Eje cronológico desde el zar hasta Lenin

Share Button

6 La Revolución de Octubre y la Guerra Civil

6.1. La Revolución obrera de Octubre de 1917

Los bolcheviques, con el apoyo de los soviets, que habían creado sus propias milicias armadas, la Guardia Roja, prepararon una insurrección para el día 25 de Octubre de 1917. Los sublevados ocuparon la ciudad de Petrogrado, tomaron el Palacio de Invierno y destituyeron al gobierno provisional. La revolución se extendíó rápidamente por Moscú y los núcleos industriales del país.

El II Congreso de los Soviets de Rusia, que se hallaba reunido en Petrogrado, proclamó un gobierno obrero, que fue presidido por Lenin y en el que figuraban Trotski y Stalin. El nuevo gobierno decretó las primeras medidas revolucionarias:
Se expropiaron las tierras para repartirlas entre los campesinos, y las fábricas quedaron bajo el control de comités obreros. Además, se firmó el Tratado de Brest-Litovsk (1918) con Alemania, por el que Rusia tuvo que aceptar importantes pérdidas territoriales.

En Noviembre de 1917 se celebraron las elecciones para la Asamblea Constituyente que habían sido convocadas por el gobierno provisional. Los bolcheviques sólo obtuvieron el 25% de los escaños, aunque su fuerza era mayoritaria en las ciudades y las zonas industriales. Ante el temor de que los grupos contrarios a la revolución se impusieran en la Duma, Lenin disolvíó la Asamblea y puso fin al pluralismo político en la nueva Rusia soviética.

6.2. La Guerra Civil (1918-1921)

A principios de 1918, los partidarios de la vuelta del zarismo (terratenientes, oficiales del Ejército, grupos privilegiados) o del mantenimiento de un sistema político liberal (burguésía) se levantaron en armas contra el gobierno de los soviets. El denominado Ejército Blanco contó con la ayuda de tropas francesas, británicas, japonesas y norteamericanas y se enfrentó al Ejército Rojo, organizado por los bolcheviques bajo la dirección de Trotski.

Los tres años de Guerra Civil fueron de una gran crueldad para la población, tanto por la escasez de alimentos como por los muertos en combate y las represalias políticas de ambos bandos. En el verano de 1918, el zar y su familia fueron ejecutados por los bolcheviques, mientras los contrarrevolucionarios intentaron un Golpe de Estado y atentaron fallidamente contra la vida de Lenin. Finalmente, en 1921 el Ejército Rojo logró imponerse militarmente, dando por finalizada la contienda civil.

El conflicto había contribuido en gran medida al endurecimiento del régimen soviético. En el ámbito político, el partido bolchevique, que desde 1918 había tomado el nombre de Partido Comunista, se hizo con el monopolio del poder, reprimíó a todos los que se le opónían (zaristas, liberales, mencheviques, anarquistas, etc.) y organizó una policía política (Cheka) para perseguir las actividades contrarrevolucionarias. En el ámbito económico, para abastecer al frente y a las ciudades, se instauró el comunismo de guerra, por el que se nacionalizó toda la industria, se colectivizaron las tierras y se obligó a los campesinos a entregar sus cosechas al Estado.

6.3. La formación de la URSS

En 1922, el Congreso de los Soviets ratificó la creación de un Estado federal, la Uníón de Repúblicas Socialistas Soviéticas.
La URSS agrupaba las diferentes repúblicas soviéticas que representaban las nacionalidades del viejo Imperio de los zares (armenios, ucranianos, georgianos, uzbekos…).

El nuevo Estado se dotó, en 1924, de un texto constitucional que estructuraba los diferentes órganos de poder a través de tres instituciones:

  • El Soviet Supremo, que ostentaba la suprema autoridad del Estado (poder legislativo) y constaba de dos cámaras, el Soviet de la Uníón y el Soviet de las Nacionalidades. Era elegido por sufragio universal indirecto entre las candidaturas del PCUS, única fuerza que podía presentarse a las elecciones dado que los demás partidos fueron prohibidos.

  • El Presídium, escogido por el anterior y cuyo presidente era el jefe de Estado de la URSS.

  • El Consejo de Comisarios del Pueblo, que equivalía al gobierno y sus ministros.

La Constitución de 1924, igual que la de 1936, otorgaba el monopolio del poder al Partido Comunista de la Uníón Soviética (PCUS), que tenía una estructura muy jerarquizada y cuyo principal órgano era el Comité Central, dirigido por un Secretario General.

Con la implantación de este sistema político, la URSS rompíó definitivamente con la democracia liberal e instituyó la denominada dictadura del proletariado*
, un sistema totalitario en el que Estado y Partido se identificaban completamente.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.