12.2. El sexenio democrático (1868-1874): intentos democratizadores. La revolución

Share Button

La revolución de la Gloriosa, en Septiembre de 1868, provocó el final de la monarquía de Isabel II y abríó un periodo de seis años conocido como el sexenio democrático, ya que se consigue por primera vez en España un régimen realmente democrático con la aplicación del sufragio universal, el reconocimiento de derechos entre otras cosas. En primer lugar, las practicas dictatoriales de Narváez y Bravo extendieron la impopularidad del régimen moderado de Isabel II y la crisis económica aumentó el descontento de la población, la muerte de Narváez (1868) descabezó a su partido y la de O’Donell propició el acercamiento de la uníón liberal dirigida por Serrano a los progresistas dirigidos por Prim, habían firmado con los demócratas el Pacto de Ostende, donde se comprometían a derrocar a Isabel II, la sublevación militar estallo en Cádiz (Septiembre) de la mano del almirante Topete, Isabel II huyó a Francia, todo se convirtió en revolución popular, se constituyeron las juntas revolucionarias con milicias que defendían medidas como la abolición de los consumos y quintas, sufragio universal, entre otros. Tras la victoria de esta, se plantearon dos conflictos, una dualidad de poder, un gobierno provisional presidido por serrano e integrado por progresistas y unionistas. El gobierno responde disolviendo las juntas pero aceptando el sufragio universal, se convocan elecciones a cortes, celebradas en Enero de 1869, la polémica sobre la forma de gobierno en España, si monarquía o república.
Finalmente, los resultados electorales aseguraban la opción monárquica volviendo a constituirse como una monarquía sin rey, se establecíó de forma provisional la regencia ejercida por Serrano y un gobierno presidido por Prim, se crea la constitución de 1869, la primera realmente democrática en España, por las cortes por sufragio universal, con una soberanía nacional, separación de poderes con ejecutivo (monarca), legislativo (cortes) y judicial (tribunales), sufragio universal masculino indirecto, derechos individuales como la libertad de expresión, libertad de culto aunque manteniendo el culto por parte del estado. La constitución tuvo un fuerte rechazo, republicanos al principio monárquico y al mantenimiento del culto católico y los católicos a la libertad religiosa, al mismo tiempo, el gobierno tomó unas medidas económicas para intentar salir de la crisis como la creación de la peseta o adoptar una política librecambista como la ley de Minas de  1868, el gobierno se encontró además con varios problemas como la insurrección de Cuba, que en 1868 estalló la guerra de los diez años generando grandes gastos, crisis agrarias que desataron rebeldía del campesinado, el descontento de los republicanos y también la búsqueda de un rey entre candidatos como Montpensier, Fernando de Portugal, Leopoldo, Espartero y Amadeo de Saboyá, este último elegido por el empeño de Prim, su principal valedor, poco después muere, lo que lo privó de una ayuda muy necesaria. El progresismo se dividíó en el Partido constitucional de Sagasta, partidario de frenar avances democráticos y el partido radical de Zorrilla, partidario de profundizar en las reformas. A parte de la debilidad interna se le añade un rechazo de los Alfonsino, que pretendían la vuelta de los Borbones, los republicanos con reformas en lo político, económico y social y los grupos populares, otro hecho es hacer frente a la III guerra carlista y a la guerra en Cuba. La notaria inestabilidad política hizo que Amadeo renunciara al trono Español el 10 de Febrero de 1873 un día después, el congreso y el senado en la Asamblea nacional asumieron todos los poderes proclamando la república.

La república se encontró con muchas dificultades, como una hacienda sin fondos, dos guerras abiertas, movilizaciones de obreros y campesinos… y no contó con grandes apoyos ya que las cortes eran mayoritariamente monárquicas y pretendían volver a instaurarla, los escasos republicanos, muy divididos, pertenecían a las clases medias urbanas y las clases trabajadoras dieron su apoyo al movimiento obrero. Figueras, un republicano moderado fue nombrado jefe de gobierno, lidió con varios intentos de Golpe de Estado y protestas del movimiento obrero, se intentó establecer una nueva constitución republicana pero no llegó a aprobarse. En las elecciones los republicanos federales obtuvieron una mayoría y en Junio de 1873 se proclama la república democrática federal, con Pi i Margal como presidente, se intentaron grandes reformas como la supresión de los impuestos de consumo y eliminación de las quintas, separación de la iglesia y del estado, reglamentación del trabajo infantil, abolición de la esclavitud en Cuba y Puerto Rico, y el proyecto más importante fue la constitución federal con la novedad de la división del estado según un modelo federal en diecisiete estados. El propósito de este presidente era instaurar una república federal de manera ordenada, pero no solo había diferencias sobre el modelo de estado entre federales y unitarios, sino que también entre los mismos federales, los más exaltados o intransigentes deseaban un estado federal de abajo arriba y por otro lado los que defiendan la legalidad, la vía constitucional. El país entró en un proceso revolucionario con insurrecciones obreras y el estallido de movimientos insurreccionales cantonalistas, que era un movimiento político y social defendido por los federales intransigentes que llevo al extremo el concepto de autonomía federal, el primero en proclamarse fue Cantón de Cartagena. Pi i Margall se vio desbordado y dimitíó, le sucedíó Nícolás Salmerón, republicano unitario, un par de meses después dimitíó, después Emilio Castelar, de la derecha republicana. Las cortes se reunieron en Enero de 1874 y le sometieron a una moción de confianza que perdíó, el general Pavía irrumpíó en el congreso y dio un Golpe de Estado, se establecíó una nueva república presidida por Serrano que se prolongó a lo largo de 1874, la dictadura de serrano acabo con el cantón de Cartagena y disolvíó la internacional en España y se enfrentó a los carlistas, su dictadura fue un paso previo a la restauración de los Borbones que planearon los Alfonsino con su líder Cánovas del Castillo quien hizo al príncipe que publicase el Manifiesto de Sandhusrst. El brigada Martínez Campos hizo un pronunciamiento en Sagunto en Diciembre de 1874 y el hijo de Isabel fue proclamado rey convirtiéndose en Alfonso XII dando paso así al proceso de Restauración.

El sexenio fue la última etapa de liberal en España que intento ampliar el liberalismo y hacerlo más democrático aunque lleno de conflictos y caracterizado por la inestabilidad.  

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.