Comentario de texto estatuto de autonomía del País Vasco 1979

Share Button

7. La II República ante los principales problemas de España: las reformas políticas sociales y económicas

La caída de la dictadura de Primo de Rivera arrastró a la monarquía. Después de dimitir Primo de Rivera, el rey Alfonso XIII pretendíó volver a la situación anterior a 1923, restableciendo la constitución de 1876  como si nada hubiera pasado. Para ello nombró como nuevo jefe de gobierno a Berenguer. La solución no da resultado porque la monarquía se encuentra sin apoyos ya que se identificó con el propio dictador desde el golpe militar.
El primer gobierno de Berenguer tuvo que afrontar problemas importantes como:

– Las fuerzas republicanas se organizan en el llamado Pacto de San Sebastián (Agosto de 1930). En este pacto están presentes  no sólo republicanos  sino nacionalistas y partidos obreros (PSOE, UGT). El pacto tiene como objetivo derribar a la monarquía y de el nacíó el Comité Revolucionario, presidido por Niceto Alcalá Zamora.

– Los intentos de Golpe de Estado en Jaca (Huesca) y en Cuatro Vientos (Madrid). Los intentos son abortados, pero la ejecución de los militares de Jaca los convierte en los primeros mártires de la república. 

El gobierno de Berenguer  es sustituido por el almirante Aznar y éste convoca elecciones municipales que se celebrarán el 12 de Abril de 1931. Estas elecciones darán la victoria a los republicanos que obtienen  la victoria en 41 de las 50 capitales de provincia. Al mismo tiempo las multitudes toman la calle y no hay respuesta represiva por parte del gobierno. Dos días después, el 14 de Abril se proclamaba la segunda república española. Este día el Comité Revolucionario se hizo cargo del poder una vez negociada la salida de Alfonso XIII del país. El traspaso de poderes se hizo de forma pacífica y Alfonso XIII macha a Cartagena y de aquí al exilio.

 Se inicia una nueva etapa caracterizada por profundas transformaciones políticas y sociales que buscaban la solución definitiva de los grandes problemas de España, pero durante su desarrollo tuvo una fuerte oposición de los sectores más conservadores de la sociedad. La política de reformas y contrarreformas provocó una profunda división en la sociedad española.

 El advenimiento de la IIª República coincidíó con una etapa de crisis económica internacional (crisis de 1929) y de crisis  de los sistemas democráticos (En Europa existía un predominio de dictaduras) que hará más difícil el desarrollo de reformas en España.

En el desarrollo de la República distinguimos varias etapas:

– GOBIERNO PROVISIONAL (Abril-Diciembre de 1931)

– BIENO REPUBLICANO-SOCIALISTA  O REFORMISTA (Diciembre de 1931-Noviembre de 1933)

– BIENO DERECHISTA O REPÚBLICA DE DERECHAS (Noviembre de 1933- Febrero de 1936)

– FRENTE POPULAR (Febrero de 1936)


 

2.1.-GOBIERNO PROVISIONAL (Abril-Diciembre de 1931)

 El 14 de Abril el Comité revolucionario se convierte en Gobierno Provisional. Estaban representados antiguos monárquicos (Niceto Alcalá Zamora), republicanos radicales (Lerroux) radicales socialistas (Marcelino Domingo) Acción Republicana (Manuel Azaña), republicanos catalanes, republicanos gallegos (Casares Quiroga) y socialistas (Indalecio Prieto, Largo Caballero y Fernando de los Ríos). Este gobierno presidido por Alcalá Zamora tenía la tarea de construir un nuevo régimen político y democrático. Sus dos primeras acciones fueron:

– Una serie de disposiciones de carácter reformista de contenido social (favoreciendo a las clases campesinas) de contenido militar (adecuar al ejército al poder civil) y de contenido político (concesión  de un gobierno provisional para Cataluña) que seguirán desarrollándose durante el bienio republicano.

– La convocatoria de cortes constituyentes para dar al régimen un soporte político y jurídico. La convocatoria  se celebraría el 28 de  Junio de este mismo año mediante sufragio universal masculino en el que podían ser elegidas diputadas las mujeres

Este gobierno provisional tuvo que enfrentarse a varios conflictos en los primeros meses: la quema de conventos en Andalucía y Madrid (Mayo de 1931) y la expulsión del país del cardenal Segura (primado de España) contrario a la República. Estos hechos provocaron la hostilidad de la Iglesia y de  los sectores católicos al nuevo régimen. También conocíó abundantes protestas obreras protagonizadas por la CNT.

Las elecciones legislativas se celebraron el 28 de Junio y la coalición de republicanos socialistas obtuvo la mayoría. Las cortes se abrieron el día 14 de Julio y tendrán como misión fundamental la redacción de la constitución que será aprobada el 9 de Diciembre de 1931. En ella se definía a España como “una república democrática de trabajadores de todas las clases” y como un estado unitario pero con el reconocimiento de autonomía para los municipios y para algunas regiones. Se garantizaba la división de poderes: el legislativo en una Cámara, el Congreso de los Diputados, elegido por sufragio universal (se reconoce el voto a las mujeres); el ejecutivo en el gobierno y el judicial en los tribunales. Los conflictos entre los poderes se llevaban a un Tribunal de garantías Constitucionales. Aparece una nueva  figura, el presidente de la República, elegido por los diputados por un período de 6 años.

 El estado se declaró no confesional, se suprimíó la ayuda económica a la Iglesia y prohibíó a las órdenes religiosas ejercer la enseñanza. Proclama la libertada religiosa y reconoce el matrimonio civil, además de derechos individuales y sociales como el derecho al trabajo, a la educación, a la salud y a una vivienda digna.

Una vez aprobada la constitución las Cortes eligieron presidente de la república a Niceto Alcalá Zamora y se formó un gobierno presidido por Manuel Azaña. Se inicia así el bienio republicano-socialista o reformista.


 

2.2.-BIENO REPUBLICANO-SOCIALISTA O REFORMISTA (Diciembre de 1931-Noviembre de 1933)


 Los gobiernos presididos por Azaña durante este bienio abordaron los problemas que según ellos habían apartado a España de la modernidad, problemas que ya se habían planteado durante el gobierno provisional. Intentaron resolver de forma definitiva el problema religioso, el militar, el agrario, el educativo y el regional, haciendo profundas reformas.

Reforma religiosa


Esta reforma pretendía limitar el poder y la influencia de la iglesia. Muchas disposiciones se recogen en la constitución y muchas de las medidas tomadas como el reconocimiento constitucional del divorcio, el matrimonio civil, la secularización de los cementerios, la supresión de la enzeñanza religiosa, la eliminación de los crucifijos de las aulas, la dosolucion de la orden de los Jesuitas fueron inoportunas pues agredieron torpemente a los católicos quienes identificaban la República como un ataque a Dios provocando que se movilizaran contra ella, especialmente después de la creación del partido de la derecha católica la C.E.D.A.

Reforma militar


La reforma militar fue impulsada por Azaña con un doble objetivo:

a) Someter al ejército al poder gubernamental y asegurar la fidelidad a la república y alejar a los mandos monárquicos.

b) Reducir el nº de oficiales mediante la Jubilación anticipada o retiro voluntario de los oficiales disconformes con el régimen.

Además se redujeron las regiones militares, se suprimieron las capitánías generales y la Academia militar de Zaragoza por considerarla ineficaz y antirrepublicana. Se creo la guardia de asalto y se redujo el servicio militar a un año.

Reforma agraria


Pretendía acabar con los problemas crónicos del campo español: el latifundismo, la escasa productividad y la abundancia de jornaleros sin tierras. La reforma se planteó tres objetivos:

– Social: entregar tierras a los campesinos para así crear una clase media campesina propietaria que se identificara con los postulados republicanos.

– Económico: aumentar la productividad  y que esta ayudara a elevar el poder adquisitivo del campesinado permitiendo estimular el consumo y en consecuencia la producción industrial.

-Político: acabar con el poder económico de la aristocracia terrateniente, enemiga de la República.

La ley de Reforma agraria fue aprobada, después de muchas discusiones, en Septiembre de 1932 y su contenido básico  era expropiar, mediante indemnizaciones, tierras no explotadas directamente y asentar en ellas a campesinos que la explotaran o bien de forma colectiva o de forma individual. A pesar de sus grandes pretensiones faltó dinero y eficacia política para llevarlo a cabo. Además su puesta en marcha fue lenta por el descontento en las zonas de dominio del latifundismo, lo que provocó la reacción de los campesinos y sus duras protestas sociales.

La reforma educativa


Convencido de que el atrado español podía superarse mediante un buen sistema educativo, el gobierno de Azaña se encargó de sustituir métodos y profesores religiosos por partidarios de una enseñanza progresista para intentar acabar con el analfabetismo y promover una educación liberal y laica. Se establecíó la enseñanza primaria obligatoria gratuita y mixta, se construyeron nuevas escuelas, se ampliaron las plazas de maestro, se mejoró la educación secundaria y se potencio la investigación de los nuveles universitarios. Ademas se crearon las misiones pedagógicas, con el dines de llevar la instrucción y la cultura al campo. Pero, la falta de fondos hizo difícil la reforma educativa.

La reforma política,


Pretendía resolver el problema de los regionalismoa y lo hará dentro del marco constitucional, La Constitución reconocía la posibilidad de que algunas regiones organizaran su propio gobierno dentro del estado español, Cataluña pedirá su Estatuto de Autonomía y sera aprobado por las Cortes en Septiembre de 1932, El él se recoge su gobierno y su Parlamento.  Al gobierno central se le reserva el orden publico, la defensa nacional y las relaciones exteriores. El presidente del gobierno sera Maciáy el del Parlamento, Campanys. El Estatuto contó con una fuerte oposición en las Cortes y en la prensa de derechas y despertó hondos recelos en los medios militares. Solo Cataluña verá su proyecto durante ese bienio. El País Vasco y Galicia tendrán que esperar a 1936.  

Si los proyectos de reformas fueron importantes, no contentaron a todos los sectores sociales. Dos sucesos ponen de manifiesto el descontento de los militares y los campesinos. En Agosto de 1932 hay un intento de Golpe de Estado en Sevilla protagonizado por el general Sanjurjo. Se  pudo abortar y detener  a los golpistas que fueron juzgados y encarcelados. En Enero de 1933 se produce una sublevación anarquista en Casa Viejas (Cádiz), es reprimida duramente y ejecutados 14 campesinos por la Guardia Civil. Se responsabilizada de este hecho al propio Azaña. El gobierno queda muy deteriorado, es incapaz de hacer frente a los continuos conflictos sociales que se traducen en manifestaciones y huelgas protagonizadas por la rama más virulenta del anarquismo. La oposición de los sectores de derechas se acentúan y una buena parte de la sociedad identifica a la democracia con el desorden.

 Niceto Alcalá Zamora piensa que la  mejor solución es la convocatoria de elecciones. Esta se celebrará en Noviembre de 1933. Ganarán los partidos de derechas en unas elecciones donde por primera vez votan las mujeres en España, a las que la izquierda se presentó desunida en medio de una fuerte campaña abstencionista de los anarquistas y donde la derecha agrupaba a sectores agrarios y monárquicos (CEDA) liderados por Gil Robles. Se inicia así una nueva etapa, el bienio derechista.


La reforma educativa


Convencido de que el atrado español podía superarse mediante un buen sistema educativo, el gobierno de Azaña se encargó de sustituir métodos y profesores religiosos por partidarios de una enseñanza progresista para intentar acabar con el analfabetismo y promover una educación liberal y laica. Se establecíó la enseñanza primaria obligatoria gratuita y mixta, se construyeron nuevas escuelas, se ampliaron las plazas de maestro, se mejoró la educación secundaria y se potencio la investigación de los nuveles universitarios. Ademas se crearon las misiones pedagógicas, con el dines de llevar la instrucción y la cultura al campo. Pero, la falta de fondos hizo difícil la reforma educativa.

La reforma política,


Pretendía resolver el problema de los regionalismoa y lo hará dentro del marco constitucional, La Constitución reconocía la posibilidad de que algunas regiones organizaran su propio gobierno dentro del estado español, Cataluña pedirá su Estatuto de Autonomía y sera aprobado por las Cortes en Septiembre de 1932, El él se recoge su gobierno y su Parlamento.  Al gobierno central se le reserva el orden publico, la defensa nacional y las relaciones exteriores. El presidente del gobierno sera Maciáy el del Parlamento, Campanys. El Estatuto contó con una fuerte oposición en las Cortes y en la prensa de derechas y despertó hondos recelos en los medios militares. Solo Cataluña verá su proyecto durante ese bienio. El País Vasco y Galicia tendrán que esperar a 1936.  

Si los proyectos de reformas fueron importantes, no contentaron a todos los sectores sociales. Dos sucesos ponen de manifiesto el descontento de los militares y los campesinos. En Agosto de 1932 hay un intento de Golpe de Estado en Sevilla protagonizado por el general Sanjurjo. Se  pudo abortar y detener  a los golpistas que fueron juzgados y encarcelados. En Enero de 1933 se produce una sublevación anarquista en Casa Viejas (Cádiz), es reprimida duramente y ejecutados 14 campesinos por la Guardia Civil. Se responsabilizada de este hecho al propio Azaña. El gobierno queda muy deteriorado, es incapaz de hacer frente a los continuos conflictos sociales que se traducen en manifestaciones y huelgas protagonizadas por la rama más virulenta del anarquismo. La oposición de los sectores de derechas se acentúan y una buena parte de la sociedad identifica a la democracia con el desorden.

 Niceto Alcalá Zamora piensa que la  mejor solución es la convocatoria de elecciones. Esta se celebrará en Noviembre de 1933. Ganarán los partidos de derechas en unas elecciones donde por primera vez votan las mujeres en España, a las que la izquierda se presentó desunida en medio de una fuerte campaña abstencionista de los anarquistas y donde la derecha agrupaba a sectores agrarios y monárquicos (CEDA) liderados por Gil Robles. Se inicia así una nueva etapa, el bienio derechista.


 

2.3.- EL BIENIO DERECHISTA O  LA REPÚBLICA DE DERECHAS (Noviembre de 1933 a Febrero de 1936)


 Durante este periodo gobernarán los republicanos radicales  (Lerroux, jefe de gobierno) apoyados por la C.E.D.A. A pesar de que la CEDA fue el partido más votado, el presidente de la república era reacio a nombrar a  Gil Robles, un  antirrepublicano, como jefe de gobierno y sólo a partir de 1934 miembros de la CEDA formarán parte del gobierno. El objetivo de estos gobiernos fue frenar muchas de las reformas puestas en marcha en la etapa anterior. Así se tomaron las siguientes decisiones:

 a) Se aprobó una ley de amnistía que favorecíó a los militares encarcelados por el Golpe de Estado de Agosto de 1932, entre ellos Sanjurjo. Además los altos mandos del ejército recayeron en militares contrarios a la democracia como Fanjul (Subsecretario de Guerra) y Francisco Franco (Jefe de Estado Mayor Central)

 b) Se paralizó la reforma agraria: se ralentizaron los asentamientos y se devolvieron a la aristocracia propiedades que habían sido confiscadas. Esto agudizó los conflictos sociales en el campo. 

c) Se olvidaron aspectos muy importantes de la Constitución sobre la nueva situación de la iglesia y de nuevo se inició en mantenimiento económico del clero rural.

D) Se hizo muy lentamente las construcciones de nuevas escuelas

 e) Se suspendíó el Estatuto de Autonomía catalán después de la revolución de 1934 y se bloqueó en las Cortes cualquier intento de discusión del Estatuto del País Vasco.

Todas estas medidas contrarreformistas provocaron un profundo malestar entre las fuerzas de izquierda pues veían peligrar la democracia y se inició un acercamiento entre ellas que se materializaría de nuevo en las elecciones de Febrero de 1936. Las protestas sociales aumentaron y se agudizaron cuando en Octubre de 1934, entraron tres miembros de la C.E.D.A a formar parte  del gobierno. La entrada de este partido, claramente conservador y contrario a la República provocó el estallido revolucionario de Octubre de 1934 (el miedo a que la derecha controlara el poder estaba motivado por el auge de los gobiernos fascistas en buena parte de Europa y especialmente por el ascenso imparable del nazismo).

 La revolución de Octubre fue el intento de conquista del poder por los sectores obreros mediante una insurrección armada.  La prepararon comunistas, anarquistas y socialistas, aunque estos últimos tuvieron el mayor protagonismo. Se inició el 5 de Octubre con una huelga general en numerosas ciudades. El País Vasco y Madrid quedaron durante varios días paralizados; pero fue en Asturias y Cataluña donde se dio con más fuerza., en el primer caso fue una auténtica revolución obrera, en el segundo dominó más un planteamiento nacionalista.


 

 En Asturias entre los días 5 y 19 de Octubre, miles de obreros y mineros bien armados se adueñaron de extensas zonas de la provincia (Mieres, Sama y La Felguera). Los centros mineros fueron fácilmente controlados. Incluso el día 6 se ocupó la capital, Oviedo. La actuación del gobierno fue muy dura y se encomendó la represión a tropas venidas de África. El resultado fue miles  de muertos y presos.  Había fracasado la revolución.

 En Cataluña, los sectores catalanistas e independentistas se unieron a la acción revolucionaria proletaria. Campanys, presidente del gobierno autónomo, reacciónó contra los intentos del gobierno central de obstaculizar  el desarrollo autonómico y proclamó el Estado Catalán el 6 de Octubre. El ejército intervino rápidamente y detuvo y encarceló a los políticos. El estatuto quedó suspendido.

 La represión tuvo contrapartidas: una corriente de simpatía y solidaridad hacia los presos, y los inicios de la unidad obrera para luchar contra el fascismo. 

 A esta situación de protesta se  uníó un escándalo de soborno llamado “Straperlo” (ruleta inventada por extranjeros). Estos consiguieron, mediante soborno a políticos, el permiso para instalar en el casino de S. Sebastián, este tipo de ruleta que garantizaba ganancias seguras a sus propietarios). El descubrimiento acabó desprestigiando al partido radical y con él a la coalición radical –cedista.

 Niceto Alcalá Zamora encarga al nuevo jefe de gobierno Portela Valladares la convocatoria a Cortes que se celebraría el 12 de Febrero de 1936.


2.4.- EL FRENTE POPULAR (Febrero de 1936)

 A las elecciones del 12 de Febrero  se presentaron unidos los partidos republicanos de izquierda y los partidos obreros (P.S.O.E., P.C.E, P.O.U.M.), en una alianza que se conocíó como  Frente Popular. En este proyecto  unitario jugaron un papel fundamental Indalecio Prieto y Manuel Azaña Fue una coalición circunstancial para eliminar a la derecha del poder y para recuperar las líneas de actuación del primer bienio azañista. Los partidos de derecha no consiguieron los acuerdos necesarios, sus líderes, Gil Robles, Calvo Sotelo y José Antonio Primo de Rivera no lograron la unidad. Esta circunstancia y el abandono del abstencionismo por parte de los anarquistas favorecieron la victoria del  Frente Popular por escaso margen de votos. Ganaron en Madrid, Cataluña, Asturias y la periferia mediterránea; la derecha se impuso en Castilla y Aragón. Los resultados de partidos de centro, representados por Portela Valladares, fueron poco importantes.

 El primer gobierno que se formó tras las elecciones estuvo presidido por Manuel Azaña y formado sólo por republicanos, los socialistas no deseaban intervenir de forma directa. Su objetivo era recuperar la línea de actuación del primer bienio. Sus decisiones más importantes fueron: una amplia amnistía política (se liberaron a todos los presos políticos de la revuelta del 1934), se restituyeron los cargos públicos suspendidos, se restauró la Generalitat, se inició la tramitación de los estatutos de autonomía del País Vasco y Galicia, se concedíó mayor autonomía a los municipios, se reanudó la reforma agraria y la reforma de la enseñanza recibíó un nuevo impulso.

 A pesar de la buena voluntad de Azaña la vida política no conseguía recuperar su pulso asfixiada por el radicalismo proletario y la degradación del orden público. Ardieron de nuevo conventos e Iglesias, mientras se agravaba la ola de pistolerismo callejero. En el mes de Mayo Alcalá Zamora es destituido por las cortes a causa de las presiones de la izquierda, Azaña es nombrado presidente de la república y como jefe de gobierno Casares Quiroga.

 Durante los meses de Junio y Julio el campo y la ciudad fue testigo de la agitación revolucionaria: huelgas, ocupaciones de tierra, asaltos de iglesias, conventos y periódicos, altercados entre campesinos y guardias civiles… El gobierno fue incapaz de frenar la violencia y de solucionar la crisis social. 

 A todos estos problemas se unía la conspiración militar que se organizó desde que vence el frente popular en torno a la Uníón Militar española. Mola, Sanjurjo, Goded y Franco iniciarán la conspiración y prepararán un Golpe de Estado a pesar de que el gobierno republicano los había alejado de Madrid (Mola a Pamplona, Franco a Canarias y Goded a Baleares.)

  La violencia callejera no cesa y el  12 de Julio unos pistoleros falangistas asesinan al teniente José Castillo de la Guardia de asalto. Al día siguiente moría asesinado José Calvo Sotelo, líder de la derecha parlamentaria, a manos de un grupo de agentes del orden que querían vengar la muerte de su compañero. Este asesinato fue el detonante del golpe militar del 17-18 de Julio de 1936, que al fracasar desembocó en una larga y sangrienta Guerra Civil.    

El régimen republicano se suprimíó de inmediato en los territorios controlados por los sublevados, en la zona leal al gobierno se mantuvo hasta el final de la guerra y durante décadas en el exilio de Francia y de Méjico. Las aspiraciones de los republicanos de construir un sistema político democrático tardó cuarenta años en hacerse realidad, pero esto no hubiera sido posible sin la conservación de la memoria de lo que había sido la IIª República.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *