La proclamación de la primera república española fue la salida mas fácil ante la renuncia de amadeo de Saboyá

Share Button

Ema-6 EL SEXENIO Democrático (1868-1874)


1.LAS CAUSAS DE LA Revolución

1.1 La crisis económica

El último periodo del reinado de Isabel II caracterizado por una fase de expansión económica que afecto a toda Europa. En 1866 se hizo patente el inicio de una importante crisis económica, la recesión se manifestó a un nivel financiero e industrial y constituyo la primera gran crisis del sistema capitalista a nivel internacional una crisis de subsistencias que tuvo importantes consecuencias en las condiciones de vida de las clases populares.

La crisis financiera por la bajada del valor de las acciones en Bolsa se origino a raíz de la crisis de los ferrocarriles. La construcción de la red ferroviaria implico una gran inversión de capitales en Bolsa, al comenzar la explotación de las líneas el transporte de mercancías y viajeros tuviese una gran demanda y el valor de las acciones de desplomo.

La crisis financiera con una crisis industrial sobre todo en Cataluña, la industria textil se abastecían en gran parte con algodón importado de Estados Unidos la Guerra de Secesión americana la importación de esta materia prima provoco un periodo de hambre de algodón el sector algodonero no pudieron afrontar el alza de precios en un momento en el que descendía la demanda de productos textiles a la crisis económica general y al fuerte aumento de los precios de los alimentos provocado por la crisis de subsistencias.

La crisis de subsistencias la causo una serie de malas cosechas que dieron como resultado una escasez de trigo alimento básico de la población española los precios empezaron a subir tan solo dos años del trigo aumento en un 65% el coste del pan sufríó el consiguiente aumento y lo mismo ocurríó con otros productos básicos, la combinación de ambas crisis, la agrícola y la industria, agravo la situación, el campo, el hambre condujo a un clima de fuerte violencia social. La consecuencia fue una oleada de para que provoco un descenso del nivel de las clases trabajadoras.

1.2 El deterioro político

Gran parte de la población española tenía motivos de descontento contra el sistema isabelino. Los grandes negociantes reclamaban un gobierno que tomase medidas para salvar sus inversiones en Bolsa los industriales exigían proteccionismo y los obreros y campesinos denunciaban su miseria la revuelta de sargentos del cuartel de San Gil y de su dura represión. O’Donnell fue apartado del gobierno los siguientes gabinetes del Partido Moderado continuaron gobernando por decreto: cerraron las Cortes oídos sordos a los problemas del país. La imposibilidad del acceder al poder por los mecanismos constitucionales el Partido Progresista dirigido por Prim, practico una política de retraimiento se negó a participar en las elecciones y defendíó la conspiración como único medio para poder gobernar la misma posición se situaba el Partido demócrata de modo que ambos partidos firmaron el Pacto de Ostende , ciudad belga, con la voluntad de unificar sus actuaciones para acabar con el moderantismo en el poder, el compromiso propónía el fin de la monarquía isabelina y dejaba la decisión sobre la nueva forma de gobierno en manos de unas Cortes constituyentes serian elegidas por sufragio universal tras el triunfo del movimiento insurreccional. El pacto se adhirieron los unionistas tras la muerte de O’Donnell adhesión fue fundamental para el triunfo de la revolución y para definir su carácter los unionistas aportaron una buena parte de la cúspide del ejercito contaban con muchos de sus altos mandos el carácter conservador y opuesto a todo cambio social de los unionistas contrarresto el peso de los demócratas y redujo el levantamiento de 1868 a un simple pronunciamiento militar las proclamas y los manifiestos hablaron de revolución y utilizaran las reivindicaciones de libertad y justicia social.


2.LA Revolución DE SEPTIMEBRE DE 1868

2.1 La revolución del 68 y el Gobierno provisional

La escuadra concentrada en la bahía de Cádiz, al mando de Juan Bautista Topete, protagonizo un alzamiento militar el gobierno de Isabel II. Prim, exiliado en Londres, y Serrano desterrado en Canarias se reunieron con los sublevados y rápidamente consiguieron el apoyo de la población gaditana se pedía a los ciudadanos que acudiesen a las armas para defender la libertad, el orden y la honradez.

El gobierno de la reina Isabel II se apresto a defender el trono con las armas. Madrid un ejército para enfrentarse con los sublevados reagrupaban en Andalucía al mando del general Serrano encontraron en Puente de Alcolea, cerca de Córdoba 28 de Septiembre se libre una batalla que dio la victoria a las fuerzas afines a la revolución, el gobierno no vio más salida que dimitir y la reina no tuvo más remedio que exiliarse.

El pronunciamiento militar y de los hechos bélicos en la revolución tuvieron un gran protagonista, las fuerzas populares sobre todo urbanas un sector de los progresistas, demócratas y los republicanos. Muchas ciudades españolas se constituyeron Juntas revolucionarias que organizaron el levantamiento y lanzaron llamamientos al pueblo. Las consignáis eran parecidas en todos lados: demandas de libertad, soberanía, separación de la Iglesia y el Estado, supresión de las quintas sufragio universal, abolición de impuestos de consumo, elecciones a Cortes constituyentes, reparto de la propiedad o proclamación de la república.

El radicalismo de las Juntas revolucionarias no era compartido por los dirigentes unionistas y progresistas, había visto cumplido su objetivo de derrocar a la monarquía. El nombramiento de un Gobierno provisional carácter centralista. El general Serrano fue proclamado regente y el general Prim, presidente de un gobierno integrado por progresistas y unionistas que marginaba al resto de fuerzas políticas. El nuevo ejecutivo ordeno disolver las Juntas y desarmar a la Milicia Nacional, dejando bien patente que una cosa era derrocar a los Borbones y otra pretender cambios revolucionarios en el sistema económico o político.

2.2 La Constitución de 1869 y la regencia

El nuevo Gobierno provisional promulgo una serie de decreto para dar satisfacción a algunas demandas populares y convoco elecciones a Cortes constituyentes. Los comicios, celebrados en Enero de 1869 fueron los primeros en España que reconocieron el sufragio universal masculino. Dieron la victoria a la coalición gubernamental, partidaria de la formula monárquica, aparecieron en la Cámara dos importantes minorías la carlista y la republicana. Crearon una comisión parlamentaria redactar una nueva constitución.

La constitución de 1869 establecíó un amplio régimen de derechos y libertades reconocieron los derechos de manifestación, reuníón y asociación la libertad de enseñanza y la igualdad para obtener empleo. De la misma manera, se reconocía la libertad de profesar de manera pública o privada cualquier religión, aunque el Estado debía mantener el culto católico. La constitución también proclamaba la soberanía nacional emanaba tanto la legitimidad de la monarquía como los tres poderes. El estado se declaraba monarquía la potestad de hacer las leyes residía exclusivamente en las Cortes, el rey tan solo las promulgaba sus poderes quedaban bastante limitados. Las cortes compónían de un Congreso y un Senado reunirse al mismo tiempo. Las provincias de ultramar, Cuba y Puerto Rico, gozaban de los mismos derechos que las peninsulares, mientras Filipinas quedaban gobernadas por una ley especial.

Proclamada la Constitución el trono vacante , las cortes establecieron una regencia, recayó en el general Serrano mientras Prim era designado jefe de gobierno, su tarea no era fácil los republicanos mostraban su descontento con la nueva situación carlista volvían a la actividad insurreccional, la situación económica era grave y además había que encontrar un monarca para la Corona española, el nuevo gobierno fue recibido con simpatía gran parte de los países europeos, ponía fin a la larga etapa de inestabilidad política de Isabel II nuevos dirigentes parecían más adecuados para emprender las reformas económicas necesarias a fin de garantizar las inversiones y los negocios extranjeros.

2.3 El intento de renovación económica

Los objetivos de la “Gloriosa” era reorientar la política económica, se pretendía establecer una legislación que protegiera los intereses económicos de la burguésía nacional y de los inversores extranjeros, la política económica de esta etapa se caracterizo por la defensa del liberalismo y por la apertura del mercado español a la entrada del capital extranjero.

El ministro de Hacienda, Laureano Figuerola, suprimíó la contribución de consumos restablecerse para las haciendas locales con una nueva ley en 1870, la pérdida de ingresos, la contribución personal. Otro decreto establecíó la peseta como unidad monetaria, equivalente a cuatro de los antiguos reales en un intento de unificar y racionalizar el sistema monetario.

El problema más grave era el caótico estado de la Hacienda española, la deuda pública se elevaba con unos intereses anuales, mal las deudas contraídas con la banca extranjera. La crisis de los ferrocarriles solo parecía tener solución utilizando recursos públicos para subvencionar a las compañías ferroviarias, solucionar mediante la Ley de Minas, medida coherente con la liberación de la economía ofrecía unas generosas facilidades a la entrada de capitales exteriores los ingresos obtenidos de la llamada desamortización del subsuelo, se hizo frente a la devolución de los prestamos.

La liberalización de los intercambios exteriores, la ley de Bases Arancelarias ponía fin a la secular tradición proteccionista de la economía española, contó rápidamente con la oposición de los industriales algodoneros catalanes y con los cerealistas del interior


2.4 La frustración de las aspiraciones populares

La constitución de 1869 consolido un régimen político basado en los principios liberal-democráticos, que inspiraron a los impulsores de la revolución de Septiembre de 1868 frustró algunas de las aspiraciones de otros grupos políticos, especialmente muchas de las reivindicaciones de carácter popular.

La forma de gobierno monarquía disgusto a los que aspiraban establecer un régimen republicano el mantenimiento del culto y del clero aprobado por la Constitución la persistencia de las desigualdades sociales no gustaban a campesinos jornaleros y trabajadores de fabrica.

El periodo de la regencia hubo una fuerte conflictividad social se mantuvo a lo largo de todo el Sexenio, el campesinado esencialmente el andaluz y extremeño un mejor reparto de la tierra, las revueltas urbanas protestaban contra los consumos las quintas y el aumento de los precios, de igual modo, el incipiente movimiento obrero sufríó un proceso de radicalización en demanda de la mejora de las condiciones salariales y de trabajo.

Los republicanos encarnaron gran parte de ese descontento el fracaso de sus insurrecciones y la imposibilidad de conseguir por la vía parlamentaria y política los objetivos populares condujeron a que la mayoría de estos sectores se inclinasen hacia posiciones más radicales y apolíticas (internacionalismo)

Estas ideas internacionalistas llegaron a España la ampliación de las libertades públicas otorgadas por el Gobierno provisional, la apertura de fronteras y el reconocimiento del derecho de asociaciones y de libertad de imprenta, la expansión de las ideas vinculadas a la Primera Internacional una nueva etapa a la organización del proletariado y del campesinado alrededor de las nuevas organizaciones alejadas de los partidos clásicos.

3.LAS FUERZAS Políticas: EL AUGE DEL REPUBLICANISMO

3.1 El nuevo panorama político

El panorama político estuvo dominado por cuatro grandes tendencias , la derecha se situaban los carlistas aceptarían por primera vez el juego parlamentario y se presentaban a las elecciones con un programa que defendía especialmente la preeminencia del catolicismo y la monarquía tradicional, la derecha estaban también los moderados se mantuvieron mayoritariamente fieles a Isabel II y reclamaron su vuelta al trono, el apoyo de la burguésía agraria de base latifundista sus líderes empezó a destacar Antonio Cánovas del Castillo.

La conjunción monárquico-democrática agrupaba a 69 diputados unionistas dirigidos por Ríos Rosas torno a Prim, Sagasta y Ruiz Zorrilla y a unos 20 monárquicos demócratas, una forma de gobierno monárquico pero subordinada a la soberanía nacional y a un amplio respeto por las libertades públicas contaban con el apoyo de la burguésía financiera e industrial las clases medias urbanas, amplios sectores del ejército y de numerosos intelectuales y profesionales liberales.

A la izquierda el Partido Republicano Federal dirigidos por Pi y Maragall y Figueras un sistema de pactos libremente establecidos entre los distintos pueblos o regiones histórico- culturales una nueva forma de articular el Estado, la forma republicana de gobierno la separación de la Iglesia y el Estado el laicismo de este se opónía a la intervención del ejército en la política y promulgaba un proyecto de transformación social que compaginaba la aplicación de los derechos democráticos con el intervencionismos del Estado, regulación de las condiciones laborales.

Republicanos federales no eran un bloque ideológicamente homogéneo dos tendencias : los benévolos y los intransigentes , los primeros controlaban la dirección del partido eran partidarios del respeto a la legalidad no defendían las insurrecciones armadas y creían que el federalismo debía establecerse impulsado por el gobierno la insurrección popular como método para proclamar la república federal y propugnaban que los distintos territorios podían declararse independientes para después pactar libremente su uníón a una república federal, un sector de los republicanos encabezados por Castelar eran conocidos como unitarios porque defendían en la forma de organización del Estado republicano.

3.2 El republicanismo federal

El republicanismo federal contaba con el apoyo de la pequeña burguésía de las clases populares urbanas y de la parte del movimiento obrero y campesino este fuera aterido por las ideas anarquistas y socialistas la cuestión social nacieron en el seno del republicanismo se crearon las primeras proposiciones de leyes protectoras de los trabajadores.

El republicanismo fue debido también al desencanto de la masa popular las reformas prometidas por los progresistas y los demócratas no se llevaban a cabo. El republicanismo se convirtió entonces en la posición política que parecía preocuparse más por la mejora de las condiciones de las clases trabajadoras y cambio social fueron realidades estrechamente asociadas en el Sexenio.

La revolución de 1868 de carácter social mucho más avanzadas que en el resto de revueltas liberales anteriores a la alta implicación de las clases populares en el proceso revolucionario. No se trataba únicamente de conseguir la participación política solucionar problemas como las condiciones de trabajo, los salarios o el reparto de tierras un amplio sector de la población, la consecuencia de estos objetivos iba ligada al triunfo de la república federal.

Los primeros levantamientos produjeron en Cádiz. Al año siguiente hubo nuevos levantamientos federalistas en Málaga, Sevilla y Valencia todos ellos, a las demandas de proclamación de la república y a la oposición a una reimplantación de la monarquía los republicanos impulsaron también diversas movilizaciones populares el injusto sistema de sorteo y redención, aunque no consiguieron su abolición.

Los republicanos federales establecieron una serie de pactos para provocar levantamientos y al mes siguiente constituyeran en Madrid un Consejo Federal a movilizar partidas federales especial implantación en Aragón, Andalucía.

Prim tuvo que recurrir al ejército para contener estos levantamientos, gobierno proclamo que el movimiento republicano federalista, actuó de manera muy descoordinada, había sido vencido.

4.EL REINADO DE AMADEO DE Saboyá (1871-1873)

La Constitución de 1869 forma de gobierno, monarquía democrática la principal tarea institucional consistíó en encontrar un monarca que sustituyese a los desacreditados Borbones.

4.1 Un monarca para un régimen democrático

Prim fue el encargado de sondear a los embajadores extranjeros y de llevar a cabo las negociaciones necesarias para establecer un consensó internacional, el rechazo de la dinastía portuguesa y la oposición de Francia, al pretendiente alemán limitaron las posibilidades, consiguió imponerse la de Amadeo de Saboyá, un hombre con una concepción democrática la monarquía y miembros de una dinastía que gozaba de gran popularidad.

El nuevo monarca fue elegido rey de España por las cortes el 30 de Diciembre, tres días antes habían asesinado al general Prim el nuevo monarca se quedo sin su valedor y consejero mas fiel. Amadeo de Saboyá fue proclamado rey, las Cortes constituyentes se disolvieron para iniciar una nueva etapa de monarquía democrática.

4.2 Las dificultades de la nueva dinastía

La nueva dinastía contaba con escasos apoyos la votación de las Cortes solo obtuvo 191 votos de los 311 diputados, satisfacía a progresistas y unionistas no todos los sectores de dichos partidos estaban de acuerdo , el rey y su esposa Victoria contaron con la clara oposiciones de la aristocracia, el clero y las camarillas cortesanas cuando el monarca mostro su intención de mantener una escrupulosa neutralidad una parte del ejercito no vinculada a progresistas ni a unionistas mostro su resistencia a expresar fidelidad fue especialmente grave cuando desencadeno el conflicto carlista o se inicio la guerra en Cuba .

Establecíó el sufragio universal y las libertades políticas, el nuevo monarca pretendía consolidar un régimen plenamente dos años del reinado de Amadeo de Saboyá dificultades constantes, los problemas económicos del Estado siendo acuciantes y hubo de recurrir a la emisión de más deuda pública, se produjo una lucha permanente entre los grupos políticos.

4.3 Una permanente inestabilidad

Amadeo el principio con la oposición de los moderados que consideraban ilegitima a la nueva dinastía y continuaban fieles a los Borbones empezaron a organizar la restauración borbónica Cánovas del Castillo fue captando a muchos disidentes unionistas y progresistas y les convencíó de que la monarquía borbónica una garantía de orden y estabilidad frente al excesivo liberalismo de la monarquía de Amadeo I , esta opción contó con los apoyos de la Iglesia a la nueva situación después del decreto de Prim que obligaba al clero a jurar la Constitución , también apoyo a los moderados la elite del dinero , régimen que legislaba en contra de sus intereses abolición de la esclavitud en Cuba , regulación del trabajo infantil.

Los carlistas , Amadeo de Saboyá dio argumentos a un sector del carlismo para volver a intentar métodos de insurrección armada , se sublevaron animados por las posibles expectativas de sentar en el trono a su candidato, Carlos VII , la rebelión se inicio en el País Vasco y se extendíó a Navarra y a zonas de Cataluña no constituyo un verdadero peligro, se convirtió en un foco permanente de problemas e inestabilidad carlismo se fue consolidando como una fuerza política de orientación ultra católica y opuesta a la nueva monarquía.

Amadeo I no contaba con el respaldo de los sectores republicanos ni de los grupos populares les daban apoyo y que aspiraban a un cambio de sistema social., se produjeron nuevas insurrecciones de carácter federalista las que se combinaba la acción de los republicanos con la influencia de las ideas internacionalistas, carácter anarquista, fueron rápidamente reprimidas, hicieron aumentar aún más la inestabilidad del régimen.

Se inicio, con el llamado “grito de Yara” un conflicto en la isla de Cuba, uno de los últimos territorios coloniales contó rápidamente con el apoyo popular al prometer el fin de la esclavitud en la isla, Aunque el gobierno impulso este proyecto y se mostro partidario de conceder reformas políticas a la isla, la negativa de los sectores económicos españoles con intereses en Cuba frustro la posibilidad de una solución pacífica al conflicto y convirtió la guerra en un grave problema.

La crisis final del reinado de Amadeo de Saboyá la desintegración de la coalición gubernamental, en dos años se formaron seis gobiernos y hubo que convocar elecciones tres veces, finalmente privado de todo Amadeo de Saboyá presento su renuncia al trono y abandono España una impresión de país ingobernable y contrario a una monarquía democrática.

5.LA PRIMERA República ESPAÑOLA (1873-1874)

5.1 La proclamación de la República

La proclamación de la Primera República fue la salida más fácil ante la renuncia de Amadeo de Saboyá, las cortes depositarias de la soberanía nacional ausencia de monarca, meter a votación la proclamación de una república fue aprobada el 11 de Febrero de 1873 presidir el gobierno fue elegido el republicano federal Estanislao Figueras.

Datos no refleja un apoyo real nueva forma de gobierno, la cámara era monárquica y su voto republicano fue una estrategia para ganar tiempo y organizar el retorno de los Borbones la República nacíó con es casas posibilidades de éxito, se evidencia en el aislamiento internacional. Salvo Estados Unidos y Suiza ninguna potencia reconocíó la República a la que veían como un régimen revolucionario que podía poner en peligro la estabilidad de una Europa burguésía y conservadora.

La República fue recibida con entusiasmo clases populares creyeron que habían llegado el momento de cumplir sus aspiraciones , federales ocuparon las corporaciones de muchos municipios y constituyeron, juntas revolucionarias desplazar de la Administración a los antiguos cargos monárquicos, Andalucía se produjo un movimiento insurreccional que pretendía dar solución al problema del reparto, el campesinado y las protestas se hicieron frecuentes, las ciudades se produjeron también amplias movilizaciones populares , el movimiento obrero, especialmente el catalán, las reivindicaciones a favor de la reducción de la jornada laboral, del aumento de salarios y de la implantación inmediata del Estado federal.

Gran parte de los dirigentes del republicanismo encargadas de poner en funcionamiento la nueva República, las aspiraciones revolucionarias de las bases de sus propio partido, los dirigentes republicanos por respetar la legalidad se exteriorizo en la disolución de las Juntas, la represión de la revueltas populares convocaron elecciones a Cortes constituyentes.

Los federales obtuvieron 344 escaños los unitarios solo dos los radicales y constitucionalistas, grupos provenientes de los antiguos progresista y demócratas respectivamente 20 y siete diputados, los Alfonsino y los representantes de los partidos monetarios amadeistas obtuvieron unos pocos escaños más, los carlistas no participaron , las victorias electorales de los republicanos, era sin embargo engañosas.

5.2 El intento de instaurar una República federal

Las cortes abrieron proclamaron la República Democrática Federal, la presidencia quedo en manos de Estanislao Figueras, las primeras medidas reformistas, suprimíó los impuestos de consumos y las quintas las aspiraciones populares más sentidas, la falta de recursos del Estado y la desorganización del ejercito provocaron su dimisión y el gobierno paso a manos de Francisco Pi Y Maragall quedo encargada de elaborar una Constitución federal para España

El proyecto de Constitución federal

En Julio presento en las Cortes el proyecto de la nueva Constitución pero prácticamente no llego a ser debatido y consiguiente tampoco aprobado, emprender importantes reformas la experiencias republicana no permitieron el desarrollo de esa legislación reformista.

La Constitución Republicana Federal de 1878 seguía la línea de la Constitución de 1869 en relación a la implantación de la democracia y al reconocimiento de amplios derechos y libertades, la República dos cámaras, el Senado y el Congreso, se declaraba la libertad de culto, la separación de la Iglesia del Estado, se ratificaba la abolición de la esclavitud, la supresión de las quintas, reformas de los impuestos, el inicio de una legislación proteccionista el ámbito laboral fueron las leyes más innovadoras.

Novedoso era la estructura del Estado, establecía que la Nacíón española estaba compuesta por diecisiete Estados , entre ellos Cuba emanaba de tres niveles, municipios , Estados regionales y Estado federal, los Estados compatibles con la existencia de la Nacíón y elaborarían sus propias constituciones , compatibles con la del Estado federal, Constitución planteaba por primera vez en el liberalismo español, un Estado no centralista y recogía tradiciones regionalistas que estarían en el origen de las futuras propuestas nacionalistas.

Los conflictos armados

La Primera República enfrentarse a graves problemas que paralizaron la acción de gobierno.

Fue una insurrección carlista, el nacimiento de la República acelerado y animado el conflicto armado, enfrentamiento unas cuantas partidas armadas a un verdadero frente abierto, un atentico ejercito el dominio de diversos territorios carlistas, el mes de Julio extendíó por gran parte de Cataluña, donde se hicieron inquisiciones hacia Teruel y Cuenca , las zonas sublevadas se fue articulando un embrión de Estado y los ayuntamientos y diputaciones se organizaron bajo principios forales e impulsaron la lengua propia y las instituciones regionales.

También continuo la guerra en Cuba continuaba extendíéndose y cuya situación la República fue incapaz de mejorar, las autoridades y funcionarios españoles en la isla eran gran parte proclives, Amadeo de Saboyá a la solución monárquica encarnada en el proyecto de restauración borbónica, actuaron al margen del poder republicano, los gobiernos intentaron dar una solución al problema cubano con el proyecto de estructuración federal consideraba Cuba y Puerto Rico como un territorio más de la Federación española.

Establecíó de la insurrección carlista y a la guerra en Cuba se añadió el obstruccionismo de los partidos monárquicos y las divisiones entre los propios republicanos socavo un régimen que tenia dificultad para dirigir a un ejército escasamente fiel al proyecto republicano.

5.3 La sublevación cantonal

La sublevación cantonal el conflicto más grave que se produjo en el breve periodo republicano y provoco la mayor situación de crisis para el gobierno, el cantonalismo era un fenómeno complejo en el que se mezclaban las aspiraciones de revolución social inspiradas en las nuevas ideas internacionalistas, la proclamación de cantones sus gobiernos autónomos y su propia legislación la consecuencia de aplicar de forma radical la estructura federal por el deseo de avanzar en las reformas sociales.

Las zonas con fuerte implantación la población radicalizada por las aspiraciones revolucionarias expandidas por los núcleos anarquistas se alzaron en cantones independientes se proclamaron los cantones de Cartagena, Sevilla, Granada, Málaga, Bailen, Castellón, Valencia, Alicante y Salamanca, los protagonistas de los levantamientos cantonalistas eran un conglomerado social artesano, pequeños comerciantes y asalariados, y fueron dirigidos los federales intransigentes , decepcionados por el rumbo de los acontecimientos de la nueva República.

El presidente Pi y Maragall se opuso a sofocar la revuelta por las armas sustituido por Nícolás Salmerón dio por acabada la política de negociaciones con los cantones e inicio una acción militar acabo rápidamente la insurrección pero dio un inmenso poder a los generales que asumieron la represión y volvíó a colocar el ejercito en el papel de único garante del orden y barrera contra la revolución social.

Salmerón al sentirse moralmente incapaz de formar las penas de muerte impuestas por la autoridad militar, la presidencia recayó entonces en Emilio Castelar dirigente del republicanismo unitario, la República inicio a partir de ese momento un progresivo desplazamiento a la derecha.

Intento aplicar una política de autoridad y fuerza para controlar los problemas que aquejaban al país, Castelar consiguió plenos poderes de las Cortes para reorganizar el ejército un crédito y gobernar el Parlamento cerrado.


5.4 El fin de la experiencia republicana

La República dio un claro vuelco conservador con el nuevo Gobierno de Castelar, había ido abandonando los pretensiones federalistas y reformistas, Castelar no tenía mayoría en las Cortes y temiendo ser destituido por la mayoría federal suspendido las sesiones parlamentarias y gobernó autoritariamente, los sectores más conservadores esta situación, un sector importante de los diputados llegaron al acuerdo de plantear una moción de censura al gobierno Castelar para forzar su dimisión, la intención de este grupo era volver a controlar el gobierno y poder devolver al régimen republicano sus planteamientos iníciales.

Se abrieron las Cortes y el gobierno de Castelar fue derrotado la formación de un gobierno de izquierda al conocer este hecho el capitán general de Castilla Manuel Pavía exigíó la disolución de las Cortes republicanas, la invasión del hemiciclo por Pavía con fuerzas de la Guarda Civil abandonaron la Cámara hubo resistencia, ni política ni popular muestra la debilidad de la República.

Una coalición de unionistas y progresistas encabezada por el general Serrano intento estabilizar un régimen republicano de carácter conservador apoyar un proyecto optado por la solución Alfonsina, la vuelta del hijo de Isabel II, Alfonso XII

El pronunciamiento militar de Arsenio Martínez Campos proclamo rey de España a Alfonso XII, El manifestó de Sandhurst redactado por Cánovas del Castillo que sintetizaba el programa de la nueva monarquía Alfonsina un régimen de signo conservador y católico que garantizaría el funcionamiento del sistema política liberal y restablecería la estabilidad política y el orden social.

















Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.