Manifiesto del comité de huelga de 1917

Share Button

Este texto es un fragmento del manifiesto político escrito conjuntamente por los dos grandes sindicatos de la España de la Restauración: UGT, y CNT. Fue redactado en Madrid el 27 de Marzo de 1917 por el Comité de Huelga. En dicho comité estaban representados los sindicatos UGT, de tendencia socialista, y la CNT, de orientación anarquista.UGT había surgido en el año 1888 y la CNT en 1910.El tipo de texto es político-social, siendo además, una fuente histórica esencial. El destinatario es la opinión pública española -preferentemente los trabajadores proletarios- y el gobierno español.Por su naturaleza, presenta una forma histórico-circunstancial de contenido sociopolítico que proviene de una fuente primaria/directa.Escrito en Marzo de 1917, estando en plena crisis la Restauración del sistema canovista durante el reinado de Alfonso XIII, este texto consta de autoría colectiva, UGT; Uníón General de Trabajadores, sindicato socialista cuya creación fue impulsada en 1888, que elaboró un programa que defendía la negociación colectiva entre obreros y patrones y la huelga, y CNT; Confederación Nacional del Trabajo, sindicato anarquista fundado en 1910 y anteriormente llamado Solidaridad Obrera (1907), favorable a la lucha revolucionaria cuya ideología se basaba en la independencia del proletariado (apolítico). Tiene alcance general cuya finalidad es reivindicar los derechos de los trabajadores ante la opinión pública y el gobierno.La idea principal que recoge el texto es el manifiesto de UGT y CNT en el que se impone una huelga general como arma más poderosa para solucionar las miserias de las clases populares. En el primer párrafo se comenta que a pesar de las advertencias y quejas de los sindicatos al gobierno, la miseria que sufre el proletariado es cada vez mayor, ocasionado por el paro y la subida de los precios.Más adelante se expone la necesidad de uníón de las dos fuerzas sindicalistas más importantes: CNT (anarquistas) y UGT (socialistas), donde se acuerda que debido a la situación de paro y subsistencia, viendo la actuación del gobierno de no satisfacer las condiciones de una vida más digna al proletariado, se impone una huelga general para reivindicar sus derechos, procedíéndose a adoptar todas aquellas medidas que se consideren adecuadas y necesarias para el éxito de la misma. Este manifiesto cabe encuadrarlo en la etapa de la Restauración española, que se extiende desde el año 1874, cuando se restablece la monarquía borbónica en el poder, tras la 1ª República, hasta el año 1923 en el que el General Miguel Primo de Rivera protagonizó un Golpe de Estado, instaurando una dictadura militar. La Restauración fue una etapa estable de nuestra historia, caracterizada por el turnismo, el caciquismo, el desarrollo de la industrialización, el auge de los movimientos obreros y nacionalistas…Este escrito nos da las claves para analizar las reivindicaciones de los sindicatos UGT y CNT realizadas en 1917, que implicaron la convocatoria de una huelga general.Este manifiesto comienza con las amargas quejas que desde hace tiempo vienen realizando los movimientos obreros ante la situación de miseria, explotación y desempleo que sufre el proletariado. Hacen hincapié en que estas protestas, que llevan entonces habían realizado de forma mesurada, no han surtido efecto. Es por ello que han decidido pasar a la acción, luchando contra los “amparadores de la explotación”, esto es, contra los explotadores de los proletarios. Han llegado a esta conclusión tras un análisis frío y detallado de la situación por la que atraviesan y por eso han acordado convocar una huelga general indefinida. Terminan el texto deseando que la huelga, de la que todavía no han establecido la fecha de inicio, sea un éxito.Efectivamente, en Agosto de 1917 se produjo en toda España la convocatoria de una huelga general ante la pésima y mísera situación económica de nuestro país, debido, en parte, al impacto negativo de la I Guerra Mundial (en la que España no participó). Por primera vez en su historia, participaron conjuntamente los sindicatos UGT y CNT. En esta huelga, en la que se produjeron numerosos incidentes, hubo más de 70 muertos y 2000 detenidos. La represión por parte del gobierno fue muy dura. La huelga fue un fracaso debido a las desavenencias internas entre la UGT y la CNT, que a pesar de compartir algunos puntos en común, presentaban objetivos y tácticas muy diferentes. Los anarquistas deseaban la abolición del Estado con todas sus instituciones (gobierno, ejército, policía…), la supresión de la propiedad privada y la defensa del colectivismo… También defendían la revolución violenta. Los socialistas eran partidarios de participar en el sistema, y se centraron en reivindicaciones laborales, preocupados por mejoras en salarios, horarios y condiciones de trabajo. También fracasó por la no participación del campesinado, la dura represión del ejército, que no actuó «a la rusa», la oposición a la huelga por parte de republicanos, nacionalistas, etc.

Esta huelga tuvo muchas y graves consecuencias: supuso la crisis del turnismo, y por ende de todo el sistema político de la Restauración así como la radicalización del movimiento obrero y la división entre los dos sindicatos de mayor presencia en nuestro país.El miedo a una revolución social influenciada por la revolución rusa de este mismo año (1917) hizo que los huelguistas tampoco tuvieran apoyo de los reformistas parlamentarios; sin embargo, y pese al balance negativo por el elevado número de muertos y heridos, el movimiento huelguístico fortalecíó al sindicalismo socialista y agravó la quiebra definitiva del sistema de la Restauración.Cabe destacar los cambios sociales que provoco el movimiento obrero, tanto socialista como anarquista; ya k ambos, según avanzaba el tiempo, aumentaba el número de miembros de sus organizaciones.Sin embargo, estos incidentes no lograron acabar con el sistema político de la época, el cual se mantuvo por u para los cambios sociales que tenían lugar en España. Esta situación cambiaría poco más tarde con el Golpe de Estado llevado a cabo por el general Primo de Rivera. En conclusión, este documento histórico nos ayuda a comprender las causas que propiciaron que los sindicatos UGT y CNT convocaran una huelga general para así hacer frente a la grave situación económica y social en la que se encontraba el proletariado. Ha sido definida como “un ensayo de revolución obrera”. Sin duda, tenían bien presente la revolución bolchevique de 1917


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.