La revolución liberal (1833-1843)

Share Button

Epígrafe 2.1. Las regencias y el Problema Carlista (1833-1843)


Tras la Muerte de Fernando VII y la Pragmática Sanción, su hermano Carlos Mª Isidro Reclama el trono mediante el manifiesto De Abrantes.
Esto provoco una guerra dinástica entre carlistas (absolutistas) E isabelinos (liberales) conocida como la Primera Guerra Carlista (1833- 1840).
Los carlistas eran tradicionales y Antiliberales y defendían el absolutismo, la Iglesia, el antiguo Régimen y el Foralismo dando autonomía a regiones como el País Vasco y Navarra. Se implantó En las antiguas regiones forales.

 Apoyaron el carlismo parte del clero, nobleza Agraria, campesinos de esas tierras y artesanos mientras que los isabelinos Fueron miembros de la alta nobleza, altos oficiales del ejército y los Funcionarios. La reina busco apoyos en la burguésía y las clases medias Urbanas. El carlismo fue apoyado además por Rusia, Prusia y Austria y el Isabelismo, por Gran Bretaña, Francia y Portugal.

El foco de La guerra se situó en las antiguas regiones forales. Se desarrollo en dos Fases:

Primera Fase (1833-1836):


El ejercito carlista estaba dirigido Por el general Zumalacárregui. Emplearon las guerrillas y controlaron el País Vasco, Navarra y Aragón controlado por Cabrera pero no conquistaron ninguna Ciudad importante. Intentan conquistar Bilbao pero fracasan con la muerte de Zumalacárregui.

Segunda Fase (1836-1840):


Los liberales remontan a partir de La victoria del general Espartero en la batalla de Luchana (1836) que acaba con El asedio de Bilbao. Esto dio lugar a que los carlistas hicieran expediciones a Otras regiones como la de Carlos       Mª Isidro para conquistar Madrid que fracasó.

Tras esto, Se llego a un acuerdo entre carlistas y liberales que acabó con la guerra con El Convenio de Vergara (1839)
entre El general carlista Maroto y el general liberal
Espartero. El acuerdo Establecíó el mantenimiento de los fueros y la oficialidad carlista en el Ejercito real. Cabrera es derrotado en 1840.

Las Consecuencias de la guerra fueron políticas ya que la monarquía se inclínó Hacia el liberalismo y los militares protagonizaron más tarde varios Pronunciamientos militares. Además se produjo una desamortización a la Iglesia Para pagar los gastos de la guerra.

Durante esta Guerra estuvo vigente la regencia de María Cristina (1833-1840).
Primero se establece un Consejo de Gobierno Para presidir a la reina regente presidido por Cea Bermúdez y compuesto por Monárquicos reformistas. Estos propusieron pequeñas reformas que no alteraban El sistema político anterior.

La única Reforma emprendida fue la nueva división provincial de España en 49 provincias (1833) promovida por Javier de Burgos, ministro de fomento que consolido un Modelo centralista que iba en contra de fueros por lo que en algunos Territorios prendíó, frente esto, el carlismo.

La falta de Reformas y el problema carlista hizo que la garantía del trono de Isabel Empezara a inestabilizarse por lo que se ve necesario nombrar un nuevo gobierno Que unan ideas de liberales con las de absolutistas reformistas. Los liberales Se configuraron como la única fuerza para mantenerla en el trono.

La reina Regente nombra presidente del gobierno a Martínez De la Rosa (moderado) y crea una serie de reformas entre las que destacamos El Estatuto Real de 1834 que reconocía unas cortes bicamerales, una cámara de Próceres designados por la reina y una cámara de Procuradores elegidos por Sufragio censitario muy restringido, y poderes para la corona como suspender Las Cortes y el derecho a veto.

La Insuficiencia de las reformas llevó a los liberales a dividirse en moderados y Progresistas que ya se había comenzado en el Trienio Liberal.

El gobierno Moderado fue incapaz de vencer a los carlistas, parar la oposición progresista Al Estatuto Real y frenar las revueltas urbanas mediante la creación de juntas Locales radicales. Esto dio lugar a el Incendio de la fábrica textil de Bonaplata, la quema de iglesias y conventos y la matanza de frailes.

Ante esto, La reina regente nombra a Mendizábal (progresista) presidente del gobierno que reforma el Estatuto Real y obtiene Recursos para crear un ejército contra el carlismo. Para esto decreta una Desamortización de los bienes de la Iglesia.

En esta Desamortización decretaba la disolución de las órdenes religiosas (excepto las Docentes en enseñanza y hospitales) y obtuvo su patrimonio para el Estado. Estas fueron vendidas en subasta pública adquiríéndolas por metálico o por Títulos de la deuda pública. De esta forma Mendizábal obtuvo recursos para Financiar la guerra, arreglar la deuda pública, obtener apoyos liberales y Fomentar la agricultura.

Estas Medidas las completó con una reforma que llevaría al libre funcionamiento del Mercado: la abolición de los privilegios gremiales, de la Mesta, los diezmos… Convirtiendo la propiedad vinculada del Antiguo Régimen en propiedad libre para Circular en el mercado.

Las Consecuencias de la desamortización fueron el empobrecimiento de los campesinos Transformándose en jornaleros, los burgueses se transforman en terratenientes y Una mala relación entre el régimen liberal y la Iglesia. Todo esto provoco el Descontento de los privilegiados que llevo a que la reina destituyera a Mendizábal.

Esta Destitución lleva al pronunciamiento Militar progresista en la Granja de San Idelfonso en la que se le obliga a La reina suspender el Estatuto Real y jurar la Constitución de 1812.

 En este gobierno progresista dirigido por Calatrava se crea la Constitución de 1837 que refleje los ideales liberales. Este tendrá principios básicos del Progresismo: la soberanía nacional aunque el poder legislativo compartido, Derechos individuales, libertad de imprenta, división de poderes y el estado Aconfesional. También tendrá principios moderados como el bicameralismo y amplios Poderes a la Corona. Además se añade una financiación al culto católico para Compensar la desamortización.

Se crea la Milicia Nacional compuesta por ciudadanos para mantener el orden constitucional Y dependería de los Ayuntamientos.

Además se Crea una Ley Electoral que amplía el sufragio censitario hasta el 2,4%.

Este Radicalismo progresista del gobierno provocó que en las elecciones de 1837, los Moderados consiguieran el poder que gobernaron hasta 1840. Durante estos años Los moderados intentaron abolir muchas de las reformas progresistas. El último Choque fue la ley de Ayuntamientos por la que los regidores serían designados Por el rey.

 Esto sumando la frágil situación institucional Y la impopularidad de la reina regente, provocó un estallido de disturbios en 1840. Mª Cristina dimite y el general Espartero es elegido regente por las Cortes. (1840-1843).

Durante su Regencia, gobernó de manera autoritaria, no cooperó con las Cortes y solo Colaboró con los ayacuchos, su propia camarilla de militares. Además se aceleró La desamortización y aprobó un arancel que abría el mercado español a los Ingleses. La industria catalana se sintió amenazada y provocó un levantamiento en             Barcelona (1842)
donde Actuaron la burguésía y la clase obrera. Espartero bombardeó la ciudad Provocando la oposición de Cataluña y de su propio partido progresista.

En 1843, se Produce una sublevación militar por parte de los moderados presidida por Narváez que lleva a la caída de la regencia de Espartero. Además se adelanta la Mayoría de edad de la reina Isabel que con 13 años es coronada como Isabel II.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.