Asamblea legislativa revolucion industrial

Share Button

La Revolución Industrial y la cuestión social durante el siglo XIX



Economía:


El avance que significo la revolución industrial del XIX, va a recibir un impulso extraordinario con las nuevas fuentes de energía como la electricidad y el petróleo. Pero paralelamente se producían nuevos descubrimientos: químicos, en las comunicaciones, metalurgia, etc., que provocaron la industrialización desde Inglaterra al resto de Europa, aunque pronto sobresaldrían en este terreno los EE.UU. Asimismo, destacarían los avances en la medicina que motivarían un aumento de la esperanza de vida y por tanto de la población (recordemos los antibióticos).


Asimismo, vamos a asistir a un gran cambio en la organización empresarial, pues junto a las pequeñas empresas, mayoritarias hasta entonces, van a surgir las grandes corporaciones sufragadas en principio por acciones, controladas por la banca y círculos financieros, que utilizaban el dinero de otros para ello; en definitiva el capitalismo industrial trajo consigo al financiero. Tras el tratado de Versalles la situación económica no termina de remontar, no solo por las destrucciones del a guerra, sino por la problemática de las indemnizaciones que debía pagar Alemania, y por las deudas que los países europeos habían adquirido con EE.UU.

Comercio Europeo descubrimientos y conquistas en el siglo XVI

El comercio:

Donde más perceptible seria el signo de los nuevos tiempos fue en las actividades mercantiles, debido en gran medida a los nuevos descubrimientos geográficos, que propiciaran el paso a una economía
Mundo de carácter capitalista, basada en la división del trabajo entre distintas zonas que lo formaban.

Europa la más beneficiada. Los países de la península ibérica, Portugal y castilla especialmente, serían los que protagonizarían estas actividades, debido a su situación geográfica y a su afán expansivo. Portugal dedicaría sus esfuerzos al continente africano en busca de oro y esclavos, y encontrar una ruta hacia el asiático, con el fin de acceder directamente a las zonas productoras de especias.

Por su parte la Corona de Castilla, tras consumar la conquista de Granada acepto la propuesta colombina para llegar también al continente asiático, desconociendo la existencia del americano, que fue el que descubrió.

Europa como eje, hizo que el mediterráneo fuera perdiendo importancia a favor del atlántico, donde confluían las corrientes comerciales intercontinentales.

Los elevados beneficios que producía la trata negrera, hicieron intervenir pronto en la misma a otros países europeos, principalmente ingleses, holandeses y franceses. Los esclavos eran llevados a América y los barcos negreros regresaban cargados con mercancías indianas, en un ciclo conocido como “trafico triangular”.

Los países bajos se verían especialmente beneficiados por la nueva situación, debido a su dinamismo, numerosa población y posición geográfica favorable, y Amberes seria el puerto principal durante gran parte del XVI. Más adelante terminaron apareciendo síntomas de crisis en el comercio de Amberes, debido a que la llegada de los metales preciosos americanos provoco la decadencia de la minería centroeuropea. El golpe de gracia a la economía de Amberes le vendría por la sublevación de los países bajos que provocaría el brutal saqueo de la ciudad por los tercios españoles.

Un fenómeno característico del S. XVI es la denominada “revolución de los precios“, es decir, un proceso inflacionario, que para Europa se estima en que los precios se multiplicaron por cuatro durante este siglo. A partir de la segunda mitad del XVI, la situación económica se deteriora a consecuencia de distintos factores: de tipo maltusiano (más población que recursos), climático (por un enfriamiento) y bélicos.

  1. Descubrimientos y conquistas.

Colon descubre América en 1492
. Fue posible gracias a innovaciones en el arte de navegar con la aparición de la brújula, astrolabio, portulanos (mapas) y sobre todo la carabela (un nuevo tipo de nave para la navegación atlántica). Los principales motivos, los económicos, para encontrar una nueva ruta para adquirir especias, ya que los turcos dificultaban este comercio con su conquista de Constantinopla.

La revolución Francesa. P.164

Francia, el país más poblado de Europa, contaba con un ejército y una marina importantes, y una economía prospera basada en la agricultura, pero que había comenzado ya la revolución industrial. No obstante presentaba paralelamente una serie de problemas, derivados en gran media de su estructura social y política, y del papel de gran potencia que había jugado estos siglos, que entre otros factores había endeudado al estado con un déficit considerable, difícil de resolver, al faltar una verdadera organización tributaria, y al recaer lo impuestos directos en el Tercer Estado. Este, estaba compuesto por burgueses artesanos obreros y campesinos, es decir el 97% de la población. En este contexto a convocar los Estados generales, formados por los tres brazos tradicionales: iglesias, nobleza y tercer estado.

Tras la inauguración de los estados generales, el 5 de mayo de 1789, el tercer estado y algunos diputados de los otros, se proclamaron asamblea nacional, reuniéndose en “el juego de pelota “y exigiendo que le voto fuera por persona y no por estamentos y jurando no disolverse hasta redactar una constitución, lo que implicaba imponer el principio de la soberanía nacional, frente a la monarquía absoluta de origen divino. Luis XVI cedió ante estas circunstancias y la asamblea nacional se transformó en la asamblea constituyente.

Pero el malestar popular, agravado por la hambruna, estallo en parís, y el 4 de julio de 1789, el pueblo asalto y tomo la bastilla, una prisión que simbolizaba el absolutismo. El 4 de agosto la asamblea constituyente abolió el régimen feudal y declaro la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley universal. Además, en 1790,se votó la constitución civil del clero ,que convirtió a la iglesia en nacional, al exigir a los eclesiásticos un juramento de fidelidad a la nación, a la ley y al rey, lo que dividió a la iglesia entre los que aceptaron jurar (constitucionales) y los que se negaron (refractarios).

EL mismo rey intentara huir sin conseguirlo, y se verá obligado a aceptar una monarquía constitucional. La convención proclama la república y condenaba a muerte al rey, que sería guillotinado el 21 de enero de 1793. Se firmó la paz con todos los contendientes, menos con Austria e Inglaterra, obteniendo Francia beneficios materiales de la misma. En la guerra contra sus dos oponentes destacara napoleón Bonaparte, que derrotó a los austriacos en Italia, obligándoles a firmas la paz.

En el interior, la dirección del directorio era difícil por la crisis provocada por la guerra; un golpe de parte del mismo y de napoleón, el 18 de brumario, provoco su caída y su sustitución por el consulado, que pronto daría paso, al impero, con napoleón como emperador. Tras estos diez años Francia había sufrido una profunda transformación donde todos en teoría eran iguales a la ley, descentralización de los tres poderes y desaparecen los privilegios estamentales.



Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.