Demócratas cimbrios

Share Button

Las causas más provocaron la revolución fueron:


Crisis del sistema político por las extralimitaciones políticas de la Corona y el autoritarismo de los moderados. La única medida que adoptaron fue la represión de la población y marginación de los progresistas y los demócratas.

Pacto de Ostende 1866



Impopularidad de la reina por el escaso respeto a la legalidad constitucional y apoyo a los moderados.  

Grave situación de la economía debido a:

1. Grave crisis de subsistencia por malas cosechas q subíó el precio del trigo y productos básicos, aparición del hambre, el paro y la caída de la demanda de textiles.         2.Estallido de una crisis financiera (quiebra de bancos y empresas), provocada por la caída del valor de las acciones en la Bolsa (baja rentabilidad de las líneas de ferrocarril).     3.Crisis de la industria textil catalana.      4.Incremento del endeudamiento estatal, por la imposibilidad de obtener créditos en el exterior el gobierno aumentó la presión fiscal sobre clases populares.


Muerte de O’Donnel, facilitó la adhesión del general Serrano (líder de los unionistas).    

Apoyo de gran parte de la población a la revolución:       1.Clases populares descontentas apoyaron al pronunciamiento.      2.Burguésía industrial y financiera vieron preferible el triunfo de la revolución.       3-Oligarquía terrateniente apostó por un cambio de régimen de Isabel II.

El desarrollo de la revolución del 68 comenzaba cuando el general Prim quería acabar con la monarquía de Isabel II y Juan Bautista Topete se pronuncia contra su régimen.  Lanzaron un manifiesto para contar con el apoyo de la sociedad española “Viva España con honra” q propónía un gobierno provisional y el sufragio universal. Fue apoyado por las clases populares y se formaron Juntas revolucionarias de carácter civil; revelaron del poder a las autoridades y elaboraron manifiestos en los que pedían la puesta en practica de medidas democráticas (sufragio universal, libertad de expresión, implantación de la república) de reformas sociales.     
Prim, viajó hasta la costa mediterránea para extender la sublevación y Serrano triunfaba en la Batalla de Alcolea.

La revolución de 1868 fue de carácter político con los objetivos de derrocar a Isabel II e implantar un Estado democrático que defendiera la propiedad y mantuvieran el orden (progresistas, unionistas y parte de los demócratas).


Las fuerzas participantes fueron:   1.Partido liberal progresista, al frente Prim.     
2. Partido demócrata, caracterizado por la heterogeneidad ideológica de sus miembros, hay enfrentamientos entre ellos que terminaron provocando escisiones:
demócratas monárquicos, republicanos unitarios y republicanos federales  3.Uníón  liberal, dirigida por Serrano.

Se formó un Gobierno Provisional con la participación de unionistas y progresistas. Los demócratas quedaron fuera y Serrano y Prim eran los hombres fuertes del gobierno ocupando la presidencia y el ministerio de la guerra.

Las primeras medidas fueron:


Disolución de las Juntas Revolucionarias, tras en reconocimiento de la libertad de imprenta, derecho de reuníón y asociación, sufragio universal masculino, desamortización de los Ayuntamientos y Diputaciones…
Desarme de la Milicia Nacional, el control del orden público, la defensa de la propiedad…
Convocatoria de elecciones a Cortes constituyentes por sufragio universal masculino mayores de 25 años.

Las Cortes constituyentes.
Se organizaron campañas y mítines electorales por parte de los demócratas y los republicanos. Las elecciones fueron limpias ganadas por la coalición de partidos antiborbónicos partidarios de una monarquía democrática. Los demócratas estaban indecisos y se escindieron. Los “cimbrios” apostaron por una monarquía democrática y otros defendían la república  y formaron el Partido Republicano Federal.

Los resultados aseguraban la opción monárquica, la mayoría a los progresistas y unionistas; carlistas y moderados contrarios a la revolución.

La Constitución de 1869 fue la tarea fundamental de las Cortes, la mas liberal.


Soberanía Nacional como principio básico.
División de poderes, el legislativo en las Cortes bicamerales (Congreso y Senado), el ejecutivo en el monarca (aunque en realidad en el Gobierno) y el judicial en los tribunales de justicia y se incorporó el jurado.
Sistema parlamentario cuyos miembros eran elegidos por sufragio universal masculino: los del congreso por los ciudadanos, y los del Senado por sufragio indirecto a través de emisarios o representantes.

Estas condiciones aseguraban la presencia de la élites tradicionales en el Parlamento.


Atribuciones del rey muy limitadas (el rey reina pero no gobierna).
El poder ejecutivo en el Consejo de Ministros
El poder judicial se independiza y se democratiza. Se crea la institución del jurado y se establece el acceso a la carrera judicial por oposición.
Declaración de los derechos individuales, naturales e inalienables.
Regulación de los Ayuntamientos y Diputaciones por elección de concejales por sufragio y alcaldes entre los concejales.

La regencia de Serrano fue aprobada con la Constitución y Prim se encargó de presidir el Gobierno, hasta que se encontrara un nuevo monarca. Tuvo tres objetivos:


Continuidad de la coalición de partidos revolucionarios, el cual Prim fracasó.
Desarrollo legislativo; se promulgaron numerosas leyes para desarrollar la Constitución
Búsqueda de un nuevo rey como podían ser Fernando de Coburgo, el duque de Montpensier, Leopoldo de Hohensollern y Amadeo de Saboyá.

Otras medidas como la desamortización, la abolición del impuesto de consumos, la implantación del Arancel Figuerola, la ley de bases sobre minas, implantación de la peseta como unidad monetaria…

Pero el nuevo régimen tuvo problemas como:

  1. Insurrecciones populares y republicanas. Los trabajadores creían en un cambio profundo, distribución de bienes y justicia social. Las reivindicaciones se unieron a los intransigentes del Partido Republicano Federal y estallaron sublevaciones republicanas en Cataluña, Valencia y Andalucía. Se añadieron motines  por las quintas y huelgas industriales por movimiento sobreros.
  2. Insurrección de Cuba. Había estallado la Guerra de los diez años a favor de la independencia de Cuba por Céspedes.

Afectó negativamente al gobierno, generando mas gastos.

La monarquía de Amadeo I elegido por Prim, el cual murió el día que

Las causas del fracaso fueron:

A) El carácter del rey que era tímido y apenas hablaba castellano


b) El asesinato de Prim que fue quien hacía posible la unidad dentro del partido progresista y la coalición gobernante, Sagasta y Zorrilla acabaron dividiendo el progresismo.

C) Escasa confianza de la mayoría del país en la Casa de Saboyá


d) Inestabilidad gubernamental. Tras la muerte de Prim la coalición gubernamental comenzó a disgregarse provocando una inestabilidad política.

Entre los grupos contrarios al rey se encontraban:

  1. La aristocracia y los terratenientes se opusieron a la monarquía democrática, eran una amenaza al orden social y a la propiedad. Apoyaron la creación del partido Alfonsino de la mano de Cánovas  con el objetivo de restaurar a los Borbones en España.
  2. Sectores industriales, financieros y comerciales convencidos de que tanto las medidas librecambistas y las desamortizadoras  iban en contra de sus intereses y apostaron por el partido Alfonsino.
  3. La iglesia católica se opuso. El alto clero no aceptaba a Saboyá y rechazaba la libertad de cultos implantada pro el régimen. El bajo clero apoyaría a los carlistas.

Otros grupos opositores fueron:

  1. El carlismo incrementó sus seguidores y apoyó la candidatura de Carlos VII dando lugar a la tercera guerra carlista.
  2. Los republicanos se opusieron defendiendo una República Federal con dos tendencias: una liderada por Pi i Margal que defendía la implantación de sus ideas a través de la legalidad vigente, y la de los clubes republicanos  partidarios de llevar a cabo su ideario por la vía insurreccional.

La rivalidad del partido progresista se encarnó en los dos herederos políticos de Prim:
Sagasta más cercano a los unionistas formaría el partido Constitucionalista y Zorrilla cercano a los demócratas que fundaría el Partido Radical.

OTROS PROBLEMAS:

  1. El reinado de Amadeo I no logro establecer un turno entre los partidos que proporcionara estabilidad al sistema. La fluctuación política se uníó el temor a la revolución social lo cual se vio en el debate en las Cortes sobre la ilegalización  de la Asociación Internacional de Trabajadores (AIT), aunque nunca se produjo su ilegalización. 

Durante este periodo se desarrolló otro debate, centrado en la abolición de la esclavitud en Cuba y Puerto Rico.

  1. Necesidad de hacer frente a la guerra de Cuba y a la nueva insurrección carlista (3ª GC).
  2. Hay un conflicto entre el Gobierno de Ruiz Zorrilla y el arma de artillería. La oficialidad se negó a aceptar el nombramiento de capitán general de las Provincias en el general Baltasar Hidalgo.

Amadeo firmó el decreto de reorganización del arma de artillería y decidíó renuncias a la corona

El congreso y el Senado, constituida en Asamblea Nacional asumía todos los poderes y los diputados votaron por la implantación de la República.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.