El bienio progresista 1854-1856

Share Button
construcción y evolución del estado liberal.

Los moderados

Defendían el principio de la soberanía compartida entre las cortes y la corona, defendía la confesionalidad del Estado y otorgaba a la Iglesia Católica una gran influencia social. Defendían el derecho de la propiedad y el sufragio restringido. Destacaban Narváez y Bravo Murillo.

Los progresistas:

Defendían el principio de la soberanía nacional y rechazaban la intervención de la corona en la vida política. Defendían el sufragio Censitario. Querían limitar la influencia social de la iglesia. Destacaron Mendizábal4, Espartero y Prim. en 1854 se creó la uníón liberal Sus impulsores fueron O’Donnell y Serrano. En 1849, una escisión de los progresistas dió lugar al partido demócrata, que defendía la soberanía popular y el sufragio universal masculino. Pero el desprestigio de la monarquía de Isabel II hizo ganar también fuerza al republicanismo.

La década moderada

Las elecciones de 1844 dieron la mayoría a los moderados, formaron gobierno presidido por el general Narváez. Llevaron acabo una fuerte represión contra los progresistas. El régimen se asentó sobre el predominio de la burguésía terrateniente. La corona la mayoría del ejército apoyaban a los moderados.

La cosntitucion de 1845:

Recogía las ideas básicas del moderantismo: soberanía conjunta entre el rey las cortes, ampliación de poderes del ejecutivo y disminución del legislativo, rescisión del derecho al voto institución del Senado no electivo. Daba enormes atribuciones a La Corona. Los ayuntamientos y diputaciones pasaron a estar controlados por la administración central y se suprimíó la milicia nacional. La ley electoral de 1846 planteó un sufragio restringido, solo tenían derecho a voto…

El concordato de la santa sede:

Mediante la firma del concordato se establecía la suspensión de la venta de los bienes eclesiásticos desamortizados y el retorno a los no vendidos. La Santa Sede reconocía Isabel II y aceptaba la obra desamortizadora, el Estado se comprometía al sostenimiento de la Iglesia española y el establecimiento de los órdenes regulares. La Iglesia Católica respaldó el trono de Isabel II.

Evolución del gobierno moderado:

ley Mon-Santillán de 1845 que retoma la del Siglo XVIII suprimiendo los tributos locales para racionalizar el sistema impositivo. Se aprobó el penal y se elaboró un proyecto del civil. Reforma de la adm publica La ley de administración local Se adoptó el sistema métrico decimal. Se disolvíó la antigua milicia nacional y se creó la guardia civil en 1844. Creación de ferrocarriles la Barcelona-Mataró y la Madrid-Aranjuez.

La crisis del gobierno moderado

Los gobiernos moderados no consiguieron dar estabilidad política al Estado. Murillo, que propuso una reforma constitucional. La propuesta fracasó por la oposición de sectores del moderan ti ismo. Una nueva revolución de 1854 permitíó regresar a los progresistas al poder y puso fin a 10 años de gobierno moderado.

El bienio progresista

En 1854 se produjo el pronunciamiento de Vicálvaro, A cuyo frente se sitúa O’Donnell.Los sublevados redactaron el manifiesto de Manzanares. La presidencia recayó de nuevo en Espartero, y O’Donnell fue nombrado ministro de la guerra. Se restauró la milicia y la ley municipal. Se prepara una nueva constitución (1856) que no llegó a ser promulgada. reformas económicas. Destacan: la nueva ley desamortizadora de 1855 a cargo de Madoz.La ley General de ferrocarriles de 1855. Una legislación para favorecer la reforestación, poner el telégrafo, ampliar la red de carreteras. Las medidas reformistas no remediaron la crisis de subsistencia. Los completa sociales eran cada vez mayores. Se produjo una división en el gobierno entre el progresismo moderados y la uníón liberal y el más radical en el partido demócrata. Espartero dimitíó y la reina confío el gobierno a O’Donnell.

La descomposición del sistema isabelino. Los gobiernos unionistas:

El nuevo gobierno . Unionista liderado por O’Donnell intentó un equilibrio político combinando elementos del proyecto moderado y propuestas progresistas. Así consiguió una cierta estabilidad política interior. Las elecciones eran la mañana determinista de la gobernación. Un aspecto destacado del gobierno fue su política exterior activa: expedición a Indochina, intervención en México y campañas militares de Marruecos. En 1863 se puso de manifiesto la crisis. O’Donnell dimitíó y la reina entrega el poder a los moderados.

Los gobiernos moderados

Suponen el retorno de Narváez al poder. El moderan ti ismo impuso de nuevo la reforma autoritaria. Progresistas acusaron a la corona de promover formas de gobierno dictatoriales y pasaron a la insurrección. En 1866 tienen lugar la sublevación de los sargentos del cuartel de San Gil. La situación del gobierno fue peor con la crisis de 1866. Muchos sectores vieron necesario un pronunciamiento que diese un giro radical. En 1866 se firma el pacto de ostende. Tras la muerte O’Donnell y Narváez incluso de Prim, Serrano y Topete se adhirieron al pacto.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.