15.1 La creación del estado franquista: fundamentos ideológicos y apoyos sociales. Evolución política y coyuntura exterior. Del aislamento al reconocimiento internacional. El exilio

Share Button

15.1 La creación del Estado franquista: Fundamentos ideológicos y apoyos sociales. Evolución política y coyuntura exterior. Del aislamiento al reconocimiento internacional. El exilio.
La España de 1939 era una nacíón arrasada. El nuevo Estado. Se caracterizó por la  persecución de cualquier oposición. El régimen franquista pasó al reconocimiento por parte de los países occidentales, especialmente Estados Unidos, en el contexto de Guerra Fría posterior a la segunda Guerra Mundial. Movimientos culturales e ideológicos que activaron la oposición contra la dictadura.

Fundamentos ideológicos y apoyos sociales

Gobierno personalista de Franco, se manifiesta en imágenes, símbolos y actos de exaltación del Caudillo, de inspiración fascista. No tiene una idea clara sobre la organización política del nuevo Estado. Es un militar, su sentido del orden y la jerarquía y su visión tradicionalista marcan su actuación política.Rasgos ideológicos: Anticomunismo, antiparlamentarismo, nacionalismo, tradicionalismo, rechazo a los nacionalismos y militarismos.Se prohibieron los partidos políticos, excepto Falange, que empezó a ser denominada Movimiento Nacional, pero Franco contó con el apoyo de diferentes grupos, las familias del régimen: falangistas, militares, católicos y monárquicos.Las bases sociales del Régimen estaban formadas por: La oligarquía terrateniente, industrial y financiera; las clases medias rurales; y los pequeños y medianos empresarios. La oposición a la dictadura desaparecíó por la dura represión que se llevo a cabo durante años. El bienestar a partir de los años sesenta llevó a un sector de la clase trabajadora a aceptar, e incluso apoyar, el franquismo.

Evolución política y coyuntura internacional

Terminada la guerra, Franco acentuó su poder a través de la aprobación de Decretos que permitían gobernar sin limitación alguna. En los primeros años se aprueban las Leyes fundamentales del Estado, las Leyes Orgánicas. La situación de posguerra era la de un país destrozado donde buena parte de la población vivía en la miseria. Para paliar el hambre se crearon las cartillas de racionamiento y se desarrolló una política económica intervencionista. Se defiende el modelo económico fascista de la autarquía.


El estraperlo permitíó a algunos sectores sobrevivir a la escasez de género grandes riquezas entre la oligarquía, que acaparaba la mayor parte de los recursos agrícolas e industriales para venderlos a precios no intervenidos en el mercado negro.La represión política se prolongó durante años. Miles de personas fueron encarceladas o sometidas a trabajos forzosos. Se aplicaron entre treinta y cincuenta mil sentencias de muerte en aplicación de la Ley de responsabilidades políticas de 1939. Fue duro en algunas zonas de Andalucía, Madrid y las cuencas mineras asturianas. Las “depuraciones” en la enseñanza y la administración retrasaron la recuperación del país.La evolución política del régimen se adaptó a la situación internacional.
En 1939, Franco y Hitler en Hendaya, en Octubre de 1940. El apoyo se materializó en el envió de voluntarios para luchar contra el comunismo, la División Azul.

Desde 1942, se suavizan las manifestaciones de carácter fascista. Terminada la guerra, con el triunfo de los aliados, se produce la condena de la ONU al régimen franquista. Esto supuso la retirada de los embajadores occidentales y el aislamiento político y económico de España. A partir de entonces se intenta mejorar la imagen de la dictadura  en el exterior y se aumentan los ministros, el gobierno se rodea de miembros de la iglesia y se inician conversaciones con los monárquicos (manifiesto de Lausana). En 1948, el contexto de guerra fría permitíó levantar las restricciones al régimen de Franco que da paso al restablecimiento de relaciones con los países occidentales. La ONU, en 1950, recomienda la entrada de España a  los organismos internacionales. En 1953, se firman los acuerdos con EEUU, mediante los cuales se instalará en España 5 bases militares norteamericanas y comenzará a llegar ayuda económica que va a permitir poner fin a la escasez de la década anterior. Se firma un concordato con el Vaticano y en 1956, se independiza Marruecos y se inician los procesos de descolonización. Fue una década de aislamiento internacional.

EL EXILIO:

tras la guerra, muchos españoles marcharon al exilio, el primer lugar fue Francia pero por causa de la 2ª Guerra Mundial, gran parte de la población se fue hacia América (Méjico), donde se instaló el gobierno de la república en el exilio.
Muchos comunistas se marcharon a la URSS y se adentraron en el ejercito rojo. El reconocimiento internacional del régimen franquista fue debilitando las esperanzas del gobierno republicano que, desde el interior, se opónía a la dictadura.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.