Resumen de los gobiernos radicales en argentina

Share Button

Gobiernos radicales:La ley Saenz Peña surgió a partir de algunos grupos de la elite que evaluaron la posibilidad de ampliar la participación política como manera de frenar los levantamientos armados del radicalismo y apaciguar el descontento social. A principios de 1912, se aprobó la ley que estableció el voto secreto y obligatorio para todos los ciudadanos varones mayores de 18 años. Además ordenó la utilización del padrón militar para la confección de las listas de los ciudadanos habilitados para votar. Sin estas condiciones, favorecían las prácticas fraudulentas del régimen oligárquico, ya que permitían ejercer presión sobre los votantes. Los cambios en cuanto a lo político fue que se trató finalizar con el fraude electoral;
Y en cuanto a lo social, amplió la participación ciudadana a través del voto, lo que otorgaba mayor representatividad al régimen democrático.

*Yrigoyen (1916-1922):

enfrentó la oposición conservadora de las provincias utilizando el mecanismo de intervención federal. Las medidas tomadas por Yrigoyen apuntaron a generar cambios sociales profundos. Durante la primera Guerra Mundial, Yrigoyen permaneció en la neutralidad. La guerra desencadenó un proceso inflacionario; provocó la reducción del volumen de las importaciones y el aumento de los precios de las manufacturas. Esto creó un clima económico de mucha tensión.

*Alvear (1922-1928):

fue un período económico de relativo bienestar. Se reconstruyó el mercado mundial para recuperar el modelo agroexportador. Hubo un incremento en el gasto público y eso llevó a Alvear a tomar medidas perjudiciales para los sectores dominantes. Se profundizaron las luchas internas en el radicalismo y éstos se dividieron en “personalistas” (eran los partidarios de Yrigoyen y estaban respaldados por los líderes barriales de los sectores económicos) y “antipersonalistas” (eran un grupo heterogéneo de políticos radicales. Se oponían a la figura de Yrigoyen y reclamaban mayor respeto a las atribuciones del Congreso). Se confirmó la ruptura de la UCR en 1924, cuando se fundó la Unión Cívica Radical Antipersonalista.

*Yrigoyen (1928-1930):

las divisiones internas del partido radical evidenciaron su debilidad política. La crisis económica mundial condicionó las medidas del gobierno y debilitó el apoyo electoral de los sectores medios. En 1929 la quiebra de la bolsa de Nueva York impactó negativamente en la economía Argentina porque cayeron las exportaciones de productos primarios y cesaron las inversiones extranjeras.


La Década Infame:



El golpe de estado de 1930:

alentados por los resultados electorales y el creciente descontento social, los conservadores buscaron el apoyo del Ejército para desplazar violentamente al gobierno radical. El 6 de septiembre de 1930, el general Uriburu, encabezó un golpe de estado cívico-militar que derrocó a Yrigoyen. La conspiración autoritaria dio un paso a la instauración de un nuevo régimen político oligárquico en la Argentina. Este hecho inauguró un largo período de más de 50 años caracterizado por la inestabilidad política institucional. Se produjo por problemas internos en la economía, por el impacto negativo de la crisis económica mundial y por la debilidad del gobierno radical a la hora tomar medidas frente a la crisis.
Los grupos terratenientes más poderosos pretendían asumir la dirección económica de la sociedad y restaurar el régimen político vigente entre 1880 y 1916. Este golpe era totalmente ilegal (por contravenir la Constitución) e ilegítimo (por no haber surgido de la mayoría de la población).

Denominaciones para el período:

“La década Infame” no es muy preciso cronológicamente porque no dura una década, pero si perduró por la connotación infame (sin honra ni estimación, muy malo en su especie) ya que los gobiernos de este período llevaron a cabo acciones con esta característica. Se lo llamó también como “Neoconservadurismo”, “La Restauración Conservadora” o “La Restauración Oligárquica”.

La creación de la CGT



hacia 1930, en el movimiento obrero se diferenciaban dos sectores: por un lado estaba la USA y la FORA. Por otro, se encontraban la COA y la CUSA. A pesar de sus diferencias ideológicas, la COA y la USA se unificaron y formaron la Confederación General del Trabajo (CGT). Luego de que Uriburu reprimió con dureza a las organizaciones obreras, y los gobiernos conservadores oscilaron entre la represión y la indiferencia decidieron unificarse para hacerse más fuertes frente a estas situaciones.

Fraude electoral:

para asegurarse el control de la situación y evitar que el radicalismo volviera a triunfar, la oligarquía impuso hasta 1943 la práctica sistemática del fraude electoral y la persecución a los opositores. Los conservadores lo llamaron “fraude patriótico” porque entendían que el objetivo de “salvar a la patria” justificaba el uso de métodos ilegales.


Los gobiernos conservadores (Uriburu-Justo-Ortiz-Castillo):


a partir del golpe, los sucesivos gobiernos se caracterizaron por llegar y mantenerse en el poder a través del fraude electoral, la intervención de provincias dirigidas por políticos opositores y la represión de aquellos grupos que cuestionaran su corrupto accionar o intentaran proyectos democráticos.

*Uriburu

Desplegó su proyecto autoritario y represivo. Disolvió el Congreso, intervino en la mayoría de los gobiernos provinciales, declaró el Estado de sitio e impuso la ley marcial. Su gobierno fue débil.

*Justo:

durante su gobierno se mantuvieron las formas institucionales y se permitió el funcionamiento del Poder Legislativo. Uno de sus mayores problemas políticos fue la corrupción presente en las diferentes esferas del poder. Recurrió al fraude y la intervención de las provincias que estaban en manos de opositores. Esta práctica ilegal e ilegítima la llamaban “fraude patriótico” y argumentaban que su objetivo era salvar a la patria del destino elegido por voluntad popular.

*Ortiz:

intentó impulsar reformas que modificaran el clima de corrupción y fraude de la época. Puso las elecciones bajo control militar y el radicalismo logró imponerse. Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, el gobierno mantuvo la neutralidad y esto produjo divisiones dentro de los sectores políticos argentinos.

*Castillo:

volvió a instaurar el fraude y las intervenciones federales en un intento por llevar a los candidatos conservadores al poder y limitar el avance del radicalismo. Se intensificó la represión hacia los opositores. La práctica del fraude y la corrupción llevaron a la pérdida de consenso ante la ciudadanía y, a esto, se le sumaban las divisiones entre los conservadores y las dificultades para elegir un sucesor. En 1943 un golpe militar derrocó a Castillo e inauguró una nueva etapa de la historia argentina.

La Legión Cívica:

desde 1931, sus objetivos eran colaborar con la autoridad para mantener la seguridad pública y el orden interno, y trabajar por la “argentinidad y el culto a la patria”, luchando contra todo factor que atente contra la “unidad social y moral del pueblo argentino”. Su razón de ser estuvo en la represión de los conflictos obreros y en la implementación del fraude electoral.

Fin de la Década Infame:

con la Revolución del 4 de junio de 1943, es derrocado el presidente Castillo por una junta militar integrada por los generales  Rawson , Ramírez y el Vicealmirante Sueyro. Así, se cierra un período donde en el que pueblo era sometido al hambre, la miseria, enfermedades sociales, al fraude y la corrupción. 

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.