La revolución liberal (1833-1843)

Share Button
Fernando VII fue el último monarca que va a tener un poder absoluto. A su muerte, se pondrá enmarcha un proceso que acabará con el Antiguo Régimen e instaurará un sistema político liberal enEspaña.Este proceso se desarrolla durante el periodo de las Regencias (1833-1843) y el reinado deIsabel II (1843-1868).   Felipe V había implantado la llamada LEY Sálica, que impedía reinar a las mujeres. Poco antesdel nacimiento de su hija Isabel, Fernando promulga la Pragmática Sanción, que elimina la LeySálica. Carlos María, hermano de Fernando VII, se niega a aceptar la nueva situación.  En torno al rey, gravemente enfermo, se genera una tensa disputa. En enerode 1833, muere Fernando VII. Su testamento establece el nombramiento de Isabel como heredera al trono. MaríaCristina queda, hasta la mayoría de edad, como Regente.   El mismo día de la muerte de Fernando VII, Carlos se autoproclamó rey. Al mismo tiempo, se iniciaron en el norte de España una serie de levantamientos: era el comienzo de la primera guerras carlista, un sangriento enfrentamiento que duró siete años. El bando isabelino fue apoyado por el ejército, la Iglesia y  el Estado y por lo sliberales, que vieron en la defensa de los derechos dinásticos de la niña Isabel la posibilidad del triunfo de sus ideas. El bando carlista lo componían todos los que se oponían a la revolución liberal: pequeños nobles,   parte   del   bajo   clero   y   muchos   campesinos. Los carlistas tenían sus apoyos en el norte. El programa ideológico-político del carlismo, consistía en una defensa de la monarquía absoluta, del tradicionalismo-católico .  La guerra comienza con el levantamiento de partidas carlistas. Pronto, ante la inoperancia del gobierno, Zumalacárreguiorganiza un ejército de 25.000 hombres que llegó a las puertas de Madrid. Al no poder tomar laciudad, volvieron a sus zonas de origen.   El Acuerdo de Vergara supuso un cierto reconocimiento de los fueros vascos y navarros y la posibilidad de que los oficiales carlistas se integraran en el ejército real.  María Cristina, que tenía como principal objetivo conservar el trono para su hija Isabel, tuvo que apoyarse en los liberales. Los liberales vieron en el apoyo a M. Cristina una esperanza para  acabar con el Antiguo Régimen. Durante los veranos de 1835 y 1836 llevarán a cabo una serie de revueltas urbanas que obligarían a María Cristina a sustituir a Martínez de la Rosa por  Mendizábal.Con Mendizábal dirigiendo las operaciones, los liberales llevarán a cabo una serie de reformas que podemos considerar claves en el proceso de desmantelamiento del Antiguo Régimen:-la disolución del régimen señorial . Los señores perdían sus derechos jurisdiccionales pero conservaban la apropiedad de la tierra en la mayoría de los casos.   El   problema   fue   que,   con   este   procedimiento,   campesinos   que tradicionalmente   habían   trabajado   dichas   tierras   perdían   todo   derecho   y   se   convertían   en arrendatarios o jornaleros.- la desvinculación consistía en la supresión de mayorazgos. Es decir, se suprimían para que la tierra pudiera salir al mercado.- la desamortización de las tierras de la Iglesia, Mendizábal ponía en marcha la desamortización. Los objetivos eran dos: reducir la Deuda Pública y que el Estado pudiera conseguir recursos para vencer al carlismo.- otras medidas: abolición de los privilegios de la Mesta y de los gremios, y eliminación de las aduanas interiores.- El nuevo régimen se propuso elaborar una constitución. Descartada la de 1812, en 1837 se aprobó una nueva, cuyas características más importantes son lassiguientes:*Se trata de una Constitución hecha por los liberales progresistas pero que contiene muchos elementos de la doctrina.Mantenía el principio de la soberanía nacional, ya establecido en la de 1812.* Establecía la separación de poderes.* Recogía una amplia declaración de derechos (prensa, opinión, asociación, etc.).* Las Cortes tenían dos Cámaras, Congreso y Senado.  * El Rey tenía amplios poderes: veto de las leyes, disolución del Parlamento, poder para nombrar y cesar ministros, etc. Esta instauraría un sufragio censitario y muy restrictivo. Los moderado ocuparon el gobierno y pusieron en marcha una política muy conservadora: limitación de la libertad de imprenta y una ley electoral que limitaba aún más el número de votantes.    En Mayo de 1841, un amplio movimiento insurreccional dirigido por los progresistas llevó a la dimisión de María Cristina, que fue sustituida por Espartero, un militar que había ganado suprestigio como vencedor de la guerra carlista.La política de Espartero fue muy autoritaria. En 1842,aprobó una ley que abría el mercado español a los ingleses, lo que ponía en peligro a l aindustria textil catalana. Barcelona se levantó en armas contra el Regente: burgueses y obreros fueron   por   una   vez   de   la   mano   al   ver   amenazados   sus   negocios   y   sus   puestos   de   trabajorespectivamente. Espartero mandó bombardear la ciudad. Fue su final político.Para poner fin a la crisis, las Cortes adelantaron la mayoría de edad de Isabel II, que se convirtió en reina con trece años.El reinado de Isabel II se basó en tres elementos principales: – dos corrientes políticos,   los   moderados,   que   agrupaban   a   terratenientes,   comerciantes,   altos   mandos   del   ejército    eintelectuales conservadores. Además de la nobleza y el clero 


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.