Guerra de Marruecos 1898

Share Button
GUERRA Marruecos

El desastre del 98 puso fin al imperialismo español en el momento en el que el Imperialismo de las secuencias capitalistas industriales está en su apogeo. Tras el reparto De la mayor parte de África , el territorio de Marruecos era una de las pocas regiones por Repartir en el continente. Este hecho provocó tensiones internacionales que eran en el Origen del camino que llevó a la primera Guerra Mundial. Estas potencias se reunieron en la Conferencia de Algeciras en 1906 y allí se acordó el Reparto de Marruecos entre Francia que se quedó con la mayor parte del territorio y España que se apoderó de la franja norte del país. Muy pronto aparecieron conflictos con los indígenas. El ejército enemigo estaba bajo el Liderazgo de Abad el Krim . En 1909 ocurríó el desastre del lobo cerca de Melilla donde Murieron 153 soldados españoles y unos 600 fueron heridos. En 1912 Francia y España pactaron un nuevo reparto de Marruecos para hacer frente a Las cábilas fifeñas . Al acabar la primera guerra mundial se iniciaron las operaciones Contra lossoldados dirigidos por Abad el Kim. El general
Berenguer se puso al frente de un ejército más preparado y equipado. En este Ejército destacamos los reguladores tropas indígenas y la Legión fundada por Millán Astray en 1920 a imagen de la Legión Extranjera francesa . En la Legión destacaba un Joven comandante Francisco Franco. En verano de 1921 las tropas españolas se embarcaron en una acción mal planificada Dirigida por Fernández Silvestre. Los choques de las cábilas sufrieras condujeron a una Retirada desordenada y la masacre de las tropas españolas. Se trataba en el desastre Annual que costó más de 13000 muertos entre ellos Fernández Silvestre. El desastre de Annual provocó una terrible lesión en una opinión pública contraria a la Guerra hubo protestas y los socialistas y republicanos se apresuraron a la reclama el Abandono del país La presión de la opinión pública llevo a la formación de una comisión militar que Investigará sobre los acontecimientos. Su resultado fue el expediente Picasso informe Sobre todo por el general de división Juan Picasso este expediente ponía en evidencia Enormes iregularizaciónesy corrupción e ineficacia del ejército español enviado a África. El expediente no llego a suponer responsabilidades políticas ni criminales .

  • El impacto de la 1ª Guerra Mundial.
 El estallido de la Primera Guerra Mundial en Agosto de 1914 supuso un punto de no retorno en la Crisis del sistema político. El día 7, una vez generalizado el conflicto en Europa, aparecíó un decreto en La Gaceta en el cual se afirmaba que el gobierno se creía “en el deber de ordenar la más estricta Neutralidad a sus súbditos españoles”. ¿Cuáles eran las razones de esa decisión?  En primer lugar, la política aislacionista y carente de objetivos claros heredada del siglo anterior y Agudizada tras el Desastre, había mantenido al país al margen de las dos grandes alianzas europeas En liza (los Imperios centrales y la Entente), de la lucha por los mercados coloniales y de la carrera De armamentos (pese al programa naval de Maura de 1908).  En segundo lugar, estaba el convencimiento de la propia debilidad diplomática, económica y militar, Que dejaba al país indefenso ante las potencias. Los políticos españoles juzgaban inútil una Intervención para apoyar a ninguno de los dos bandos. Como se ve, eran razones negativas: España se declaraba neutral no en función de una decisión Reflexiva y libre, sino a causa de su propia debilidad y como única decisión posible. Ahora bien, si el acuerdo sobre la neutralidad oficial fue prácticamente unánime (sólo Lerroux y Algunos otros personajes defendieron seriamente la intervención), el apoyo más o menos declarado a Cada uno de los bandos sí generó un grave y cada vez más agrio enfrentamiento entre quienes se Llamaron “aliadófilos” y “Germánófilos”, partidarios de apoyar respectivamente a la Entente o a los Imperios Centrales. Desde el inicio mismo de la guerra, se multiplicaron los análisis desde la prensa, los Libros, las conferencias y mítines políticos, los discursos parlamentarios, y las discusiones en las Tertulias y cafés. Aunque no debe exagerarse la importancia de la disputa, circunscrita a sectores Políticos, militares, intelectuales y, en general, a la opinión pública urbana, lo cierto es que fue subiendo De tono a lo largo del conflicto y generó una polarización entre los dos grupos, cada vez más empeñados En la defensa apasionada de sus bandos respectivos. De manera general, se identificaba a los aliados con el sistema liberal y parlamentario, mientras Se atribuía al modelo “prusiano” valores de orden, disciplina, eficacia y conservadurismo. Casi todos los Partidos y también la mayoría de los intelectuales de los sectores financieros y de los grupos de opinión Progresista apoyaban al bando aliado. Por su parte, los “Germánófilos” eran mayoritarios entre los Oficiales, el clero, la aristocracia y los terratenientes, así como entre sectores próximos al carlismo. Más decisivas fueron las consecuencias económicas de la guerra. La posición de no beligerancia En una Europa inmersa en el conflicto proporciónó una oportunidad única para el desarrollo de la Economía española.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.