Vuelta al moderantismo 1856-63

Share Button

11º PREGUNTA

Identifica el ámbito geográfico del carlismo y explica su ideario y apoyos sociales.

En 1830, Fernando VII Tuvo descendencia. En ese año nacíó Isabel, hija de María Cristina de las dos Sicilias. Pero debido a la Ley Sálica, promulgada por Felipe V en 1713, que Seguía vigente en España, las mujeres no podían acceder al trono, por lo que el Sucesor de la Corona sería su hermano, Carlos María Isidro. Es por ello que, Antes de morir, Fernando VII derogó la Ley Sálica con la Pragmática Sanción elaborada Durante el reinado de Carlos IV y que supónía la vuelta al derecho medieval Castellano recogido en las VII Partidas de Alfonso X el Sabio, que permitía Reinar a las mujeres, en este caso a Isabel.

Esto ocasiónó tres Guerras civiles, llamadas Carlistas, a lo largo del Siglo XIX, en las que se Impusieron los liberales. Estas guerras supusieron un conflicto dinástico y Militar, así como la confrontación entre dos grupos ideológicamente Antagónicos. En primer lugar, los carlistas, que eran partidarios de Carlos María Isidro como rey de España. Además, su programa ideológico se basaba en el Inmovilismo, es decir, la oposición radical a las reformas liberales, como Defensa del Antiguo Régimen (monarquía absoluta, tradicionalismo católico y la Defensa del foralismo vasco-navarro). Por otro lado, los liberales, que eran Partidarios de Isabel II y de su madre María Cristina, regente hasta 1840. Defendían los principios liberales en lo político y lo económico, como la Constitución, igualdad ante la ley, separación de poderes, soberanía nacional, Derecho al sufragio y prácticas capitalistas.

En cuanto a los apoyos Sociales del carlismo, fue apoyado principalmente por parte del clero rural, de La pequeña nobleza agraria, del pequeño campesinado y de sectores del ejército Y del artesanado, quienes veían amenazadas por el liberalismo su situación Económica y sus tradiciones. Además, las principales zonas de apoyo al carlismo Fueron zonas rurales del País Vasco, Navarra y parte de Cataluña, Aragón y Valencia.

A modo de conclusión, las Tres guerras carlistas que fueron causadas por la oposición carlista contra la Monarquía isabelina fueron de 1833 a 1840, de 1846 a 1849 y, finalmente, de 1872 a 1876. Además, el carlismo pervivíó hasta el Siglo XX, configurado como movimiento Político con varias ramificaciones.

12º PREGUNTA

Resume la Evolución política de Isabel II durante la tapa de su minoría de edad (1833-1843) y explica el papel de los militares.

El reinado se divide en Tres grandes etapas: Regencia de María Cristina (1833-1840), Regencia de Espartero (1840-1843) y reinado efectivo de Isabel II o de la mayoría de edad (1843-1868). Esto supuso la convulsa implantación del sistema liberal en España Debido a la lucha entre carlistas y liberales.

Fue un periodo de gran Inestabilidad política y fuerte presencia militar. Además, estos gozaron de Gran influencia debido al prestigio adquirido en las guerras de Independencia, Colonial y carlista. Estos generales lideraban a los partidos políticos, que se Apoyaban en ellos, y recurrían al pronunciamiento para intentar cambiar el Rumbo del gobierno.
A estos militares (Espartero, O´Donnell, Serrano o Prim) se Les conoce como “espadones”.

Periodos durante la Minoría de edad de la reina (1833-1843):

-La reina María Cristina asume La regencia (1833-1840): al discutir el estatuto, se hace clara la separación De los liberales en dos tendencias distintas: moderados y progresistas:

*Los moderados defienden que las fuentes de la soberanía con la monarquía y la nacíón, representada en las Cortes. Favorecen el proteccionismo económico y el voto censitario para evitar que los grupos sociales más bajos pudieran votar. Eran partidarios de suprimir la Milicia Nacional y entablaron relaciones con la Iglesia Católica. Los grandes terratenientes y los hombres de negocios compónían los soportes de este grupo. Entre los nombres más conocidos están Martínez de la Rosa y el general
Narváez.

*los progresistas defienden la soberanía nacional y limitan los poderes de la Corona. Son partidarios del librecambismo y apoyan la ampliación del cuerpo electoral, pero limitando la participación de las clases bajas. Quieren realizar reformas profundas y desconfían del clero católico. Sus nombres más conocidos son Mendizábal, Madoz y el general Espartero.

La reina se ve obligada a establecer alianzas con los moderados lo que trae consigo una grave crisis con la Corona. La incapacidad de vencer a los carlistas lleva a María Cristina a ofrecer la formación de gobierno a los progresistas con Mendizábal a la cabeza. En 1837, las Cortes Constituyentes emprenden la elaboración de la Constitución de 1837, con la que se consolida el régimen constitucional en España.

Tras desmontar definitivamente el régimen absolutista, los liberales impulsaron iniciativas para reformar la agricultura, entre ellas, la desamortización llevada a cabo por Mendizábal (1836). Esta consistía en nacionalizar y poner a la venta los bienes expropiados previamente a la Iglesia.

-La regencia del general Espartero (1840-1843): reprimíó con dureza los numerosos pronunciamientos realizados por los moderados. El anuncio de negociaciones para firmar un tratado comercial librecambista con Gran Bretaña desató una rebelión. Esta insurrección aunó a burgueses y obreros. En 1842 ordenó el bombardeo de barrios de Barcelona para reprimir la protesta. La regencia quedó así desacreditada.

Cuando el general Narváez, que había protagonizado el pronunciamiento de 1843, llega a la presidencia del gobierno en 1844, inicia una serie de reformas que limitan las libertades propuestas por los progresistas.

13 PREGUNTA

Resume la evolución política del reinado de Isabel II durante la etapa de la mayoría de edad (1843-1868) y explica el papel de los militares.

En el reinado efectivo de Isabel II se pueden distinguir tres periodos:

-La Década Moderada (1844-1854): en 1843, con 13 años, Isabel fue proclamada mayor de edad y asumíó el trono y encargó la formación del gobierno al partido moderado, del general Narváez (1844), dando comienzo a una década política en la que la escena política estuvo dominada por los liberales moderados. Redactó la Constitución moderada de 1845, que derogaba la de 1837 y que estuvo vigente hasta 1869. Recoge los principios del liberalismo doctrinario (conservador): soberanía compartida del rey con las Cortes (otorgando más poderes a la Corona y al gobierno y recortando los del Parlamento), confesionalidad del Estado (exclusividad de la religión católica), bicameralismo (un legislativo con un Senado de designación real y un Congreso de los Diputados elegido por sufragio censitario y que podía ser disuelto por la Corona). Además, la nueva Constitución sometía a ayuntamientos y diputaciones a la Administración central y suprimía la Milicia Nacional.

En 1844 se creó la Guardia Civil y, por esas fechas, los institutos de segunda enseñanza con el Plan de Estudios de Pidal de 1845, completado luego con la Ley Moyano de 1857, que organiza diferentes niveles de enseñanza, estableciendo la enseñanza primaria pública, gratuita y obligatoria.

Otras medidas moderadas fueron: la centralización administrativa: el gobierno elegía a los gobernantes provinciales y a los alcaldes (mediante la Ley de Ayuntamientos, que le otorgaba el control sobre los municipios). Se realizó una reforma del sistema fiscal que introdujo el impopular impuesto de consumo.

-El Bienio Progresista (1854-1856): se inició con un pronunciamiento instigado por O´Donnell (“La Vicalvarada”) en 1854, que pretendía forzar a la reina a admitir reformas democráticas. Isabel II pidió al general Espartero que formara gobierno. Se tomaron medidas que contribuyeron a la modernización de la economía española, como la Ley de Desamortización General o Civil, de Pascual Madoz (1855), que supuso el fin de los bienes amortizados, al desamortizar los bienes comunales de los municipios. En ese mismo año, la Ley de Ferrocarriles dejó una red ferroviaria desaprovechada y poco rentable que, 10 años después, se llevaría por delante el sistema financiero.

-La etapa final del reinado: retorno al moderantismo (1856-1868): al final del reinado, se alternan gobiernos moderados presididos por O´Donnell (Uníón Liberal) y Narváez (más moderado ahora). Los liberales radicales quedaron marginados. El creciente autoritarismo de los gobiernos y la represión ejercida contra la oposición política provocaron la renuncia de los progresistas a participar en las elecciones (“el retraimiento”). A ello se sumó una profunda crisis económica.

Los grupos de la oposición (demócratas y progresistas) suscribieron el Pacto de Ostende, que propónía compaginar la acción militar (pronunciamiento) y popular (revolución) para destronar a Isabel II y convocar Cortes Constituyentes.

Así, en 1868, el almirante Topete se pronuncia en Cádiz, dando lugar a la Revolución Gloriosa, que puso fin a la monarquía de Isabel II. Esta y su familia abandonaron España y se exiliaron a Francia. Se iniciaba ahora en España el periodo conocido como Sexenio Revolucionario o Democrático (1868-1874).

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.