Sin título 1

Share Button

Conde-duque de olivares


Felipe IV fue un monarca especialmente preocupado por la cultura y realizó una importante tarea que influyó en el transcurso de la historia. Entregó el poder a su válido Conde-Duque de Olivares cuyo programa político pretendía la recuperación del prestigio exterior de la Monarquía Hispánica y el fomento de las reformas interiores  para poner fin a la corrupción del gobierno.

Su plan de reforma era; la recaudación de la política exterior  ofensiva en Europa, para ello planteó una reforma financiera y militar.
Ya que en ese entonces Castilla estaba exhausta y empobrecida no podía soportar las necesidades económicas y militares de la Corona. Por ello, el Conde-Duque de Olivares planteó la “Uníón de Armasque esta fue un ejército sostenido por todos los reinos en función a su riqueza y población. Estas reformas pretendían unificar  políticamente el Estado Español, suprimiendo las diferencias forales y repartiendo por igual carga y beneficios entre todos los territorios de la corona. El plan buscaba una estructura centralizada del Estado, pero su aplicación era casi imposible. Tanto por las dificultades económicas, como por la oposición de distintos reinos, Cataluña  y Portugal  iniciaron una guerra para independizarse , cosa que logró el segundo  de los dos reinos 1640. Por ello, en 1643 Felipe IV decidíó destituir a Olivares y este se retiró a un pueblo de Madrid dónde pasó el resto de su vida

Decretos de nueva planta

El primer objetivo del nuevo Rey de Felipe V fue reducir la complejidad de los reinos, leyes e instituciones a una sola entidad a la manera de Castilla. Esta obra se va a plasmar en “LOS DECRETOS DE NUEVA PLANTA” ,expresaba una profunda reforma de gobierno y administración de los territorios de la corona de Aragón, significaba la sustitución del pactismo de los Austria por el absolutismo de los Borbones y la asimilación al modelo Castellano.

Con estos Decretos, se procedíó a una nueva y uniforme organización de todo territorio. Se suprimieron algunos fueros del territorio de Castilla y se impónían en ellos las leyes e instituciones de Castilla. Los decretos tuvieron como consecuencia la unificación jurídica e institucional de España, configurándose en una monarquía unitaria  y centralizada, auqneu mantuvieron fueros e instituciones Vascas y Navarros por la fidelidad al banco Borbónico  durante la Guerra de Sucesión. La división provincial; se reflejó en la administración y organización territorial . Los reinos de Aragón pasaron a ser provincias gobernadas por un capitán general, lo mismo ocurríó con el resto de España. Surgieron nuevos cargos: Intendentes; supervisaban los poderes locales que eran nombrados por el monarca. Capitanes Generales; jefatura militar, administrativa y judicial de las provincias. Corregidor; administración municipal, nombrados monarcas.

REYES CATÓLICOS


En 1469 Isabel Castilla y Fernando de Aragón se casaron, tras esta uníón se creó un nuevo estado de la Monarquía Hispánica, siendo una “Uníón Dinástica”, que es la uníón de varios de reinos, estados, dominios… bajo un mismo soberano o gobernante por derecho dinástico. Como consecuencia de tal tipo de uníón , estos reinos o estado  que han sido fusionados no han sido integrados, cada persona posee de ellos una forma independiente , cada territorio mantiene sus propias instituciones y legislación.

El objetivo principal de los Reyes católicos fue el reforzamiento del poder real y uno de sus mejores medios fue la política religiosa, concretada en las dos siguientes actuaciones:  con el permiso del papal crearon Santo Oficio, para controlar la uniformidad religiosa.
Fomentaron las Regalías;
Que supónía un control en el nombramiento de los obispos.
La uniformidad religiosa se concretó en la expulsión de los judíos, 70.000 sefardíes abandonaron España y 50.000 se convirtieron al cristianismo. También se persiguió a los mudéjares, que tuvieron que convertirse al cristianismo(moriscos).

Los Reyes Católicos crearon otros instrumentos para aumentar su poder: entre ellos un ejército  permanente pagado por la monarquía y un cuerpo de funcionarios reales.  La política institucional también se oriento para lograr una monarquía autoritaria y fuerte. Pretendía socavar los privilegios políticos de la nobleza, iglesia, ciudades y reforzar el poder central.Para ello reforzaron instituciones ya existentes;
Se reorganizó el Consejo Real de Castilla, principal órgano de gobierno; se redujo el papel de las cortes; se revitalizó el cargo de corregidor; se creó la Santa Hermandad.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.