Partido dinástico

Share Button

Tras el fallido intento de instaurar un régimen democrático durante el Sexenio, se restauro la monarquía borbónica y España volvió al liberalismo censitario. El nuevo sistema político de Canovas, se fundamento en la alternancia en el poder de dos grandes partidos, el conservador y el liberal.  La restauración duro más de 50 años desde el pronunciamiento de Martínez Campos en 1874, siendo Alfonso XII el nuevo rey.// Nuevo sistema político.
Canovas pretendía un nuevo modelo político que superase problemas como: el carácter partidista y excluyente de los moderados durante el reinado isabelino, el intervencionismo de los militares en la política y la proliferación de enfrentamientos civiles elaborando una constitución 1876 con bipartidismo (conservador y liberal) y pacificando al país poniendo fin a la guerra de Cuba y el conflicto carlista. Liberalismo doctrinario (sufragio censitario y soberanía compartida entre Cortes y rey de carácter conservador que consideraba la monarquía como el poder moderador que debía garantizar el buen entendimiento y alternancia entre los partidos políticos. Confesionalidad católica del estado. Los derechos tendieron a ser restringidos (de imprenta, expresión, asociación y reunión). El ejercito quedo subordinado al poder civil la misión del ejercito era defender la independencia nacional y que no debía intervenir en las contiendas de los partidos, de este modo, eliminó el problema de los pronunciamientos y el protagonismo de la presencia militar en los partidos.

//

Los Partidos Dinásticos:


Canovas crea el Partido Conservador. El proyecto bipartidista requería un partido de carácter progresista, llamado Partido Liberal, liderado por Sagasta (propuesto por el mismísimo Canovas). El único requisito era aceptar la monarquía alfonsina y la alternancia en el poder. Ambos defendían la Monarquía, la Constitución, la propiedad privada y la consolidación del estado liberal, unitario y centralista.
Los conservadores proponían un sufragio censitario y la defensa de la iglesia.
Los liberales el sufragio universal masculino y estaban inclinados a un reformismo social laico. Pero en la actuación ambos no diferían en lo esencial, al existir un acuerdo tácito de no promulgar nunca una ley que forzase al otro partido a derogarla cuando regresase al gobierno. La alternancia quería lograr la estabilidad institucional. Cuando el partido del gobierno sufría un proceso de desgaste político y perdía la confianza de las cortes, el monarca llamaba al jefe del partido de la oposición a formar gobierno. El sistema del turno político pudo mantenerse gracias a la corrupción electoral y a la utilización de la influencia y poder económico de los caciques. El caciquismo que suponía la adulteración del voto conocido como pucherazo, incluyendo a personas muertas, compra de votos, coacciones o violencia. entre 1876 y 1898 el turno funcionó con regularidad. En 1885 tras la muerte del rey, se impulsó un acuerdo, el llamado Pacto de Pardo, con la finalidad de apoyar a la regencia de Maria Cristina y garantizar la continuidad de la monarquía ante la presión de carlistas y republicanos. Durante el llamado gobierno largo de Sagasta (85-90) se inicio la obra reformista aprobando la Ley de Asociación para que el movimiento obrero pudiera funcionar, permitiendo la entrada de fuerzas opositoras. En 1898 con la guerra y la crisis, se promovio una reforma de la Hacienda y un aumento de la presion fiscal. El sistema de la Restauración sobrevivio, asegurando la continuidad del turno dinastico. Se estimulo tambien el crecimiento de los movimientos nacionalistas, sobre todo en el Pais Vasco y Cataluña. La derrota sumió a la sociedad en desencanto y frustración porque significó la destrucción del mito del Imperio español. La prensa extranjera presento a España como una “nación moribunda”.

El regeneracionismo

El fracaso en 1868 había dejado una huella importante en los intelectuales progresistas que se reunieron en la Institución Libre de Enseñanza y defendían que la doctrina católica no favorecían ni la modernización de la cultura ni el desarrollo de la ciencia.(Joaquín Costa) la crisis del 98 agudizó la critica, defendiendo la necesidad de mejorar el campo y elevar el nivel educativo y cultural del país. Surgió al mismo momento, la generación del 98 que creían que era el momento de una regeneración moral, social y cultural del país


Belicos:


La estabilidad del régimen se vio favorecida por el fin de las guerras carlista y cubana. El esfuerzo militar del gobierno hizo posible la reducción de los núcleos carlistas.  El final de la guerra carlista permitió acabar más fácilmente con la insurrección cubana. Como resultado de la actuación militar y de la negociación se firmo la paz de Zanjón. En ella se incluya una amplia amnistía, la abolición de la esclavitud y la promesa de reformas políticas y administrativas. El retraso o incumplimiento de estas reformas provocaría el inicio de un nuevo conflicto en 1879 (guerra chiquita) contra la presencia de los españoles, la cual fue derrotada poco después en el Grito de Baire. Canovas envió un ejercito e inicio una férrea represión en 1895. Organizo las concentraciones de campesinos a los que se obligaba a cambiar de asentamiento sin posibilidad de contacto con los combatientes.La Guerra no era favorable a los españoles, ya que se desarrollaba en plena selva. En 1897 tras el asesinato de Canovas y conscientes del fracaso de la represión de Weyler, nombro general a Blanco, quien inicio una estrategia de conciliación con la esperanza de pactar una formula que mantuviera a los españoles en la isla. Para ello decretó la autonomía de Cuba pero llegó demasiado tarde, los independentistas, que contaban con el apoyo estadounidense, se negaron a aceptar. En 1898 estalla el acorazado estadounidense Maine, echandole la culpa a los españoles, enviandoles un ultimátum en el que se les exigia la retirada de Cuba. El gobierno español se nego, amenazando con declarar la guerra en caso de invasión de la isla… comenzó asi la guerra. Paralelamente, en 1896 se produjo una rebelión en las Islas Filipinas, que Primo de Rivera pacificó momentáneamente. En 1898 se firmó la Paz de París por la cual España se comprometía a abandonar Cuba, Pto Rico y Filipinas. Siguiendo el modelo bipartidista de la península se crearon en cuba dos grandes partidos, el Partido Autonomista que pedía autonomía para la isla con reformas políticas y económicas y la Unión Constitucional. Sagasta se mostró proclive a hacer las mejoras, pero solo pudo abolir la esclavitud en 1888. En 1891 el gobierno español elevo las tarifas arancelarias para los productos importados a la isla que no procediesen de la península, el principal cliente económico era EE.UU. que adquiría casi la totalidad del azúcar y el tabaco. En 1893 José Martí fundo el Partido Revolucionario Cubano, queriendo la independencia, consiguiendo así, apoyo de EE.UU. En 1894 el presidente William McKinley manifestó su protesta ante la situación y amenazó con cerrar las puertas del mercado estadounidense al azúcar y al tabaco cubano si el gobierno español no modificaba su política arancelaria. En 1898 con el fin de la restauración el ejercito acusado de tener responsabilidad en el desastre, se genera un antimilitarismo y ellos atribuyen esto a los politicos. Ahora los militares tienen mas presencia y protagonismo en la vida politica del pais. Esta ingerencia militar culminó con el golpe de Estado de Primo de Rivera en 1923.

Social

La región pionera regionalista fue Cataluña con un crecimiento económico superior al de cualquier otra región española. La primera zona industrial de España propició el nacimiento de burgueses que sabían que sus intereses económicos estaban pocos representados generando así el proteccionismo.
El desarrollo socioeconómico de Cataluña coincidió con un notable renacimiento de la cultura catalana y una expansión de su lengua. Nace así, la Renaixença, cuyo objetivo era la recuperación de la lengua y de las señas de identidad catalanas. En 1880 se desarrolla la política, que tuvo varias corrientes: tradicionalismo (Torras y Bages) y el progresismo (Valentí Almirall). En 1892 se crean las Bases de Manresa, que proponía a Cataluña como una entidad autónoma. El regionalismo pasó entonces a nacionalismo.
En 1901 se creo la Lliga Regionalista (Prat de la Riba), el principal partido catalán durante el primer tercio del s. XX. //El nacionalismo vasco surgió gracias a la reacción ante la perdida de una parte de los fueros tras la derrota del carlismo, también la defensa de la lengua vasca, el euskera. Su gran propulsor fue Sabino de Arana que creyó ver un gran peligro para la cultura vasca, la llegada de inmigrantes a la zona minera industrial de Bilbao. Se creo el Partido Nacionalista Vasco, con un nuevo nombre para su patria, Euskadi, una bandera propia y propuso un lema para el partido “Dios y ley antigua”. Impregnado de un sentimiento católico y tradicional.//Galicia.El galleguismo tuvo carácter cultural hasta el s.XX. La lengua gallega se usaba sobre todo en el medio rural, y a mediados del s.XIX, intelectuales y literatos gallegos emprendieron el camino de convertirla en lengua literaria. Dio lugar al nacimiento del Rexurdimento, cuya figura fue Rosalía de Castro. Unas minorías cultas empezaron a responsabilizar del atraso económico a la subordinación política de Galicia y emigraron.
// Valencia.Los movimientos de resurgimiento cultural que mas tarde pasaron a la esfera política se dieron también de manera incipiente en estas regiones en el s. XX. Sobre todo en la Segunda Republica, cuya constitución preveía la creación de autonomías regionales, el mas importante fue el movimiento valencianita, que nació como una corriente cultural de reivindicación de la lengua y la cultura propia (T. Llorent y Constantí Llombart)

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.