Imperio austro-húngaro y los Balcanes, en Polonia, Finlandia, Irlanda y alsacia y lorena.

Share Button

Son las más destacadas. Los países europeos necesitan materias primas baratas para abastecer 
sus industrias, y estos países subdesarrollados son los que producen esas materias. Además
buscan un lugar donde colocar los productos industriales sobrantes, es decir, buscan 
mercados. Para algunos autores la conquista de estos territorios es también una válvula de 
escape para el fuerte crecimiento de la población como consecuencia de la revolución 
industrial, la presión demográfica hace que “sobre” gente y que muchos se vayan a vivir a 
estos nuevos territorios. 
b) Políticas
La exaltación del nacionalismo lleva a intentar imitar la grandeza de los grandes imperios del 
pasado, esta idea se convierte en una obsesión para los países colonizadores. El colonialismo 
es cuestión de prestigio nacional, todos los países se juegan mucho en Europa y todos quieren 
ser la potencia más fuerte del continente, para ello el conquistar nuevos territorios se 
convierte en una ocasión propicia para realizar grandes empresas militares y nuevas glorias 
para la patria. La burguésía en el poder utilizará esta potente arma (el nacionalismo) para unir 
a todo el pueblo frente a la nacíón rival. El conquistar territorios es una manera de ser fuertes 
y temidos. Por otra parte existen motivos estratégicos que hacen que una potencia se apodere 
de un territorio clave para el control de las rutas comerciales o para impedir el acceso a una 
zona del enemigo. 
c) Demográficas
El espectacular aumento de la población europea como consecuencia de las revoluciones 
industriales hace que unos cuarenta millones de personas se desplacen a nuevos territorios. En 
muchos casos la ocupación militar de un territorio se produce después de un asentamiento de 
pobladores. Como vemos el poblar nuevos territorios se convierte en una válvula de escape 
para aliviar la superpoblación del viejo continente. 


D) Ideológicas

Como causas ideológicas que favorecen la expansión colonial encontramos los motivos 

religiosos. Un gran número de misioneros católicos y protestantes acuden a evangelizar estas 

tierras para lograr la “salvación” de la población nativa, considerada como salvaje. Estos 

misioneros serán la avanzadilla de una posterior ocupación militar. También hay 

organizaciones humanitarias que tratan de ayudar a estos pueblos llevándoles los adelantos de 

la sociedad industrial: máquinas, medicinas… Por otra parte hemos de señalar el interés que


Crisis de los Balcanes:La denominada “cuestión de Oriente” se desarrolló en la zona de los Balcanes, ocupada por el

Imperio turco, cada vez más débil. Distintos pueblos (Serbia, Grecia, Rumanía, Bulgaria) se

levantaron contra los turcos y lograron la independencia. La debilidad turca alentó las

ambiciones de los Imperios austrohúngaro y ruso en esa zona.

En 1908 el Imperio austrohúngaro se anexiónó Bosnia – Herzegovina, lo que provocó la

protesta de Serbia. Pero la falta de interés del resto de potencias, obligaron a los serbios a ceder.Con Alemania se firmará el tratado de Versalles. Es el tratado más importante de todos los 
que se firmaron, ya que Alemania era el país más importante de los imperios centrales. A 
Alemania se le considera la única responsable de la guerra y por tanto se le impondrán 
fuertes sanciones. A la hora de tratar a Alemania había dos posturas, la francesa que era de 
intransigencia y dureza y la de Gran Bretaña y Estados Unidos que era más flexible. Desde 
el punto de vista territorial Alemania va a perder Alsacia y Lorena que pasarán a Francia. 
Entregará a Bélgica dos ciudades fronterizas: Eupen y Malmedy. En la zona oriental tiene 
que ceder parte de la Prusia Oriental a Polonia y reconocer a Danzig y Memel como 
ciudades libres para que Polonia tenga salida al Báltico. Fuera de Europa perderá sus 
colonias que pasarán a Gran Bretaña y Francia. Desde el punto de vista militar sufrirá graves 
sanciones, el ejército alemán no podrá contar con más de 100.000 hombres y se abolirá el 
servicio militar obligatorio. Francia, como garantía para su seguridad, impone que la zona al 
este del Rhin (Renania) permanezca desmilitarizada. Desde el punto de vista económico a 
Alemania se le exigíó una indemnización de guerra que ascendía a 220 millones de marcos, 


una cifra desorbitada y que originará continuas tensiones con los franceses que recibirían la 

mitad de ese dinero, cuando Alemania no pueda pagar esa cantidad anual en 1923, Francia 

ocupará la cuenca del Ruhr para cobrársela en carbón. 

Como consecuencia de todas estas imposiciones los alemanes más que del tratado de 

Versalles hablarán del dictado de Versalles, los representantes alemanes son aislados, no les 

ha escuchado sus objeciones y el país entero ha sido humillado aunque se haya preservado su 

unidad territorial. Fruto de todo esto es un ansia de revancha y esto será una de las causas de

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.