Diferencias entre gobierno de carlos v y Felipe ll

Share Button

LOS CONFLICTOS RELIGIOSOS EN EL SENO DEL Imperio

La expansión del protestantismo rompíó la unidad de la Iglesia Católica. Martín Lutero, el principal líder de la Reforma,  predicó en el Sacro Imperio así, Carlos V, vio Amenazada la unidad religiosa. Esto se agravó al aceptar algunos príncipes Alemanes la doctrina de Lutero, extendíéndose el protestantismo por Alemania y Los Países Bajos. La lucha contra la Reforma es la principal preocupación del Emperador. Los príncipes alemanes formaron una alianza, la Liga de Smalkada que Fue derrotada en la batalla de Mülberg. El acuerdo no llegó hasta la paz de Augsburgo (1555) que concedía libertad religiosa a los príncipes y supuso el Fracaso definitivo de la idea de unidad religiosa en el continente. Con Felipe II, la rebelión de Flandes comenzó como malestar político y se uníó el Religioso. El calvinismo se había difundido por el norte de los Países Bajos; El rey quiso introducir la Inquisición para castigar a los herejes. En 1566 Estalló una rebelión que dio lugar a la guerra de los 80 años. Felipe II Envió  al duque de Alba que sometíó con Dureza a los sublevados. España no pudo impedir que dos provincias del norte Consiguiesen la independencia y que se les sumase otras provincias. Estos Territorios pasaron a llamarse Provincias Unidas y se convirtieron en grandes Potencias marítimas.

LA REVOLUCIÓN DE LOS PRECIOS Y EL COSTE DEL Imperio

En el Siglo XVI se produce una fase de expansión económica Favorecida por el crecimiento de la población y por el aumento de la Circulación monetaria, consecuencia del oro y la plata de América. Se desencadenó Un proceso inflacionario, la revolución de los precios: La llegada de gran Cantidad de oro y plata permitíó la acuñación de monedas. El aumento de la masa Monetaria y la mayor demanda, provocó una subida de precios. Por otra parte, Vender las mercancías más caras estimuló a los productores para aumentar su Producción y Europa vivíó un fuerte crecimiento económico. Los gastos de la monarquía se reducían al mantenimiento de la monarquía y los gastos militares, Que eran los más grandes. Con Carlos I y Felipe II la situación fiscal se Agravó por los gastos militares y sus guerras. La Corona de Castilla era el Territorio que más contribuía al mantenimiento de la monarquía. Los ingresos Fiscales eran de rentas ordinarias, impuestos sobre el comercio pagados por el pueblo Llano, servicios, aportaciones extraordinarias a cargo del pueblo llano, y Caudales de las Indias. La insuficiencia de ingresos y los gastos provocaron un Déficit fiscal crónico y la Corona tuvo que recurrir a medios  como la solicitud de préstamos. La dificultad De la Hacienda para devolverlos llevó a la monarquía a 3 bancarrotas. Las Rentas ordinarias se destinaban a pagar los intereses de la deuda pública, por Lo que la monarquía dependía de los caudales de Indias. Y la venta de cargos Públicos que se convertían en señoríos de quienes la compraban.

LOS PROYECTOS DE REFORMA DE OLIVARES

La política exterior de Felipe IV en Europa exigía la Aportación de importantes sumas de dinero. Olivares planteó una reforma Financiera y militar.
El principal esfuerzo financiero y humano para defender La monarquía lo había hecho Castilla, pero esta estaba empobrecida. No podía Soportar el peso de las necesidades económicas y militares de la corona. Olivares Planteó la Uníón de Armas: un ejército permanente sostenido por todos los Reinos en función de su población y riqueza. Pretendía unificar políticamente El Imperio, suprimiendo las diferencias forales y repartiendo por igual cargas Y beneficios entre todos los territorios de la corona. Pero su aplicación era Casi imposible, por: Las dificultades económicas y la oposición de los Distintos reinos, celosos de sus ventajas. A pesar de todas las reformas, se Sucedieron bancarrotas.

LA GUERRA DE LOS 30 AÑOS Y LA PÉRDIDA DE HEGEMONÍA EUROPEA

La política exterior de Felipe IV se caracterizó por la Agresividad: reinició la guerra con las Provincias Unidas y se implicó en la Guerra de los 30 años. La monarquía Hispánica intervino en la guerra como Aliada de los Habsburgo austriacos en la lucha contra los príncipes Protestantes germanos. El temor de Francia a la hegemonía de los Habsburgo hizo Que apoyaran a los protestantes. La intervención francesa provocó el descalabro Español en dos derrotas militares: la batalla de las Dunas y la batalla de Rocroi, donde los españoles fueron derrotados por los franceses. La guerra con Francia concluyó con la Paz de los Pirineos: Francia obtuvo parte de Cataluña, Algunas plazas en Flandes y Luxemburgo, y concesiones comerciales en América.

Carlos II Y EL PROBLEMA SUCESORIO

Carlos II accedíó al trono siendo niño, su madre, Mariana de Austria ejercíó como regente. El rey era incapaz de gobernar a causa de su Enfermedad. Durante su reinado, el gobierno recayó en otros validos. El poder Del Estado se fue diluyendo, privatizándose de muchas funciones, esto fue Aprovechado por la aristocracia y la Iglesia. Mejoró la economía, aunque se Sucedieron revueltas como la Segunda Germánía o el Motín de los gatos. En Política exterior se perdieron muchos territorios europeos como el Franco Condado, Que fue cedido a Francia. El problema más importante fue el sucesorio. El rey No había tenido hijos. Dos eran los candidatos: Felipe de Borbón (duque de Anjou, candidato francés) y Carlos de Austria. Carlos II dejó como heredero a Felipe de Borbón, Felipe V. Con eso, pretendía lograr el apoyo de Francia, Principal potencia del momento, y evitar el desmembramiento de las posesiones De la corona. El 1 de Noviembre de 1700 muere el último representante de los Austrias en España y la nueva dinastía de los Borbones comenzaba a dirigir el Reino y las posesiones.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.