Que es la insurrección cubana

Share Button
(TEMA 5.2º)1.2. AntecedentesEl proceso de independencia transcurre entre 1810 y 1824 y en el mismo se pueden señalar dos períodos significativos: el primero, 1810 a 1814, se caracteriza por sublevaciones improvisadas y finalmente sofocadas; el segundo, de 1815 a 1824, fue desastroso para los intereses españoles ya que, concluyó con la pérdida para España de todos los territorios americanos, con la excepción de Cuba y de Puerto Rico (además de Filipinas en el Pacífico)./La primera guerra de independencia cubana contra las fuerzas españolas fue la Guerra de los Diez Años, también conocida como Guerra del 68 o Guerra Grande (1868-1878). La guerra comenzó con el Grito de Yara, en la noche del 9 al 10 de Octubre de 1868. Terminó diez años más tarde con la Paz de Zanjón, donde se establece la capitulación del Ejército Independentista Cubano frente a las tropas españolas. Este acuerdo no garantizaba ninguno de los dos objetivos fundamentales de dicha guerra: la independencia de Cuba, y la abolición de la esclavitud./En 1879 se produjo un nuevo conato de insurrección contra la presencia de España en al isla, que dio lugar a la llamada Guerra Chiquita. La sublevación de los mambises (nombre con el que se conocía a los insurrectos cubanos) fue derrotada al año siguiente por falta de apoyos, escasez de armamentos y por la superioridad del ejército español.2. LA GUERRA DE ULTRAMAR Y EL FIN DEL Imperio COLONIALEn 1895 estalló en Cuba una nueva insurrección, a la que se le sumará más adelante la rebelión de Filipinas. Después de una corta guerra con Estados Unidos, en 1898, España perdíó sus últimos territorios de ultramar y quedó inmersa en una grave crisis política y moral./Tras la Paz de Zanjón (1878) los cubanos esperaban que la administración española realizara una serie de reformas con el objetivo de darles los mismos derechos de representación política que a los españoles peninsulares, la participación en el gobierno de la isla, libertad de comercio y la abolición de la esclavitud. Ningunas de estas peticiones fueron consideradas por la administración colonial debido a la oposición de los grandes propietarios, de los negreros y de los comerciantes peninsulares./El Partido Autonomista, formado en su mayoría por cubanos y con importante representación en el  parlamento español, pretendía la autonomía de la isla para lo que pedía reformas políticas  y económicas. El Partido Liberal de Sagasta introdujo algunas reformas en sus sucesivos mandatos, concretándose en la abolición de la esclavitud en 1888. La ineficacia de la administración española para introducir reformas en la colonia estimuló los deseos de independentismo, que fue ganando posiciones frente al autonomismo./En 1893, JOSÉ MARTÍ fundó el Partido Revolucionario Cubano, cuyo objetivo era lograr la independencia. El independentismo contó con el apoyo de Estados Unidos y rápidamente aumentó sus bases sociales y fue respaldado por caudillos locales que habían luchado anteriormente contra las tropas españolas./En 1891 el gobierno español aumentó las tarifas arancelarias para los productos importados a la isla que no procedían de la Península (conocido como el arancel Cánovas). En estos momentos, el principal cliente de Cuba era los EE.UU. Que compraba casi la totalidad de la producción de azúcar y tabaco, pero sólo se beneficiaba del 32 % de sus importaciones, que seguían procediendo mayoritariamente de España. Ante esta situación, el presidente William McKinley manifestó su protesta y amenazó con cerrar las puertas de su mercado a los productos cubanos si no se cambiaba de política arancelaria. Al temor ante una nueva insurrección independentista se sumaba ahora el recelo a que ésta contase con el apoyo de Estados Unidos.2.1. La gran insurrección cubana.El 24 de Febrero de 1895 el Grito de Baire dio comienzo a un nuevo y definitivo levantamiento generalizado en la isla. La rebelión comenzó en el este de la isla, en Santiago de Cuba, extendíéndose rápidamente hacia la mitad occidental, donde se encontraba la capital, La Habana. Cánovas del Castillo, que  entendía que la pacificación de la isla pasaba por una fuerte acción militar pero que debía acompañarse por un esfuerzo político de conciliación con los sublevados, envió un ejército al mando del general Martínez Campos.

José Martí se alió con el caudillo Máximo Gómez para impulsar la guerra contra España. En 1895, ambos dirigentes desembarcaron en el este de Cuba procedentes de Santo Domingo, donde Martí encontró la muerte un mes más tarde durante una escaramuza con las tropas españolas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.