Movimiento ludista y cartista

Share Button
3.La clases trabajadoras
Los campesinos
La situación del campesinado europeo era muy diversa. En Occidente el campesinado era libre y en muchos
casos propietario de la tierra, en Europa oriental no se abolíó la servidumbre hasta el Siglo XIX.

Los obreros

La revolución industrial dio lugar a una variada gama de trabajadores industriales, que tendieron a ser
clasificados como proletariado o como clases trabajadoras. Su denominador común, era la condición de ser
asalariados.
En el seno de la clase obrera estaban los trabajadores de la industria fabril, los trabajadores a domicilio, los
criados del servicio doméstico, los trabajadores eventuales o ambulantes y también los artesanos.
En general la inseguridad laboral era una de las principales preocupaciones. Un accidente o una enfermedad
podían conducir a la miseria al obrero, que no estaban cubierto por ningún tipo de protección social. Las
jornadas laborales eran muy largas.
Las peores ocupaciones se adjudicaron a los inmigrantes. La mujeres y los niños fueron sobreexplotados.
Poco a poco se fue formando un grupo de trabajadores cualificados.
PENSAMIENTO SOCIAL Y ORGANIZACIÓN OBRERA
Las grandes ideologías del Siglo XIX fueron el liberalismo, el nacionalismo y el socialismo.

1.Doctrinas Sociales

Las doctrinas sociales comenzaron a ser sistematizadas entre 1820 y 1830, coincidiendo con las revoluciones
liberales.

El socialismo utópico

Las primeras teorías socialistas llamaban la atención más sobre los efectos del capitalismo que sobre las
causas que provocaban esta situación de pobreza. Era la época de los socialistas utópicos, que imaginaban
soluciones ideales para remediar esta situación. Sus propuestas se centraban en acciones caritativas, Así
surgieron diversas actuaciones:
· La del francés Saint?Simón que insistíó en la necesidad de la solidaridad social.
La del también francés Charles Fourier, que imaginaba una sociedad ideal formada por pequeñas
comunidades, a las que denominó falansterios.
La creación por el inglés Robert Owen de una nueva ciudad denominada Nueva Armónía y
organizada en cooperativas obreras.
Estas propuestas tenían en común la preocupación por la igualdad social. En todos los casos el trabajo se
realizaba en forma colectiva.

2. Las primeras acciones colectivas

Las primeras acciones de las clases trabajadoras se desarrollaron en un contexto de prohibición del
asociacionismo. Ello obligó a los trabajadores a combinar formas de lucha violentas, como la revuelta y el
motín.

El ludismo

Una de las manifestaciones más importantes de la lucha obrera se concretó en el combate contra los efectos
del maquinismo, dado que la introducción de máquinas supónía la pérdida de muchos puestos de trabajo.
Los luditas estaban integrados por tejedores y trabajadores textiles que lograron destruir telares mecánicos.
Los seguidores del capitán Swing lograron destruir un gran número de trilladoras.
Ambas son manifestaciones intermedias entre la revuelta rural y la acción colectiva. Los luditas realizaron
algunas reclamaciones, como mejoras en sus salarios y unas condiciones de trabajo más adecuadas.


del maquinismo, dado que la introducción de máquinas supónía la pérdida de muchos puestos de trabajo.
Los luditas estaban integrados por tejedores y trabajadores textiles que lograron destruir telares mecánicos.
Los seguidores del capitán Swing lograron destruir un gran número de trilladoras.
Ambas son manifestaciones intermedias entre la revuelta rural y la acción colectiva. Los luditas realizaron
algunas reclamaciones, como mejoras en sus salarios y unas condiciones de trabajo más adecuadas.

El cartismo

La mejor expresión de acción colectiva de la clase obrera durante el Siglo XIX fue el movimiento cartista
ingles. El cartismo toma su nombre de la Carta del Pueblo, documento dirigido al parlamento británico, en el
que se pedía una reforma electoral.
La novedad del cartismo aspiraba a reformar la situación de la clase obrera mediante la vía electoral y
parlamentaria.
La experiencia cartista resultó decisiva para la historia del movimiento obrero británico.

Las revoluciones de 1848

En las revoluciones de 1848 los trabajadores participaron en la lucha revolucionaria. El fracaso de las
revoluciones de 1848 tuvo importantes consecuencias para el movimiento obrero. Por ello se fueron creando
sindicatos y partidos obreros. Los sindicatos querían mejorar las condiciones de trabajo. Los partidos obreros
pretendían conquistar los derechos políticos
3. Sindicatos y partidos obreros
Los sindicatos
En un principio los obreros se asociaron en mutuas y cooperativas. Ambas modalidades tenían por objetivo
auxiliar a sus asociados en caso de accidentes, recibían el nombre de sociedades de socorro mutuo.
El paso siguiente fue la creación de sindicatos. El sindicalismo se reconocíó legalmente en la segunda mitad
del siglo en Inglaterra.
En sus primeras expresiones, predominó el sindicato de oficio, que reunía a un tipo de trabajadores
cualificados. Posteriormente se fue abriendo paso el sindicato de industria.
En Gran Bretaña se constituyó una organización nacional, el Trade Unions Congress (TUC)
La firmeza mostrada en las reivindicaciones logró avances importantes. La lucha por la jornada de ocho horas,
así como la celebración de l fiesta cívica del Primero de Mayo.

Los partidos obreros

El partido político más poderoso fue el Partido Socialdemócrata (SPD) alemán.
El otro gran partido político que surgíó en este período fue el Partido Laborista Británico.
En España, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) fue fundando en 1879 por Pablo Iglesias.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.