Dictadura de Primo de Rivera esquema

Share Button
14.2 LA DICTADURA DE Primo de Rivera
Las causas del golpe de Estado.
Una de las causas del Golpe de Estado fue el Desastre del Annual. Las conclusiones del expediente Picasso encendieron a la
opinión pública y peligró la posición del rey Alfonso XIII. También el auge de los nacionalismos catalán y vasco y el ascenso de
republicanos y del movimiento obrero, además de la creación del PCE (Partido Comunista de España) y el aumento de la
tensión social.
La crítica al turno político abarcó todos los sectores sociales.
El Golpe de 1923.
Miguel Primo de Rivera, Capitán General de Cataluña, se sublevó el 13 de Septiembre de 1923 en Barcelona. El golpe contó
inmediatamente con la comprensión y el apoyo del rey Alfonso XIII. Se trataba de un proyecto de regeneración del país, pues
Primo de Rivera era visto como un “cirujano de hierro” que practicaría una política “quirúrgica” para acabar con las lacras de la
Restauración y con la situación de crisis. Los sublevados declararon el estado de guerra, la suspensión de las garantías
constitucionales y la disolución de las Cortes. El régimen de la Constitución de 1876 era sustituido en medio de la indiferencia
popular y sin apenas resistencia.
El Directorio Militar (1923-1925):
Tras el golpe, el dictador Primo de Rivera se constituyó en ministro único pasando a ser asesorado por un Directorio Militar, al
mando del mismo bloque de poder que había dominado el país durante la Restauración; y se crea el Estatuto Municipal de
1924 que da autonomía a los municipios. Fue un intento de regeneración política frustrado. La amnistía por las
responsabilidades del Annual redujo los efectivos en Marruecos. En 1925 Abd-el-Krim invade la zona francesa y en 1926 tiene
lugar el desembarco de Alhucemas que derrota a las cabilas, Abd-el-Krim se entrega a los franceses y se da por concluida la
guerra que duró 15 años.
El Directorio Civil (1925-1930).
A finales de 1925, un gobierno civil, presidido por Primo de Rivera, sustituyó al Directorio Militar, pues se trataba de
institucionalizar la Dictadura. En 1927, se constituyó una Asamblea Nacional Consultiva, y se elabora una Constitución que no
entra en vigor donde no se contempla la soberanía nacional ni la división de poderes.
En el aspecto social se crea el Consejo Nacional del Trabajo que regula contratos, accidentes laborales, subsidios y el seguro de
maternidad. Se crea la Organización Corporativa del Trabajo (sindicato oficial) con la colaboración de la UGT. Se lleva a cabo
una política de inversiones en infraestructuras. Se crean monopolios en sectores estratégicos, RENFE, CAMPSA, Telefónica, lo
cual deja la Hacienda endeudada.
La oposición a la dictadura y la caída de Primo de Rivera.
La oposición a la Dictadura abarcaba muchos sectores políticos. Un elemento clave fue el creciente descontento en el Ejército
ante las arbitrariedades de Primo de Rivera. Tras el crash de la bolsa de Nueva York, en 1929, los problemas económicos se
extendieron con gran rapidez por el mundo y en España provocan la devaluación de la peseta. El descontento social, con la
vuelta de los movimientos huelguísticos, vino a acrecentar la oposición a la dictadura. Anciano, enfermo y sin apoyos sociales,
el 27 Enero 1930, Primo de Rivera presentó su dimisión al monarca, quién se apresuró a aceptarla. Dos meses después, el
dictador fallecía en el exilio en París.
Tras la dimisión de Primo de Rivera, Alfonso XIII nombró jefe de Gobierno al general Berenguer. Se iniciaba así un período
conocido humorísticamente como la «Dictablanda», en el que se intentó infructuosamente volver a la situación previa a 1923.
La lenta vuelta a las libertades constitucionales, fue aprovechada por una oposición que cada vez conseguía más apoyo. En
Agosto de 1930 republicanos, socialistas y otros grupos de oposición firmaron el denominado Pacto de San Sebastián, por el
que se comprometían a derrocar la monarquía e instaurar un régimen democrático. Para coordinar la labor de oposición
crearon un Comité Revolucionario presidido por Niceto Alcalá Zamora.
Alfonso XIII se vio cada vez más aislado. Muchos militares empiezan a ver con buenos ojos la posibilidad republicana. Incluso la
CNT apoyo a la conspiración para traer la República.
El 15 de Diciembre de 1930, fracasó una sublevación militar republicana en Jaca. Sus líderes fueron juzgados y ejecutados. La
mayor parte del Comité Revolucionario fue detenido, en medio de un creciente descontento antimonárquico. Berenguer
dimitíó el 14 de Febrero de 1931 dando paso a un nuevo gobierno presidido por el almirante Aznar. El nuevo gabinete convocó
elecciones municipales para el 12 de Abril, se trataba de ir volviendo poco a poco a la legalidad constitucional. El triunfo
aplastante en las zonas urbanas de las candidaturas republicanas y socialistas precipitó la abdicación del rey y la proclamación
de la República el 14 de Abril de 1931.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.