El nacionalismo catalán de Prat de la riba

Share Button

2.LOS MOVIMIENTOS SOCIOPOLÍTICOS:

2.1-EL REGENERACIONISMO

2.2-EL REPUBLICANISMO

2.3-EL REGIONALISMO

2.4-EL MOVIMIENTO OBRERO

2.1. El Regeneracionismo

La sociedad exigía un cambio, una «regeneración» del país, sustituyendo la política de la Restauración que protegía los intereses de la oligarquía, por una política que defendiese los intereses del país y fomentase la riqueza con obras públicas, que impulsase la enseñanza y modernizase el país. Nuevos líderes políticos, dentro del sistema, como Maura, Canalejas, Romanones, pedían reformas. A ellos se unirá el Regeneracionismo de Joaquín Costa  y la Uníón Nacional, que pedían medidas contra el analfabetismo, el caciquismo, la ruralización, y el atraso económico. Algunas de estas reivindicaciones tuvieron respuesta en la creación del primer embrión de Seguridad Social (1903).   

Además de Costa hay un grupo de escritores, la generación del 98, con una gran preocupación por España y su atraso, pero que no hacen propuestas concretas: Unamuno, Valle-Inclán, Baroja, Machado, Maeztu, Azorín,…Sin embargo el Regeneracionismo fue frenado por los problemas de la Hacienda Pública y la oposición de la Iglesia, ejército, y el obrerismo radical.

2.2. Los republicanos

Se dividirán en los llamados Unitarios reformistas de Castelar, que participarán en el sistema canovista desde la década de los 80, los Federales obreristas de Pi y Margall y los Demócratas revolucionarios de Ruíz Zorrilla. El republicanismo fue legalizado en 1881 y en general se caracterizan por defender un Régimen republicano bajo el lema de “progreso”, “modernidad”, “paz”. El servicio militar obligatorio y universal, la educación pública,  medidas sociales, expropiación de fincas no cultivadas, les hacen obtener gran cantidad de votos entre las clases populares. El caciquismo y el fraude electoral, sin embargo, les impiden tener una representación importante en las Cortes.

2.3. Los Regionalismos o nacionalismos

El Nacionalismo del Siglo XIX inicia su transcurrir histórico a principio de siglo, con Napoleón, el Romanticismo, y el Historicismo alemán.

En España se inicia con movimientos regionalistas que exaltan las costumbres, culturas regionales y lenguas, contra la cultura oficialista hispana responsable, según los nacionalismos periféricos ( que serían el gallego, catalán y vasco) del analfabetismo y de la escasa integración y articulación interregional.

CATALUÑA.

En Cataluña surgíó la Renaixença  en los años 30,  con la promoción de la lengua, la cultura, y el Derecho y las tradiciones catalanas .  Aparecíó, también, el monasterio y la Virgen de Montserrat como símbolo de Cataluña. La publicación de “Lo catalanismo” de Almirall en 1886, y “El Compendio de la doctrina nacionalista” de Prat de la Riba.

En 1882 nace el Centre Catalá de Valentí Almirall, que propónía una autonomía de gobierno dentro de un Estado Federal,  defendía el desarrollo y la modernidad.

En 1887 se funda la Lliga de Catalunya, en la que militan conservadores católicos, monárquicos, pero partidarios de conseguir una autonomía.

La exposición universal de Barcelona de 1888  hizo posible una confederación de todos los grupos nacionalistas, naciendo la Uníón Catalanista (1890), liderada por Prat de la Riba, y en cuyo seno se aprobaron las Bases de Manresa de carácter tradicionalista y liberal.

La renuncia voluntaria de la Uníón Catalanista a la participación política, llevó a Prat de la Riba, Cambó entre otros, a crear un nuevo partido que reuniese las aspiraciones y reivindicaciones de la burguésía descontenta con el sistema canovista. Así nacíó el nuevo partido de la burguésía catalana industrial: la Lliga Catalana (1901), partido , catalanista y conservador, que integraba  al clero,la patronal y la pequeña y mediana burguésía.

PAÍS VASCO.

En 1840 la prohibición de los fueros vasco-navarros, aunque manteniendo determinadas prerrogativas, inició el desarrollo de un sentimiento nacionalista reivindicativo.

En 1876, después de la tercera guerra carlista, el gobierno de Cánovas decreta la supresión definitiva de los  fueros, aunque concediendo un “Concierto Económico” que garantizaba la autonomía fiscal. La defensa de los fueros se convirtió en el desencadenante del sentimiento nacionalista vasco, a pesar de que la burguésía apoyaba el Concierto Económico, que implicaba una autonomía fiscal para las provincias vascas y Navarra.

Los intransigentes defensores de los fueros, muchos de ellos ex carlistas, pronto unirán a la defensa de los fueros  la reivindicación de las esencias vascas.Sabino Arana, ultra católico y reaccionario,  los lidera y crea el nacionalismo moderno vasco a final de siglo, bajo el lema “Dios y Ley Vieja”. Arana exaltará la religión católica, la enseñanza del euskera, la ruralidad vasca, y desarrolla una ideología nacionalista impregnada de anti españolismo, racismo y xenofobia. En 1895 funda el PNV  reivindicando la independencia y la unidad con Navarra y territorios franceses. De laSota heredará el liderazgo de Sabino Arana, pero desde unos presupuestos más moderados que le llevan a reivindicar la autonomía y no la independencia. Será este moderantismo el que atraiga definitivamente a la burguésía vasca a la militancia en el PNV a principios del Siglo XX.

Galicia

En el resto de España podemos destacar otros movimientos nacionalistas que no derivaron en la creación de partidos políticos en esos momentos. Por ejemplo, el galleguismo, iniciado con la literatura costumbrista de Emilia  Pardo Bazán  y la poesía en gallego de Rosalíade Castro. Estas dos autoras inician lo que conocemos como la Renaixenxa gallega. Posteriormente Manuel Muguía y Alfredo Brañas teorizarán sobre el hecho diferenciador gallego, creando el galleguismo político y cultural, pero que no cristalizó en un partido político, aunque desde diferentes medios reivindicarán una autonomía política no independentista.

2.4 El Movimiento obrero

El inicio del movimiento obrero se produce en el reinado de Isabel II, pero hasta el sexenio revolucionario no tuvo cierta entidad.

Tras la primera república el movimiento obrero   se dirigíó a las dos ideologías llamadas a tener gran importancia; el anarquismo y el socialismo. Con la llegada de la Restauración, las organizaciones obreras conocieron una gran represión y tuvieron que refugiarse en la clandestinidad.Con el ascenso de los liberales esta represión se relajó y en 1887 promulgaron la ley de asociaciones que las devolvíó a la legalidad.
El movimiento obrero se fue radicalizando hasta convertirlo en uno de los más violentos y radicales de Europa
. En 1879 Pablo Iglesias fundó clandestinamente en Madrid el PSOE, declarándose marxista y revolucionario. El programa ideológico del PSOE tenía tres aspectos fundamentales:

A.-La posesión del poder político por la clase trabajadora. Se trataba de eliminar la propiedad privada y convertirla en colectiva, lo que Marx denominaba la dictadura del proletariado.

B.-La consecución de la Sociedad sin clases, como segunda fase. Una vez consolidada la dictadura de proletariado.

C.-Una serie de medidas políticas y económicas de inmediata realización para alcanzar el fin propuesto. Entre estas medidas destacaban la consecución del derecho de asociación y de reuníón, la libertad de prensa, el sufragio universal, la jornada laboral de ocho horas, la educación para hombres y mujeres o la consecución de un salario igual para hombres y mujeres.


Al principio el PSOE no tuvo mucha importancia, ni aceptación, hasta la aparición en 1886 del periódico “El Socialista” y la fundación en 1888 del sindicato UGT. A partir de 1891, con la implantación del sufragio universal, el PSOE concentró sus esfuerzos en la política electoral. Aunque a nivel municipal los resultados fueron buenos, a nivel nacional no consiguieron escaños hasta 1910, que gracias a la coalición con los republicano-socialista,  Pablo Iglesias obtuvo el Acta de diputado.


España se convertirá en el país de Europa en el que más éxito tuvo el Anarquismo,sobre todo en Cataluña y Andalucía La llegada de las ideas anarquistas dotó a los campesinos de un programa claro y sencillo, comprensible para una población analfabeta, recelosa y mal alimentada. Frente a la participación política de los socialistas, los anarquistas promulgaban la acción directa a través de la huelga. A principios de los años ochenta se produjeron en el campo gaditano robos, incendios y algún atentado contra los terratenientes, la policía informó en 1883 del descubrimiento de la sociedad secreta «La Mano Negra», pese a que los anarquistas desmintieron cualquier relación con ella, el caso es que, excusándose en su persecución, las fuerzas de seguridad lanzaron una gran represión a los anarquistas, con detenciones, torturas y sentencias de penas de muerte. A finales del Siglo XIX el anarquismo se escindíó en dos tendencias;

  1. los partidarios de la acción pacífica y

  2. los de la propaganda por el hecho o terrorismo
    . Estos causaron mucho daño al anarquismo y a toda España.

Se sucedieron los atentados a los personajes políticos (Cánovas o Martínez Campos) a la burguésía (bomba del Liceu) o la Iglesia (bomba en la procesión del Corpus Cristi). Los atentados fueron seguidos de una gran represión y provocaron una espiral de violencia basada en una dinámica de acción/represión/acción. El momento clave de esta espiral fueron los procesos de Montjuic de 1897 donde fueron condenados y ejecutados cinco anarquistas. Los partidarios de la acción sindical y de masas, contrarios al terrorismo crearon en 1910 un sindicato que los agrupara: la CNT.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.