeneracionismo, un movimiento intelectual y social crítico con el sistema de la Restauración y sus prácticas políticas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.