Franquismo es el nombre que recibe el régimen instaurado por el general Franco a raíz de su victoria en la Guerra Civil, que se mantendrá vigente desde 1939 a 1975. De principio a fin, el régimen franquista fue una verdadera dictadura.

Share Button

    TEMA 11     “LA DICTADURA FRANQUISTA (1939-1975)


                 I.

La posguerra

1

Fundamentos ideológicos y apoyos sociales del franquismo

–    

A)

Fundamentos ideológicos

                       Ideológicamente, el régimen podemos encuadrarlo en la reacción de las clases dominantes de la época contra el ascenso del movimiento obrero y de los partidos de izquierda. Así, lo incluiríamos dentro de los fascismos, con sus peculiaridades.

Desde el comienzo, Franco concentró en su persona todos los poderes


Fundamentos ideológicos del régimen  fueron:


 – Su anticomunismo, que era también antiparlamentarismo (se consideraba la democracia como un sistema débil y corrupto).

Un 2º fundamento era el catolicismo (el nacionalcatolicismo)


En la España de posguerra, la Iglesia ejercíó un dominio social absoluto, controlando también la enseñanza


Se llegó así a una estricta moral católica

 – Un tercer fundamento era el Tradicionalismo. Procedía éste de ideas carlistas y, sobre todo, de valores militares que ponían la unidad de la Patria como valor sagrado, buscando en el pasado la justificación de esa unidad. Así, se hacían constantes referencias al Imperio y la Reconquista. Se prohibíó el uso de las señas de identidad nacionalistas (lengua, escudo, bandera, órganos de autogobierno).

Digamos que los símbolos y la organización militares impregnaron muchas manifestaciones de la vida cotidiana, sobre todo, en los años 40 y 50

          La Dictadura devolvíó a la oligarquía su hegemonía social y económica. El régimen se apoyó también en las clases medias rurales (sobre todo de la mitad norte) y los grupos urbanos beneficiados por el nuevo régimen (militares, falangistas, simpatizantes de la Dictadura en general)

B)

Las “familias” políticas del régimen

A nivel político, la Dictadura persiguió con saña a partidos e instituciones de izquierda, pero tampoco toleró la existencia de partidos de derecha, salvo la Falange y sus distintas secciones, encuadrados en el Movimiento. Entre los grupos ideológicos en que se apoyó Franco (las “familias” del régimen) tenemos:


– Los falangistas. En 1937 se creó como partido único FET de las JONS

 – El Ejército. Muchos altos cargos eran militares, colaboradores de Franco en la guerra, en su mayoría. Con el tiempo, su número disminuyó entre los altos cargos.

Los católicos


Muchos colaboradores del régimen procedían de asociaciones religiosas


Tuvieron representación en el Gobierno, sobre todo a partir de los años 50


Fueron los “tecnócratas” del régimen

 – Los carlistas y monárquicos. Los primeros, muy conservadores, tuvieron un escaso papel. Los monárquicos pensaban que la Dictadura debía dejar paso a la restauración borbónica, representada desde 1941 en don Juan de Borbón, que se instaló en Estoril (Portugal), donde organizó una pequeña Corte con sus partidarios. Muchos monárquicos colaboraron con el régimen, y en sectores como la diplomacia, tuvieron un peso importante.

Franco buscaba equilibrar la participación de los distintos grupos, contrapesándolos y enfrentándolos, en las tareas de Gobierno.

2

La configuración política del Nuevo Estado

                       Una vez acabada la guerra, comenzó la concentración de poderes en manos de Franco, que se atribuyó potestad legislativa plena. A falta de una Constitución, la Dictadura fue llenándose de contenido legal a través de Leyes Orgánicas (hubo siete) que fueron institucionalizando el régimen. En esta década se aprobaron:

            – El Fuero del Trabajo (1938), 

            – La Ley Constitutiva de Cortes (1942)

            – El Fuero de los Españoles (1945)

            – La Ley de Referéndum Nacional (1945)

            – La Ley de Sucesión a la Jefatura del Estado (1947)

            Acabada la guerra, la tarea prioritaria era reconstruir el país. La guerra hizo que reaparecieran el hambre y la miseria en gran parte de la población. El Gobierno buscó la recuperación en un modelo de autarquía económica (influido por las circunstancias de la Segunda Guerra Mundial) y de intervención del Estado. Se implantó un sistema muy reglamentista en materia económica. En 1941 se fundó el INI (Instituto Nacional de Industria), que dio privilegios a los sectores económicos prioritarios para el régimen.

Los años 40fueron años muy duros

Muchos artículos básicos, ante la escasez, estaban racionados (existían “cartillas de racionamiento”)

 La represión, se mantuvo durante toda la década, afectando a prisioneros de guerra y colaboradores del régimen anterior.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.