La reconquista y los primeros reinos cristianos

Share Button

La conquista romana de la península ibérica y el proceso de romanización


La conquista de la península ibérica se desarrollo en diferentes etapas entre el año 218 a.C., fecha del comienzo de la intervención de los romanos en la península en el contexto de las luchas entre Roma y Cartago (2ª guerra púnica), y el año 19 a.C. Cuando se adueñaron de los territorios del norte peninsular . El dominio romano se prolongo hasta el derrumbamiento del Imperio a finales del siglo V d.C.

Romanización: proceso histórico mediante el cual la población indígena de hispania asimiló los modos de vida romanos en diversas facetas:

Economía: explotación de recursos como los metales (oro y plata), los esclavos (habitantes de las ciudades sublevados contra los romanos) empleados en minas, latifundios y recursos agrícolas. La agricultura se basaba en la explotación de la triada mediterránea, cereales (trigo), vid y olivo. Introdujeron el arado romano, la extensión de los regadíos… Artesanía, industria de salazones, fabricación de cerámica… Desarrollo del comercio estimulado por el uso de monedas y la creación de una red de comunicaciones (las calzadas).

Sociedad: adquisición de un estatus de ciudadanía más o menos completo. A nivel superior, una minoría de senadores y caballeros, mayores fortunas y desempeñaba las magistraturas provinciales. La aristocracia local, enriquecida por lo negocios y las villas, desempeñaba las magistraturas locales (ciudad)
. Por debajo, la masa de trabajadores libres, campesinos, artesanos, soldados… y los esclavos, mayoría en explotaciones agrícolas y mineras.

Administración: desarrollo de una civilización urbana. Creación de nuevas ciudades. La ciudad pieza esencial de la ordenación administrativa del Imperio. Era centro de poder político, de intercambio de mercancías y escenario de la vida social. Circunscripciones mayores a la ciudad eran las provincias, (al final de Imperio eran 6: Gallaecia, Luisitania, Baetica, Carthaginensis, Tarraconensis y Baleárica). A comienzos del siglo I, los romanos crearon como subdivisión de la provincia el conventus.

Cultura: el legado cultural de Roma se refleja en la lengua, el Derecho y la religión. Introducción progresiva y triunfo de su lengua, el latín. El latín constituyo el sustrato de las lenguas romances: castellano, gallego, catalán. Con el latín penetro el derecho romano, base sustancial del derecho moderno. En literatura, hubo importantes aportaciones hispanas como Séneca. Respecto a la religión, tolerancia religiosa,(cristianismo como religión oficial) implantación de los cultos cívicos romanos, identificaron los cultos ibéricos con los semejantes romanos y permitieron los cultos indígenas.

La reconquista y los primeros reinos cristianos:


La Reconquista es el periodo de tiempo histórico que va desde el año 722 (batalla de Covadonga) hasta la toma de Granada (1492) durante el cual los reinos cristianos del norte se apoderan del territorio musulmán.

La Repoblación es la ocupación humana y organización admimistrativa por parte de los cristianos de los territorios conquistados a los musulmanes. Tuvieron objetivos militares, económicos y políticos.

Los primeros reinos cristianos fueron el de Asturias , después León. Surgen a continuación Navarra y poco después la Marca Hispánica. De las luchas entre Navarra y León nacerán Castilla y Aragón y de León en el S. XIII Portugal.

Carácter y significado de la monarquía de los Reyes Católicos


La Monarquía de los RR.CC. Se constituyo sobre la uníón personal de los monarcas (Isabel, Fernando). Paso de monarquía feudal a monarquía autoritaria. Se trataba de una uníón dinástica. Aragón y Castilla manténían sus fronteras, sus leyes, respectivas instituciones y particularidades (único órgano común la inquisición, no hubo intentos de avanzar hacia la fusión de los reinos). Por su mayor población, extensión y riqueza, Castilla desempeño el papel hegemónico. El programa de los RR.CC. tenía como objetivo el fortalecimiento de la autoridad real, la formación de un Estado autoritario moderno. Los reyes ejercieron el poder personalmente y sin permitir ninguna desobediencia o cuestionamiento de su autoridad para provocar la modernización del Estado: sometimiento de la nobleza, y del clero, ejercito permanente, control del territorio, la Santa Hermandad, incremento de los ingresos fiscales en Castilla, progresiva pérdida del peso de las Cortes, etc. Son tres con motivos diferentes las áreas en que se desarrollan la expansión territorial:

La península con una idea unificadora, por ello la conquista de Granada, la recuperación del Rosellón y la Cerdaña y la conquista de Navarra así como la política matrimonial con Portugal.

Italia (Nápoles) en una política antifrancesa que acabará motivando toda la política hispana (el heredero inglés para cercar al reino francés).

Norte de África como continuación de la idea de Reconquista y zona de protección, por lo cual se conquistan Melilla y las Canarias que derivara hacia América, cuando esta fue descubierta al buscar un camino a la India.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.