Comentario de texto decreto de desamortización de mendizabal

Share Button

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS DEL DECRETO DESAMORTIZADOR DE MENDIZÁBAL


CLASIFICACIÓN DEL TEXTO


  • Tipo de fuente: Fuente primaria

  • Contenido o Temática: Política e ideológica. Se trata de una exposición de motivos que precede al decreto desamortizador para defenderlo y justificarlo. Fue publicado en la Gazeta de Madrid, precedente del actual BOE, el 21 de Febrero de 1836.

  • Autor: Juan Álvarez de Mendizábal (1790-1853): Hijo de un comerciante, nació en Chiclana (Cádiz), sirvió en el ejército durante la Guerra de la Independencia. Desde 1819 trabajó como contratista proveedor de suministros para el ejército, lo que le hizo prosperar económicamente. Financió, en parte, la sublevación de Riego. Durante la Década Ominosa se exilió. Muerto Fernando VII, fue ministro de Hacienda desde el 13-6-1835 y Presidente del Gobierno desde el 25-9-1835. Elaboró los decretos desamortizadores del 19-2-1836 y del 8-3-1836 sobre las tierras y propiedades del clero, especialmente el regular. Cesado el 15-5-1836, tras las revueltas del verano, vuelve como ministro de Hacienda de nuevo el 11-9-1836 formando parte del gobierno presidido por Calatrava, estableciendo la redención de quintas a cambio de un pago en dinero.

  • “Circunstancias Históricas del Momento “o “Contexto Histórico”:

Se inscribe en el momento de implantación del régimen liberal, que supone el fin del Antiguo Régimen, y del absolutismo, el establecimiento de la igualdad ante la ley, la división de poderes, y el establecimiento de un régimen constitucional y parlamentario. Para lograr esto, los liberales, sobre todo los progresistas, realizarán un importante esfuerzo en 1836 y 1837.


En economía se va a buscar la implantación del capitalismo, basado en la iniciativa personal y la propiedad privada plena. Que se desarrolle sin intervención del Estado. Para ello, era necesario liberar, sacar al mercado, todos los bienes, acabando con los bienes de manos muertas y con la propiedad vinculada, y sustituirlos por una propiedad plena y absoluta que en cualquier circunstancia pueda venderse.


Este proceso coincide en el tiempo con una gravísima crisis de la Hacienda por las deudas contraídas a partir de la década de 1790, originadas por la participación ene distintas guerras: contra la Francia revolucionaria (1793-1795), contra Gran Bretaña (1797-1801) y (1804-1808), la Guerra de la Independencia contra Francia (1808-1814), las guerras contra las colonias hispanoamericanas que buscan su independencia (1810-1824). A las que se añade la Primera Guerra Carlista (1833-1840) en curso en ese mismo momento, y que iba a incrementar todavía más los gastos y la deuda, deteriorando todavía más la situación de la Hacienda., e incrementando las necesidades económicas del bando liberal-isabelino en lucha contra el bando carlista-absolutista.


  • Destinatario del texto:
    Se destina a la Reina Regente María Cristina

  • Finalidad del texto o propósito del autor: Justificar el decreto desamortizador de los bienes del clero regular.

IDENTIFICACIÓN DE LAS IDEAS PRINCIPALES


  • La desamortización se justifica por:

    • Garantizar la deuda nacional (L2), minorando la deuda (L14-15)

    • Ganar partidarios para el régimen liberal: en los nuevos propietarios de los bienes (L17 y 18) y (L5 a 8) y hacer que se identifique al trono con el orden y la libertad (L7)

    • Buscar el progreso económico: abriendo la fuente de la felicidad pública (L4 y L10), y desobstruir los canales a la “industria” (L4 y L5)




EXPLICACIÓN DEL TEXTO


La intención de Mendizábal y los liberales progresistas era disminuir y garantizar la deuda L2, L14-15 y obtener ingresos en una situación de guerra, Primera Guerra Carlista (1833-1840), y con un grave déficit en la Hacienda. Esto era lo prioritario.


En segundo lugar se buscaba conseguir una base social sólida para sostener a Isabel II y el liberalismo. Lo que se esperaba lograr por la necesidad de los compradores de bienes nacionales, antiguamente pertenecientes al clero, de asegurarse el triunfo isabelino para que pudieran mantener sus nuevas propiedades, pues por el contrario, de triunfar el pretendiente Carlos María Isidro esos bienes podrían ser devueltos al clero. Así de esta manera el trono de Isabel II se identificaría con el orden (defensa de la propiedad recién adquirida) y con la libertad, en sus dos vertientes política y económica. (L17 y L18) y (L5 a 8).


En tercer lugar Mendizábal y los progresistas creen que la eliminación de los obstáculos a la libre circulación de la propiedad favorecerá el progreso económico del país, así debe entenderse el término “felicidad pública”. Lo mismo se recalca al referirse a la eliminación de obstáculos a la industria (L4 y L5) que debe entenderse en un sentido mucho más amplio que el actual (agruparía a la propia industria, a la artesanía, al comercio…) casi como sinónimo de actividad productiva. Esta es una de las ideas centrales del liberalismo económico, evitar toda traba al desarrollo económico.


VALORACIÓN

  • Precedentes o procedencia de las ideas


    • Las raíces de estas ideas se encuentran en el liberalismo económico de Adam Smith que se difundieron a partir de su libro Ensayo sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones (1776). Entre los precedentes se encuentran también la desamortización de Septiembre de 1798 (mal llamada desamortización de Godoy pues éste no estuvo en el gobierno entre finales de Marzo de 1798 y finales de 1800 cuando volvió al gobierno) por lo que la desamortización la realizó el gobierno de Mariano Luis de Urquijo mediante el secretario de hacienda Miguel Cayetano Soler. Se trato de una desamortización de bienes eclesiásticos muy limitada. En diciembre de 1806 el papa concedió a Godoy derecho a realizar una nueva desamortización sobre la séptima parte de los bienes del clero para disminuir la deuda del Estado, desamortización que no pudo llegarse a completar.

  • Consecuencias de la desamortización de Mendizábal:

    • La venta de bienes nacionales no aportó dinero suficiente para solucionar los problemas de la Hacienda. Aunque sí para aliviarlos en parte, y para poder continuar la guerra contra los carlistas.

    • Al subastarse las tierras en grandes lotes no se alteró la gran propiedad latifundista, únicamente cambió de manos. Muchos burgueses y algunos nobles compararon los bienes subastados. Como consecuencia, en los sucesivo, en el campo habitaría gran número de jornaleros, campesinos sin tierras que no fueron capaces de adquirir en las subastas los grandes lotes de tierra subastados, y que se verán obligados en lo sucesivo a trabajar las tierras de otros a cambio de un jornal. Esto marcará la estructura de la propiedad agraria española a lo largo de los siglos XIX y XX, y constituirá una fuente de conflictividad social en estos dos siglos, especialmente en la mitad sur del país y particularmente en Andalucía.

    • Sí se consiguió una rica clase terrateniente que apoyase al régimen liberal, aunque lo haría principalmente a los moderados y no a los progresistas.

  • Aportación del texto al conocimiento histórico o Significado del texto


    • Nos da a conocer de primera mano por el propio autor de la desamortización sus intenciones y objetivos, lo que reviste gran importancia ya que sus consecuencias abarcarán todo el siglo XIX y XX, como ya he señalado más arriba.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *