El reinado de Alfonso XIII (1902-1930) fue un período convulso en la historia de España. En él se produjo la crisis del sistema de cánovas por la propia crisis del turno de partidos y de los propios partidos conservador y liberal en sí.

Share Button


La oposición política


Paralelamente, la oposición, marginada del sistema canovista se reforzaba en los primeros años del Siglo XX. Entre la oposición política adquirieron mucha fuerza los partidos republicanos (demócratas y anticlericales) como el Partido Radical de Lerroux o el Partido Reformista de Melquíades Álvarez;
También se siguieron desarrollando los partidos obrerosPSOE (UGT)
 y anarquistas, al ritmo del desarrollo industrial. Los anarquistas organizaron su sindicato, la CNT, a partir de 1910. Hubo un aumento de apoyos a UGT (ya que no presentaban una estructura ideológica rígida) yCNT, esta con gran fuerza en Cataluña. Realizaban acciones como la reivindicación sindical, acciones violentas (atentados y asesinatos) y producciones culturales para la gente humilde.


También destaca el desarrollo de los partidos nacionalistas, especialmente el catalanismo. Entre estos se siguió desarrollando el nacionalismo catalán conservador en torno a la Lliga Regionalista de F. Cambó, asimismo surgíó un nacionalismo catalán de izquierdas y republicano

Ezquerra Republicana de Catalunya de F. Maçiá

El nacionalismo vasco (PNV)
Se moderó respecto a las posturas radicales y antiespañolistas iniciales de Sabino Arana. Se acentúa su perfil autonomista para integrarse en las instituciones y participar en las elecciones, pero sin desprenderse nunca de sus principios soberanistas


LOS GRANDES CONFLICTOS: 1909 y 1917


El gran problema del régimen de la Restauración fue su incapacidad de solucionar los graves conflictos sociales que se generarían.


La Semana Trágica de 1909


La Semana Trágica de Barcelona (1909) fue la primera crisis grave que sufríó el Sistema de la Restauración tras la Guerra de Cuba (1898). Esta sublevación no respondía a ninguna ideología concreta, sino que fue una explosión de descontento popular motivada por el paro en el sector textil y el embarque de los soldados destinados al Rif en el puerto de Barcelona.


Entre los amotinados había anarquistas, republicanos y catalanistas que tomaron las calles de la ciudad durante una semana. Una de las manifestaciones de estos desórdenes fue la violencia contra la iglesia y la quema de conventos, tan irracional como espontánea.


Estos ataques muestran cómo las clases bajas urbanas identificaban a la Iglesia con el orden constituido y con los intereses de las clases dominantes. Sin embargo, la quema de conventos fue vista en la católica España como un signo de barbarie y desorden público. La respuesta del gobierno de Maura contra la Semana Trágica fue el uso de la fuerza, e incluso una represión exagerada (como el caso del juicio y ejecución del anarquista
Ferrer Guardia), lo cual le costó la dimisión.


A partir de 1910, el poder recayó en los liberales de José Canalejas que intentó su propia “revolución desde arriba”. Sus principales reformas tuvieron un claro contenido social como:


A)     La reducción de la jornada laboral a nueve horas y mejoras laborales (seguros, jornada, etc.)


B)    La supresión del impuesto de consumos


También se aprobaron distintas leyes como:




Ley del Candado (1910)
 que prohibía el establecimiento de nuevas congregaciones religiosas durante dos años.



 

Ley de Reclutamiento (1912)


, que establecía el servicio militar obligatorio y acababa parcialmente con la exención de los ricos mediante el pago de una cuota o de un sustituto. Los hijos únicos de las familias humildes quedaban exentos del reclutamiento.


El asesinato de Canalejas en la Puerta del Sol de Madrid (1912), a manos de un anarquista, supuso el final de esta inicial etapa de reformas.


La Semana Trágica y el asesinato de Canalejas (1912)
 no sólo pusieron fin al período del Revisionismo Político desde el poder sino que abríó un nuevo período (1912-1923) en el que se manifestó la crisis de los Partidos del Turno (Conservador y Liberal) y el propio Turno de Partidos como lo había diseñado Cánovas.


La Crisis de 1917


La oposición política


Paralelamente, la oposición, marginada del sistema canovista se reforzaba en los primeros años del Siglo XX. Entre la oposición política adquirieron mucha fuerza los partidos republicanos (demócratas y anticlericales) como el Partido Radical de Lerroux o el Partido Reformista de Melquíades Álvarez;
También se siguieron desarrollando los partidos obrerosPSOE (UGT)
 y anarquistas, al ritmo del desarrollo industrial. Los anarquistas organizaron su sindicato, la CNT, a partir de 1910. Hubo un aumento de apoyos a UGT (ya que no presentaban una estructura ideológica rígida) yCNT, esta con gran fuerza en Cataluña. Realizaban acciones como la reivindicación sindical, acciones violentas (atentados y asesinatos) y producciones culturales para la gente humilde.


También destaca el desarrollo de los partidos nacionalistas, especialmente el catalanismo. Entre estos se siguió desarrollando el nacionalismo catalán conservador en torno a la Lliga Regionalista de F. Cambó, asimismo surgíó un nacionalismo catalán de izquierdas y republicano

Ezquerra Republicana de Catalunya de F. Maçiá

El nacionalismo vasco (PNV)
Se moderó respecto a las posturas radicales y antiespañolistas iniciales de Sabino Arana. Se acentúa su perfil autonomista para integrarse en las instituciones y participar en las elecciones, pero sin desprenderse nunca de sus principios soberanistas


LOS GRANDES CONFLICTOS: 1909 y 1917


El gran problema del régimen de la Restauración fue su incapacidad de solucionar los graves conflictos sociales que se generarían.


La Semana Trágica de 1909


La Semana Trágica de Barcelona (1909) fue la primera crisis grave que sufríó el Sistema de la Restauración tras la Guerra de Cuba (1898). Esta sublevación no respondía a ninguna ideología concreta, sino que fue una explosión de descontento popular motivada por el paro en el sector textil y el embarque de los soldados destinados al Rif en el puerto de Barcelona.


Entre los amotinados había anarquistas, republicanos y catalanistas que tomaron las calles de la ciudad durante una semana. Una de las manifestaciones de estos desórdenes fue la violencia contra la iglesia y la quema de conventos, tan irracional como espontánea.


Estos ataques muestran cómo las clases bajas urbanas identificaban a la Iglesia con el orden constituido y con los intereses de las clases dominantes. Sin embargo, la quema de conventos fue vista en la católica España como un signo de barbarie y desorden público. La respuesta del gobierno de Maura contra la Semana Trágica fue el uso de la fuerza, e incluso una represión exagerada (como el caso del juicio y ejecución del anarquista Ferrer Guardia), lo cual le costó la dimisión.


A partir de 1910, el poder recayó en los liberales de José Canalejas que intentó su propia “revolución desde arriba”. Sus principales reformas tuvieron un claro contenido social como:


A)     La reducción de la jornada laboral a nueve horas y mejoras laborales (seguros, jornada, etc.)


B)    La supresión del impuesto de consumos


También se aprobaron distintas leyes como:




Ley del Candado (1910)
 que prohibía el establecimiento de nuevas congregaciones religiosas durante dos años.



 

Ley de Reclutamiento (1912)


, que establecía el servicio militar obligatorio y acababa parcialmente con la exención de los ricos mediante el pago de una cuota o de un sustituto. Los hijos únicos de las familias humildes quedaban exentos del reclutamiento.


El asesinato de Canalejas en la Puerta del Sol de Madrid (1912), a manos de un anarquista, supuso el final de esta inicial etapa de reformas.


La Semana Trágica y el asesinato de Canalejas (1912)
 no sólo pusieron fin al período del Revisionismo Político desde el poder sino que abríó un nuevo período (1912-1923) en el que se manifestó la crisis de los Partidos del Turno (Conservador y Liberal) y el propio Turno de Partidos como lo había diseñado Cánovas.


La Crisis de 1917


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.