Guerra colonial y crisis de 1898 resumen

Share Button

El regionalismo y los nacionalismos: El movimiento obreroLa irrupción de los regionalismos y de los nacionalismos en la vida del país es uno de los hechos más carácterísticas del período de la Restauración.El punto de partida de los argumentos nacionalistas se halla en una afirmación: existen provincias que pueden ser consideradas como naciones y por tanto tienen derecho a autogobernarse. Los hechos diferenciales que lo demuestran son una lengua, unos derechos históricos, una cultura y unas costumbres propias.El primer movimiento es el nacionalismo catalán que destaca por su influencia sobre los demás. Cataluña fue una entidad independiente y soberana durante más de 600 años, sin embargo, tras la Guerra de Sucesión, los catalanes perdieron todos sus privilegios. Por ello en el Siglo XIX se reavivaron los sentimientos de diferenciación política y cultural. Los momentos que configuraron la formación de este nacionalismo fueron los siguientes:La aparición de la «Renaixença» La creación del Centre Catalá.La formación de la Uníó Catalanista por Prat de la Riba que redactó las Bases de Manresa donde se pedía un régimen de autogobierno (no se defendía el separLa formación de la Lliga Regionalista.Con toso, el nacionalismo catalán siempre fue colaborador y entró en el juego constitucional.Simultáneamente se desarrolló el nacionalismo vasco, muy conservador y católico. Este movimiento contó con el apoyo del PNV que formuló sus fundamentos teóricos que son:Defensa de la recuperación de la independencia vascaRadicalismo antiespañolExaltación de la etnia vascaIntegrismo religioso católico y absoluta negación de cualquier otra religiónPromoción del idioma y recuperación de las tradiciones culturales vascasApología del mundo ruralConservadurismo ideológicoDenuncia del carácter españolista del carlismo.Además surgieron regionalismos corno el gallego (con un ámbito muy ruralizado y que nacíó a causa del desarrollo industrial) y El andaluz (de raíz liberal y burguesa e ideología no separatista).El movimiento obrero nacido en el Siglo XIX obtuvo tras años de duras luchas importantes conquistas sociales.Durante la época de la Restauración se produjo una expansión extraordinaria de la acción del movimiento obrero español como consecuencia de la introducción de máquinas en la industria textil, que provocó en toda Europa una serie de campañas de protesta.Las primeras organizaciones obreras surgieron en Cataluña, donde comenzaron a formarse sociedades de ayuda mutua que trataban de cubrir las necesidades de los afiliados. En 1840 se creó en Barcelona la asociación Mutua de Tejedores. En el seno de estas primeras asociaciones de descubríó la importancia de la coordinación solidaria para conseguir mejoras laborales.Entre 1869 y 1870 se gesta la “Federación Obrera Regional Española” integrada en la AIT que celebra en Barcelona su primer congreso (1870), de este congreso arranca la “Organización Obrera Española”.Posteriormente en el congreso de Zaragoza (1872) la Internacional Obrera se divide en dos tendencias: la anarquista que arrastrará a la gran masa de población, y la socialista, muy minoritaria que fundará el PSOE (1879).Los principales rasgos ideológicos que definían a los anarquistas eran:Rechazo de la propiedad privada y defensa del colectivismo.Defensa de la revolución violenta y del recurso de a la huelga general, insurrecciones y otros actos terroristas como medida de presión.Apoliticismo, rechazo del juego político y de la participación en elecciones considerándolas un engaño.Anticlericalismo, negación de la religión y de la Iglesia.Por su falta de disciplina interna, su sistema asambleario, su apolitícismo y su implantación en todos los ámbitos laborales fueron el sindicato con mayor N’ de afiliados, en su mayoría jornaleros andaluces y obreros industriales catalanes y levantaos.Por su parte, las ideas básicas del programa socialista eran:Exigencia de emancipación total para los trabajadoresTransformación de la propiedad individual en social.Posesión del poder público por la clase proletaria.Rechazo del terrorismo.Oposición a la expansión colonias y a las guerras.El objetivo de los socialistas era la Revolución, la toma del poder de forma violenta por la clase proletaria. Pero hasta que llegara el momento oportuno de llevarla a cabo, era preciso atravesar una larga fase de organización y propaganda, durante la cual la lucha del PSOE debía ser pacífica y legal, participando en e juego político y presentándose en las elecciones, más que para ganar votos, para difundir el mensaje marxista ya que la clase trabajadora solo triunfaría cuando fuese más fuerte.En este sentido desde la UGT se manténía la conveniencia de adoptar frente a la burguésía una táctica prudente y negociadora para alcanzar mejoras concretas en las condiciones de vida de los obreros. Por esto, los socialistas se mostraron mucho más moderados que los anarcosindicalistas.Los marxistas de la UGT y del PSOE mantuvieron pésimas relaciones con las asociaciones obreras anarquistas, les separaban importantes discrepancias ideológicas en cuanto a los fines, tácticas y a los medios.La afiliación al PSOE y a la UGT fue lenta y hasta 1919 no lograron obtener ningún voto (Pablo Iglesias) mientras los socialdemócratas alemanes habían obtenido ya 12.

Los procesos de urbanización e industrialización de la España de la RestauraciónA lo largo del Siglo XIX se extendíó por Europa el modelo de desarrollo económico de la Revolución Industrial iniciada en el Reino Unido. Si la incorporación de los diferentes países al proceso de modernización se produjo con retraso, España a pesar de sus notables esfuerzos quedó en el último lugar.La introducción de formas capitalistas sobre una economía campesina atrasada propició una desigual distribución de las riquezas entre el campo y las ciudades. Esta situación generó fuertes tensiones sociales entre la burguésía y los obreros. Todos estos acontecimientos provocaron un desequilibrio entre un centro atrasado y una periferia rica e industrial, País Vasco y Cataluña principalmente. En éste primero la industria siderúrgica se desarrolla (en tomo a Bilbao y a la ría de Nervión) en principio con capital inglés aunque se va produciendo un lento resurgir vasco que impulsa además a otros sectores como el químico, el eléctrico y el naval. Por su parte, Cataluña se convierte en un núcleo textil gracias a la inversión de la burguésía española (las industrias se asentaron en tomo a Barcelona y el Bajo Llobregat). Sin embargo, ambas industrias se enfrentaron a diversos problemas: gran competencia exterior por lo que surge el proteccionismo en las comunidades industrializadas, escasa integración del mercado nacional, dependencia tecnológica, bajo nivel adquisitivo y numerosos enfrentamientos con el sistema librecambista.Sin embargo en España, el desarrollo industrial no puede desvincularse del financiero. Las empresas, debido a la modestia de su capital están promovidos por la Banca que contaba en un principio con inversiones extranjeras aunque poco a poco va ganando posiciones y experimenta un gran avance. Cabe destacar la Banca Vasca, la Madrileña y la Catalana, pero progresivamente, se amplía la red por toda la geografía nacional.Los múltiples intentos de progreso mantienen a España próxima a los acontecimientos del mundo occidental. De gran relevancia es el crecimiento demográfico que se produce (más de 4 millones de habitantes) debido a la disminución de las tasas de mortalidad. De interés fue también el importante flujo migratorio que se establecíó del campo a la ciudad. Como resultado del mismo Madrid y Barcelona sobrepasaron los 500.000 habitantes.En lo que a la evolución de la economía se refiere, se ve claramente interrumpida durante la Guerra Civil de 1833 – 1840, aunque se establece la libertad de contratación y comercio de materias primas, libertad de empresa y contratación laboral, así como otras medidas que facilitaban la industrialización. Con posterioridad comienzo a producirse un despegue de las industrias catalanas y vascas. A partir de 1898 se pueden distinguir 3 etapas fundamentales:Recuperación económica (1898-1913) Se realiza un reajuste financiero y la regeneración económica. Además la agricultura mejora los rendimientos al incorporar maquinaria y ampliar los regadíos. La producción cerealista, la vid, el olivo y la naranja sufren un auge significativo. La recuperación afectó también a la industria, se consolidó la del País Vasco, la catalana amortizó sus perdidas (mercado cubano y filipino) gracias al arancel proteccionista de 1906 y las medidas de Villaverde consiguieron enderezar la deuda pública y estabilizar la peseta.El «boom» de la neutralidad (1914-1918) La gran demanda de los países beligerantes de la 1 Guerra Mundial hizo que la industria y el comercio se vieran muy favorecidos, aunque también aumenta la tensión social debido a la alza de precios y al coste de vida.Crisis de la posguerra (1919-1923) Europa restringe sus compras para recuperarse de los destrozos de la guerra, por los que la balanza española de pagos volvíó a ser negativa,En síntesis podemos decir que España a pesar de los esfuerzos en la Restauración seguía siendo un país atrasado, esencialmente rural. Ahora bien, la transformación de la fisonomía urbana es un fenómeno relevante de la época. El casco urbano crece, aparecen grandes edificaciones y anchas avenidas.Además se produce una irrupción de significativos inventos como la luz eléctrica, el teléfono, los medios de comunicación de gran trascendencia. Todo ello conlleva una inicial masificación y estandarización de las costumbres, premonición de un inmediato gran futuro.

El régimen político de la Restauración y sus fundamentos socialesEntre 1874 y 1923 la historia de España está marcada por el deseo de estabilidad, que se consigue con las restauración borbónica y la consolidación del sistema Canovista. Sin embargo, cualquier intento de comprender el retorno de la dinastía de los Borbones exige tener en cuanta varios factores:fragilidad e incapacidad de la 1ª República para resolver la revolución colonial, la cantonalista y la carlista.La falta de resistencia sólida al perder, el gobierno del sexenio, el apoyo campesino.La fuerza de los grupos sociales favorables a un cambio de régimen:La alta burguésía que reclamaba disciplina y tranquilidad a favor de sus propios intereses.Los plantadores de Cuba que temían los planes revolucionarios de la República.Los grandes propietarios de tierras que deseaban seguridad, orden y un gobierno enérgico que protegiera sus tierras.Los mandos y oficiales del ejército, pues a pesar de ser mayoritariamente liberales opinaban que la revolución había sobrepasado lo aceptable.          La iglesia católica, pues la mayor parte del clero español abrazaba las ideas antidemocráticas del papa Pío IX.Ante esta difícil situación, Canovas preparaba el regreso de don Alfonso con gran prudencia. Pero los acontecimientos se precipitaron porque le general Campos proclamó rey a Alfonso XII en Diciembre de 1874 tras el pronunciamiento de Sagunto.El nuevo monarca fue aclamado por todos, por su juventud, comprensión e inteligencia, pronto se ganó la simpatía popular de la clase política.El sistema político de la Restauración fue ideado y ejecutado por Antonio Cánovas del Castillo que inició el proceso constitucional convocando una asamblea en la que creó la Constitución de 1876, texto que recogía los derechos individuales, la soberanía compartida del Rey y las Cortes, la confesionalidad del Estado (aunque estableciendo libertad de culto) y un sufragio de tipo censitario.Posteriormente Cánovas se consagró a configurar su propio partido, el Liberal Conservador, (apoyado por las clases altas) y al contrario el Partido Liberal (sostenido por la burguésía industrial y las clases medias urbanas). Al frente de este último partido se encontraba Sagasta.Para gobernar en el sistema Canovista se necesitaba una doble confianza: la de las Cortes y la de la Corona, sin embargo, el cambio en el poder debía regirse por el resultado electoral: no se podía gobernar si no se tenía la mayoría en las Cámaras.Pero en realidad la mecánica del “turnismo” de los partidos fue otra, ya que el conservador y el liberal se cedía periódicamente el poder, aunque no a consecuencia de un cambio de opinión ciudadana, sino por obra de un acuerdo mutuo, pues el encargado de formar gobierno y de convocar elecciones quedaba siempre ganador de las mismas. Estos resultados se conseguían gracias al gobernador civil de cada provincia que manipulaba las decisiones, consiguiendo que ganaran los diputados del “encasillado”. El turnismo, pues, estaba predestinado por el acuerdo táctico entre los sectores políticos y sociales que poseían el poder, por lo que se vino a llamar oligarquía (formado por los dirigentes de ambos partidos) y el caciquismo (personas de gran solvencia económica que dominaban a los habitantes de su zona de influencia).A pesar de sus imperfecciones, este sistema de gobierno dio estabilidad a la vida política española. Ahora bien, la farsa electoral que propiciaba era totalmente inmoral, por lo que llevaba en sí el germen de la crisis.Entre los principales logros del canovismo cabe destacar la reconciliación entre la Iglesia y el Estado, el reencuentro por parte del Ejercito y el Trono, al fin de las Guerras Carlistas y la pacificación de Cuba tras el convenio de Zanjón (1878).Todos estos motivos llevan a considerar al turnismo como la única práctica natural capaz de articular políticamente el Estado democrático.

Causas: crisis política.El reinado de Isabel 2 se basaba en un sistema constitucional en el que la constitución no se cumplía y en el que la representación prácticamente no existía. Crisis económica: la crisis de subsistencia propia del Antiguo Régimen se une una crisis financiera e industrial típica ya del sistema capitalista. Consecuencias: Caída de la dinastía borbónica en la persona de Isabel 2.Fin del “régimen de los generales” de las décadas anteriores y el triunfo de la sociedad civil.

 Durante los años de guerra tuvo lugar la ruptura con el absolutismo del pasado.Debido a la renuncia al trono de Carlos IV y Fernando VII se produjo un vacío de autoridad.José I no fue aceptado lo que produjo que el pueblo español recogiese la soberanía.Las juntas son agrupaciones de representantes del pueblo,fueron los nuevos organismos políticos que asumieron el poder surgido. Entre los componentes nos encontramos con burgueses. En Septiembre de 1808 se creo la Junta Central,la obra de dicha junta fue gobernar el país y dirigir la resistencia militar contra los franceses.// Las cortes son un grupo de ilustrados que pretenden implantar unas reformas basadas en las ideas francesas. La labor se vio favorecida por la ausencia del rey por lo que se autoconcedieron poderes ilimitados.Las cortes estaban formadas por 300 diputados que se dividieron en dos grandes tendencias: los liberales y los absolutistas. Sus objetivos mas significativos fueron: reformar profunda y estructuralmente las instituciones políticas,económicas y jurídicas españolas; redactar una Constitución .//la Constitución de 1812 consta de 384 artículos y descansa sobre 4 principios fundamentales: Soberanía Nacional;división de poderes; representación de los ciudadanos en la vida política;la declaración de igualdad de todos los ciudadanos ante la ley

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.