Cuales fueron las consecuencias del contacto entre Europa y América

Share Button

El colonialismo y sus causas


El colonialismo fue el proceso por el que las potencias europeas industrializadas impusieron su dominio político y militar sobre la mayor parte de África, Asía y Oceanía con el objetivo de explotar a nivel económico estos territorios. La última fase del colonialismo fue el imperialismo (1870-1914).
Las aspiraciones coloniales se encargaban de controlar las materias primas necesarias para la industria, el aumento demográfico en los países europeos, la estabilidad de las fronteras europeas tras una idea de superioridad racial.

La dominación, organización y explotación de las colonias


La dominación colonial, que se realizaban a partir de:


      • Una fase de observación


      • Una fase de conquista


      • Una fase de organización


El sistema colonial implantado por las potencias europeas en los territorios que ocuparon, se establecieron distintas formas de organización administrativa:
      • Las colonias gobernadas por las metrópolis: podrían ser dos tipos:


      • Las colonias de poblamiento: eran los territorios metropolitanos y los dominios. Acogieron colonos europeos de forma permanente. Acogían colonos europeos de forma permanente.
      • Las colonias de explotación: estaban sometidas a la explotación económica y a una política de ocupación


      • Los protectorados: estaban gobernados, en principio, por las autoridades locales. Sin embargo, las metrópolis ejercían su control sobre aquellas.

El imperialismo


El imperialismo representó la última fase del colonialismo es en marca a nivel cronológico entre el último tercio del Siglo XIX y el comienzo de la gran guerra.
Durante esta etapa, Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia, Estados Unidos y Japón, pugnaron por hacerse con el control de las tierras de África, Asía y Oceanía.

La colonización en África


A principios del Siglo XIX, África era todavía un continente por descubrir. Durante la segunda mitad del siglo, se llevaron acabo exploraciones que dieron a conocer las grandes riquezas del continente. A esto si yo la conquista de sus territorios.
África quedó dividida en forma arbitraria y repartida entre las potencias europeas, lo que provocó tensiones entre ellas. En la conferencia de Berlín (1884-1885), auspiciada por el canciller alemán Otto von Bismarck, se fijaron las condiciones de colonización de África.

La colonización en Asía


La apertura del canal de Suez (1869) fue definitiva para impulsar la colonización europea de Asía


El Reino Unido estaba presente en la India desde el Siglo XVIII, Birmania, Siam, Malasia y Singapur, los franceses dominaron la mayor parte de la península de Indochina.
El Imperio ruso había logrado expandir sus dominios sobre Siberia y Turkestan, lo que llevó a que sus intereses chocasen con lo de los británicos en Asía central.
Algunos países asíáticos como China y Japón no fueron colonizados, aunque su economía estuvo controlada por las potencias europeas, las cuales forzaron la apertura de los puertos chinos y japoneses a las naves extranjeras. En China, los británicos hicieron con el control de Hong Kong.

El Imperio británico


En general, la conquista de las colonias fue fácil y rápido. Por un lado, la superioridad militar y tecnológica


La india fue su principal posesión, aunque también tenía importantes territorios en África, donde los británicos llevaron acabo una colonización destinada a unir de norte a sur sus posesiones, desde Egipto hasta Ciudad del Cabo. También dominaban Canadá, Australia.

Otras potencias coloniales


El Imperio colonial francés fue el segundo en importancia en dimensiones tras el británico. En África, los franceses ocuparon la mayor parte de África del Norte África occidental, aunque no lograron reunir bajo su control todos los territorios que se extendían entre el Atlántico y el Índico. En Asía, controlaban la mayor parte de la península de Indochina (Vietnam). Gran Bretaña se interpuso.

Las consecuencias del imperialismo


      • Mejoras higiénicas y vacunas


      • Descenso de la mortalidad


      • Expropiación de tierras


      • Intercambio desigual


      • Desequilibrios entre población y recursos


      • Segregación racial


      • Desarraigo social y aculturación


El dominio colonial reporto importantes beneficios para las metrópolis europeas. Aquellos consiguieron materias primas y mercados donde poder vender sus productos manufacturados.

La Primera Guerra Mundial (1914-1918)


Y la Primera Guerra Mundial paréntesis (1914-1918) fue un conflicto de proporciones nunca vistas, la gran guerra


Las causas del conflicto


Fue el resultado de un proceso de conflictos latentes entre los contendientes que se remontaba en las últimas décadas del Siglo XIX. Reinaba en Europa un clima de extrema tensión motivado por:
      • La rivalidad entre las potencias coloniales


      • El auge del nacionalismo en Europa


      • Los sistemas de alianzas


      • La carrera armamentística



La Primera Guerra Mundial fue el principal conflicto en el que los gobiernos adoptaron una economía de guerra, en que se produjo una movilización completa de la sociedad. Además, el desarrollo tecnológico se puso al servicio de la guerra: se desarrollaron submarinos, aviones de combate, tanques y nuevas armas.

La política alemana


El II Reich alemán 1871-1918 centro todos sus esfuerzos en convertirse en la primera potencia europea del momento. Hizo especial enfásis en reforzar su potencial armamentístico y militar.
Las relaciones con el resto de potencias de Europa cada vez eran más tensas y su rivalidad con el Reino Unido en el terreno económico cada vez será mayor. Alemania inició su carrera colonial. Y aumentaron la tensión internacional.

Los conflictos coloniales


La pugna de las potencias coloniales para ampliar sus territorios fue una de las causas de la guerra. Con la entrada en escena de Alemania, la rivalidad entre las potencias coloniales fue en aumento.

El auge de los nacionalismos agresivos


Se produjo un auge de los nacionalismos agresivos. No solo en las grandes potencias favorecían el nacionalismo. Existían algunas minorías nacionales como polacos, croatas son caros que reclamaban mayor autonomía o, la independencia dentro de los grandes imperios de la época, lo que provocaba inestabilidad dentro de los grandes estados europeos. La decadencia del Imperio otomano, la constante rivalidad entre el Imperio austrohúngaro y el Imperio ruso para extender su área de influencia a los Balcanes también hizo aumentar la tensión internacional. A ello debe sumarse, la existencia de importantes minorías nacionales que reclamaban el derecho a la autodeterminación: serbios, croatas, bosnios, etc.

La carrera de armamentos el juego de alianzas


Ante la deriva al que tomaban los acontecimientos en los años previos a la gran guerra, comenzó a tejerse una red de alianzas internacionales. En 1882 se creó la triple alianza, formada por Italia, el Imperio austrohúngaro y Alemania. En 1907 se formó la triple entente, que reunía Francia, Reino Unido y Rusia. De forma paralela, las distintas potencias emprendieron una carrera armamentística destinada a preparar a sus ejércitos para una guerra que se consideraba inminente.

Los contendientes


El desencadenante fue el atentado de Sarajevo (1914), en el que fue asesinado el archiduque Francisco Fernando, heredero al trono del Imperio austrohúngaro, a manos de un nacionalista serbio. Austria responsabilizó a Serbia y le declaró la guerra. Los bando se definieron de acuerdo con las antiguas alianzas internacionales:La triple alianza: formada por Italia, el Imperio austrohúngaro y Alemania. La triple entente: formada por Francia, Reino Unido y Rusia.

Las fases de la guerra


El equilibrio de fuerzas entre los contendientes hizo que el conflicto se alargará más de cuatro años. Los principales escenarios se situaron en Europa, aunque la noche también se desarrolló en el mar, donde se vieron importantes enfrentamientos entre Alemania y el Reino Unido. La guerra paso por tres fases diferenciadas.

La guerra de movimientos (1914)


A lo largo del primer año de la guerra. Estuvo definida por la ofensiva alemana sobre Francia. Sin embargo, la resistencia de los ejércitos aliados llevo a la estabilidad del frente occidental, lo que dió lugar a una nueva etapa en la lucha marcada por la guerra de posiciones.

La guerra de posiciones (1915-1916)


Y la guerra de posiciones o de trincheras, los frentes de guerra se estabilizaron. En 1916, tuvieron lugar las batallas de Verdún y del Somme, las cuales se saldaron con un gran número de muertos y en que se produjeron grandes cambios en el frente de guerra.

La fase final (1917-1918)


Se produjo la decisiva entrada de Estados Unidos en el conflicto y la retirada de Rusia(1917). Se produjeron las derrotas de Austria y Alemania, lo que llevó a la firma de la armisticio(11 de Noviembre de 1918), que representó el fin del II Reich. Tras la rendición de los imperios de Europa central, el emperador Guillermo II se exilio en Alemania se instauró un gobierno provisional que dió lugar a la República de Weimar (1919-1933).

La revolución rusa


Antes de acabar la Primera Guerra Mundial 1914-1918, tuvo lugar la revolución rusa de 1917, un hecho trascendental, pues si va a determinar el nacimiento de la URSS.

Los tratados de paz


Después de la guerra, los vencedores se reunieron para organizar la paz en la conferencia de París (1919)


El tratado de Versalles: firmado con Alemania, establecía sanciones de guerra, las nuevas fronteras y estados europeos y el fin de viejos territorios. Las duras condiciones de este tratado para los alemanes causaron el posterior ascenso del nazismo y, la Segunda Guerra Mundial. El 28 de Junio de 1919 se firmó el Versalles el tratado de paz entre Alemania y los aliados. Éste impuso a los alemanes el pago de grandes sanciones de guerra, así como la obligación de renunciar a su Imperio colonial y aciertos territorios en Europa. Alemania también fue obligada a reducir su ejército.

Las consecuencias de la guerra


La guerra tuvo importantes consecuencias demográficas, económicas y sociales además de provocar numerosos cambios políticos y territoriales. El impacto más fuerte los representaron las enormes pérdidas humanas, las cuales se tradujeron en unos 10 millones de muertos y más de 21 millones de heridos.Quedaron destruidas poblaciones, infraestructuras y redes de comunicación, áreas industriales y tierras agrícolas. Esto hizo que Europa perdiera definitivamente la hegemonía económica mundial a favor de Estados Unido.La sociedad europea se vio enormemente afectada: se produjo un aumento del desempleo y el empobrecimiento de las clases trabajadoras supuso un aumento de la tensión social. Como contrapunto, se produjo un cambio en la situación de las mujeres, que se comenzaron a incorporar de forma progresiva al mercado laboral.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.