Guerra Civil historia

Share Button

Se trata de una fuente primaria porque se redacta en el mismo tiempo que proceden los hechos.  La naturaleza de texto es circunstancial porque se trata de un discurso que hace Manuel azaña como presidente de la segunda República en el segundo aniversario del comienzo de la guerra civil.
Por lo tanto el contenido es político social. Se lleva acabo en el año 38 antes de la batalla del Ebro y tiene lugar en Barcelona, en el consejo de ciento. La autoría del texto es individual porque se trata del propio Manuel Azaña. El destinatario del texto es colectivo, porque está dirigido a toda la nacíón. La idea fundamental del texto es marcar como objetivo para el futuro del país que exista una sociedad platanal que contemple el perdón entre los dos bando.

El texto se puede dividir en dos partes. La primera parte se corresponde con el primer párrafo y se trata de una metáfora. Hazaña nos va a indicar que el país es como un volcán. Hace la similitud de nuestra Guerra Civil como un terremoto que mueve toda la sociedad, comparando esta con una montaña. La comparación del inicio de la guerra también se hace cuando dice “… la montaña entra de pronto en erupción…” ya en la misma metáfora, hazaña habla de plata unidad cuando al comparar las personas con la metáfora de un volcán señala que “… hay que contar con ella para las edificaciones del día de mañana…”

La segunda parte es el segundo párrafo y en ella se pueden deducir varias ideas. La primera idea es invitar a la población española a pensar desde un punto de vista político y moral en lo que es la guerra. La segunda idea que se observa es que las generaciones futuras entiendan que en adelante deben reflexionar los problemas del Estado antes de que vuelva a haber otro enfrentamiento civil. Esta idea se refleja en varios momentos del párrafo, cuando escribe “… cuando la antorcha pase a otras manos, a otros hombres, otras generaciones…, Que piense en Los muertos y escuchen su lección…“ La tercera idea que se aprecia en el párrafo es una conclusión que Azaña pone en Los muertos caídos en guerra como si hablase a las futuras generaciones que todos los españoles de vivir con paz, piedad y perdón.

A finales de 1937, los mandos republicanos todavía tenían confianza en la posibilidad de ganar la guerra. Para ello intentaron una serie de reformas El ejército y se colocó a su frente a Vicente rojo. El nuevo ejército republicano desencadenó diversas ofensivas como la de Teruel, que llevó a la ocupación republicana de la ciudad. Pero en el mes de Febrero de 1938,


el ejército Franco volvíó ocupar Teruel, aprovechando el desgaste de las tropas republicanas desencadenó la campaña de Aragón y el territorio republicano quedó dividido en dos zonas.

El avance de las tropas sublevadas quedó detenido cuando el ejército republicano, tras recibir al momento desencadenó el ataque sobre el río Ebro en la provincia de Tarragona. Franco consiguió detener el ataque y contra atacó a los republicanos que tuvieron que replegarse en la otra orilla del río mientras el ejército Franco avanzaba ocupando todo el sur de Tarragona. El 16 de Noviembre se dio por acabada la batalla. El ejército republicano había sido derrotado y sus fuerzas quedaban mermadas y desorganizadas.

Franco decidíó emprender la ofensiva sobre Cataluña. Se produjo una Huida hacia Francia del gobierno de la República con Negrín y el presidente de la República, Manuel Azaña. En Febrero de 1939 a la República solo le quedaba la zona centro, y Negrín había regresado de Francia para hacer el último esfuerzo de reorganizar el ejército y resistir en el territorio republicano

Sin embargo se produjo una sublevación contra el gobierno republicano dirigida por el coronel segismundo casado, responsable de defensa de la capital. Había entrado en contacto con el servicio de espionaje franquista desde hacía meses, para entregar la ciudad y terminar la guerra mediante una negociación con Franco. 

Finalmente Franco se lo acepto una rendición sin condiciones y obligó a entregar las armas. El 28 de Marzo, las tropas de Franco entraron en Madrid sin el menor resistencia. En los días posteriores a la entrada de la capital se ocupó toda la zona mediterránea y el 1 de Abril Franco firmó en Burgos el último parte de la guerra.

El discurso de Azaña del 18 de Julio de 1938 un discurso de corte fraternal. Su objetivo fundamental fue que una vez acabada la guerra no hubiera mas persecución y mas represión por parte del bando franquista. Sin embargo en la realidad ocurrirá todo lo contrario. No se tendrá en cuenta el discurso de Azaña y no habrá paz, piedad y perdón para los vencidos. Se creará en el primer gobierno franquista una ley de resposabilidades políticas contra todos aquellos que participaron activamente en política o en un sindicato durante la segunda República. A continuación, harán publica otra ley para represión del comunismo. Por tanto, en la sociedad franquista habrá un quiebra social entre vencidos y los vencedores.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.