Tropas francesas al final de la guerra de la independencia en España

Share Button

1. La guerra de independencia y las Cortes de Cádiz

1. Introducción

Carlos III muere en 1788, sucedíéndole su hijo Carlos IV, que no estaba capacitado para desempeñar este cargo. Al principio mantiene a su lado a dos importantes ministros de su padre, Floridablanca y Aranda, pero ambos cayeron en desgracia debido a las reacciones que surgieron tras estallar la revolución burguesa en Francia.

Ante la revolución francesa (1789), Aranda mantiene una posición neutral para disminuir gastos, pero éste pierde su cargo y Godoy pasa a ser el primer secretario de Estado en 1792. Desde entonces España entró en guerra.

Godoy era partidario de apoyar a Luis XVI frente a los revolucionarios franceses y decidíó aliarse con potencias que luchaban contra Francia, como Gran Bretaña. Los éxitos de Francia y la desconfianza de Godoy hacia Inglaterra hacen que se cambien los aliados. Se firmó con Francia la Paz de Basilea (1795). De esta forma, España quedaba subordinada a Napoleón. Se firma el Primer tratado de San Ildefonso (1795), que compromete a colaborar con Francia contra Inglaterra. Esto causó grandes derrotas a la armada española.

El desprestigio de Godoy le obligó a abandonar el poder entre 1798-1800. A su vuelta, se firmó el Segundo Tratado de San Ildefonso, porque el que España ataca a Portugal (1801) , aliada de Inglaterra. La derrota de Trafalgar (1805) convencíó a Napoleón de la importancia que tenía bloquear a Inglaterra, para lo que era necesario ocupar Portugal y España. Consiguió engañar a los reyes y a Godoy y se firmó el Tratado de Fontainebleau (1807), por el que España y Francia se repartían Portugal. En Marzo de 1808, España fue invadida por tropas francesas. Sólo entonces se dio cuenta Godoy de las intenciones de Napoleón, acabar con la monarquía española.

Éste será el preludio del final del reinado de Carlos IV, el cual supuso la quiebra del absolutismo ilustrado.

2. Causas de la crisis del absolutismo

  • La política belicista provoca una subida en los precios de los alimentos y déficit en la Hacienda real, lo que lleva a la primera desamortización.
  • El desprestigio de la corona y Godoy.
  • El descontento social en todos los sectores de la población, debido a la situación económica.

3. Aranjuez y Bayona

Tras la firma del tratado de Fontainebleau, los franceses ocupan Lisboa en 1807 y aparece en Madrid un poderoso ejército francés al mando de Murat en 1808. Esto alertó a Godoy de las intenciones de Napoleón: la liquidación de la monarquía española. El 17 de Marzo, en Aranjuez, fue asaltado el Palacio Real. Fue un motón preparado desde la propia camarilla del príncipe de Asturias y puso de manifiesto la crisis del AR; dos días más tarde, Carlos IV abdicaba en su hijo Fernando.

Napoleón trasladó a Bayona a Carlos, María Luisa y Godoy, por un lado, y a Fernando VII por otro. Obligó a Fernando VII a devolver la corona a su padre Carlos, y se la compró a éste por una elevada cantidad de dinero y un palacio para Godoy. Éste acto se conoce con el nombre de “renuncias de Bayona” y tiene lugar el 6 de Mayo de 1808. Días más tarde, napoleón entrega la corona a su hermano José.


4. El inicio de la guerra

Napoleón comprendíó que era fácil manipular al rey y a su hijo, pero no percibíó que la revolución que se había iniciado en España era un peligro para sus ambiciones en Europa. Cometíó el error de confundir los intereses de la corona con la voluntad popular.

El día 2 de Mayo de 1808 el pueblo se alzó contra las tropas francesas, dando el aldabonazo para la larga Guerra de la Independencia., que pondría fin a la ocupación napoleónica y los Borbones volverían a España. El levantamiento fue reprimido por Murat, que ordenó el fusilamiento de numerosos prisioneros.


El pueblo ocupó el vacío de poder dejado por las instituciones y las autoridades del AR. Así se ponía en práctica la soberanía popular y se hizo evidente que el alzamiento contra el ejército francés se propagaría. Ante la incapacidad y descrédito de las viejas instituciones, en algunas ciudades de España se crean juntas de gobierno, a cuyo frente se colocan personalidades de la clase social dirigente. El 6 de Junio, la Junta de Sevilla declaró la guerra a Napoleón.

El emperador francés estaba convencido de que aquella sería una guerra de corta duración, pero la resistencia de Zaragoza y Gerona y la derrota en Bailén trastocaron sus planes.

En Septiembre de 1808, las Juntas Provinciales se coordinaron en una Junta Suprema Central, que asumíó la soberanía nacional. Algunos de sus representantes fueron Jovellanos y Floridablanca. La Junta se encargó de dirigir la guerra y el gobierno, hasta que en el año 1810 traspasa sus poderes a una regencia.


5. Posturas ideológicas

  • Afrancesados. Aceptaban las renuncias de Bayona; algunos por conveniencia o miedo, otros porque creían que con Napoleón sería más fácil llevar a cabo las reformas necesarias para la nacíón.
  • Patriotas. No aceptaban las renuncias de Bayona.

– Absolutistas. La mayoría siguen a Fernando VII.

– Liberales. No aceptan ni a Napoleón ni al régimen absolutista. Eran partidarios de la libertan y consideraban imprescindible elaborar una Constitución que reconociera la soberanía nacional y la división de poderes.

  • Jovellanistas. Partidarios de reformas moderadas que respetaran las tradiciones y la corona.

6. Desarrollo militar de la guerra

La guerra de la Independencia fue una guerra nacional de liberación contra la ocupación francesa, pero además fue una Guerra Civil, ya que una parte de los españoles apoyaba al rey José.

Surgen dos formas de lucha:

  • El sitio. Se lucha casa por casa o en barricadas callejeras.
  • La guerrilla. Actuaban por libre donde más daño podían causar al enemigo. Su ventaja procedía del conocimiento del terreno, la movilidad y el apoyo de la población.

La guerra se divide en 3 fases:

  • 1ª fase (1808-1810): las tropas francesas comienzan a entrar en la península al mando del general Junot, ocupando casi todo el territorio. Sin embargo, la resistencia de Zaragoza y Gerona, y la derrota de Bailén consiguieron que Andalucía no fuera ocupada y que la corte de José I evacuara a Madrid. Napoleón reacciónó viniendo en persona al frente de su Gran Armada (200.000 hombres) y recuperó prácticamente todo el territorio.
  • 2ª fase (1810-1812): El ejército francés ha conquistado casi todo el país, pero la dispersión de sus fuerzas, el enfrentamiento a las tropas angloespañolas y el desgaste continuo de la guerrilla impiden a Napoleón someter el territorio y acabar la guerra. Los sitios hacían que la superioridad numérica francesa perdiera ventaja. Los principales fueron Zaragoza, Gerona y Cádiz. En cuando a la intervención inglesa, tiene lugar el enfrentamiento naval de Trafalgar, donde se pone de manifiesto la superioridad naval de Gran Bretaña. Además, las tropas angloespañolas, al mando de Wellington, acabarán imponiéndose a las francesas, tras la victoria de Waterloo.
  • 3ª fase (1812-1814): Viene marcada por el desarrollo de la campaña rusa. Ésta cambiaría la situación en España, de donde Napoleón retira casi la mitad de sus efectivos. Wellington, aprovechando esta circunstancia, avanza desde la frontera portuguesa, consiguiendo importantes victorias. El triunfo en Vitoria y San Marcial (1813) en el norte, expulsó a los franceses más allá de los pirineos. El tratado de Valençay pondría fin a la guerra, y además, Napoleón reconocía a Fernando VII como rey de España.

7. Consecuencias de la guerra

En cuanto a las pérdidas humanas, se calcula cerca de medio millón de muertos. Respecto a lo económico, podemos hablar de un país destruido: casas e infraestructuras arrasadas, campos sin cultivo y ganados sacrificados, escasez de marcados, ruina de la Hacienda Pública, robo y destrucción de buena parte del patrimonio histórico-artístico…

Desde el punto de vista político, supuso la crisis del AR y el fin del Imperio español al alentar la emancipación de las colonias americanas y, finalmente, el paso de España a potencia de 2º orden en el ámbito internacional. Aunque a la vuelta de Fernando VII se restauró el absolutismo, este sistema ya estaba herido de muerte.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.