La designación de Adolfo Suárez el 3 de Julio de 1976

Share Button

Describe las actuaciones impulsadas por Adolfo Suárez Para la reforma política del régimen franquista: Ley para la reforma política De 1976, Ley de amnistía de 1977, etc.

El 22 de Noviembre de 1975, Juan Carlos de Borbón fue proclamado rey de España, y a su vez este decide Dejar que Carlos Arias Navarro siga al mando del gobierno. Pero su Presidencia fue un fracaso, sin apenas plantear reformas, que demostró que los franquistas No podían transformar solos el régimen en una democracia auténtica.
En 1976 La conflictividad social impulsada por la oposición antifranquista –huelgas, Manifestaciones- se multiplicó y el gobierno, desbordado y dividido, solo Respondía con represión policial. El rey, temiendo que la tensión fuera a más Tomó la decisión de sustituirlo el 1 de Julio de 1976 por Adolfo Suárez, un político audaz, aperturista y reformista, proveniente del Régimen franquista, pero consciente de su insostenibilidad. Su proyecto de Camino a la democracia representaba una especie de ruptura pactada.

El nombramiento de Adolfo
Suárez despertó la desconfianza de la oposición y la prensa democráticas por Su procedencia franquista.
Elegido por el rey –asesorado por Torcuato Fernández Miranda-, tranquilizaría a los sectores más inmovilistas por su Pasado falangista y al mismo tiempo afrontaría los cambios que necesitaba el País por su talante reformista y dialogante.
Rápidamente, el nuevo Gobierno tomó la iniciativa: declaró su empeño de respetar la voluntad popular Y las libertades, y decretó una amnistía parcial para todos los presos Políticos excluyendo los delitos por sangre (Julio de 1976). Tras establecer Contactos con todas las fuerzas democráticas, presentó su gran proyecto, la Ley de Reforma Política (Septiembre de 1976), auténtica pieza Clave en el proceso de transición legal hacia la democracia política:

§ con rango de Ley Fundamental y redactado por Torcuato Fernández-Miranda, significaba el cambio hacia un nuevo sistema constituyente y Parlamentario a partir de las instituciones franquistas

§ reconocía los derechos fundamentales de las personas y Prevéía un sistema democrático a partir de la soberanía popular (“supremacía de La Ley como expresión de la voluntad del pueblo”)

§ entregaba El poder legislativo en exclusiva a la representación popular (Cortes), Estableciendo un sistema bicameral (Congreso y Senado) elegido por sufragio Universal y que asumiera la reforma constitucional

Para lograr su aprobación Suárez, Fernández-Miranda y los aperturistas tuvieron que negociar y convencer a las Cortes franquistas, presentándola como el cambio político de una legalidad A otra y no como una ruptura, pero garantizando a cambio que no se tocaría la Monarquía ni la soberanía única, y que no se exigirían responsabilidades Políticas. Su aprobación (Noviembre de 1976) por una amplia mayoría de Procuradores tras un duro debate significó el suicidio político del régimen Franquista.
El 15 de Diciembre de 1976, a pesar de un creciente Clima de tensión política y la petición de abstención por una oposición Tolerada que aún no podía expresarse abiertamente, la ley fue aprobada Ampliamente en referéndum popular y legitimó al gobierno.

En los meses siguientes, el Proceso de transición se fue acelerando en medio de unas difíciles Circunstancias:
Crisis económica internacional, oleada de movilizaciones Sociales, actos terroristas de ETA, GRAPO y grupos ultraderechistas. El Gobierno siguió disolviendo las instituciones franquistas (TOP, Movimiento Nacional) y negoció con la oposición las bases para celebrar unas Elecciones democráticas:
Ampliación de la amnistía, libertad sindical, ley Electoral, legalización de partidos políticos (Febrero de 1977) y sindicatos… La legalización del PCE resultaba muy problemática, pero su respuesta Pacífica –con una masiva y silenciosa manifestación de duelo- al asesinato de 5 Abogados laboralistas de CCOO por pistoleros ultraderechistas (Enero, calle Atocha de Madrid) convencíó al gobierno: finalmente se produjo en Abril, pero Provocó una crisis de gobierno y el enfrentamiento con mandos militares. El Papel del vicepresidente y ministro de Defensa, el teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, fue también decisivo para controlar y dirigir el Cambio dentro del ejército.

Ante las primeras elecciones Libres fueron legalizados más de 150 partidos políticos (quedando excluidos Los varios partidos de extrema izquierda, el carlista y los republicanos, que Solo pudieron presentarse en coaliciones encubiertas aunque fueron legalizados Meses más tarde). Por un lado, la izquierda que se había destacado en la oposición A Franco, representada por el PCE (Santiago Carrillo)
Y el PSOE (Felipe González)
; por otro, una nueva organización de derechas, Alianza Popular (liderada por Manuel Fraga y otros exministros franquistas); Y desde el gobierno, aprovechando la popularidad de Suárez, se constituyó la Uníón De Centro Democrático (UCD, coalición de democristianos, Socialdemócratas, liberales y aperturistas).

Las elecciones generales del 15 de Junio de 1977 tuvieron una alta Participación (casi el 80% del censo), se desarrollaron sin incidentes y dieron Como resultado un claro bipartidismo entre la UCD (partido más Votado, pero sin mayoría absoluta: 34% del voto, 165 diputados) y el PSOE (29%, 118 diputados). Como tercera fuerza –y sorprendentemente a mucha Distancia, tras haber liderado la oposición antifranquista- quedó el PCE-PSUC (9,5%, 20 dip.) y después Alianza Popular (8%, 16 dip.). Las Formaciones nacionalistas catalanas y vascas (CDC, PNV…) lograron 24 Escaños. La extrema derecha franquista, dividida, no obtuvo ningún Representante.

Adolfo Suárez formó el primer gobierno democrático de España Desde la Guerra Civil. Las Cortes comenzaron sus sesiones en Julio, y se Convirtieron en Constituyentes por la presión de la oposición. Su principal Misión fue la elaboración de una nueva Constitución (1978)
, pero También se acordaron una serie de medidas políticas, sociales y económicas Que exigían un amplio acuerdo, es decir, a través del consenso Político:

Pactos De la Moncloa (Octubre de 1977): para abordar la profunda crisis Económica (iniciada en 1974, y agravada por la caída de las exportaciones, Los ingresos del turismo, la inversión extranjera y el retorno de muchos Emigrantes, había derivado ya en una situación alarmante de crisis industrial) Se buscó un amplio consenso político y social con partidos, sindicatos y Patronal, a través una serie de reformas que sanearan la economía (devaluación De la peseta, lucha contra el paro, reducción de la inflación, moderación Salarial, reactivación de la inversión, control del gasto público, nuevo marco Laboral, racionalización energética…)

Reforma Fiscal


Para que el Estado pudiera recaudar más y de manera más justa, a Través de la creación de varios impuestos directos con carácter progresivo, el Impuesto Extraordinario sobre el Patrimonio (1977), el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF, 1978) y el Impuesto de Sociedades.
Con esta reforma de la Hacienda se pudo abordar el coste Social de la crisis, poner las bases de la construcción de estado del bienestar Y plantear la mejora de las prestaciones de la Seguridad Social (desempleo y Pensiones). Además, por primera vez se tipificó el delito fiscal (para atajar El fraude y la fuga de capitales).

Ley De Amnistía (Octubre de 1977): aprobada con el consenso de casi todos Los grupos políticos (excepto la abstención de Alianza Popular) y bajo el Espíritu de la reconciliación nacional, planteó una amnistía prácticamente Total y retroactiva de los delitos políticos, incluidos los de sangre, al Eximir también de toda responsabilidad penal a las violaciones de derechos Humanos producidas durante la Guerra Civil y la represión de la dictadura Franquista. Se trataba de pasar página con una especie de “ley de punto Final”.

Descentralización Administrativa


A partir del reconocimiento de preautonomías, no Solo en Cataluña, País Vasco y Galicia (nacionalidades históricas), y Realización de los proyectos de estatutos de autonomía.

Una vez aprobada la Constitución de 1978, se convocaron nuevas elecciones en Marzo de 1979, Con un resultado similar a las anteriores y la victoria de la UCD, pero el desgaste De Suárez y los problemas se van a multiplicar:
Se produce una escalada Del terrorismo, especialmente el de ETA (años de plomo), para Provocar la intervención del ejército –algunos sectores comienzan a Conspirar para dar un Golpe de Estado-; la crisis económica se recrudece (segunda Crisis del petróleo, 1979), empeorando las condiciones de vida de amplias capas Populares e incrementando el desencanto y la conflictividad social; el consenso Político termina tras el triunfo de la izquierda en las elecciones Municipales de 1979 (coaliciones de gobierno entre PSOE y PCE, que pasan a una Oposición dura en las Cortes: moción de censura); se inicia la crisis Interna y descomposición de UCD, en la que Suárez será contestado como Líder, sufriendo incluso presiones empresariales y militares.

Agotado y aislado, dimitirá Como presidente el 29 de Enero de 1981


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.