Trece puntos de Negrín

Share Button
LOS TRECE PUNTOS DE NEGRÍN
CLASIFICACIÓN
Este texto tiene una naturaleza testimonial o informativa ya que está formado por una serie de puntos por los que se establecía el nuevo gobierno de Negrín, tras sustituir a Largo Caballero en la jefatura de gobierno de la II República en Mayo de 1937
En plena Guerra
Civil Española en la que se enfrentaron los sublevados  y los republicanos, Juan Negrín, un político socialista, formó un gobierno en Mayo de 1937 con los puntos que el texto comenta y fue el primer acto político de este nuevo gobierno. Se trata de un programa propagandístico y estratégico, que por su moderación trataba de buscar apoyos internacionales, y, en última instancia, finalizar el conflicto.
Este documento fue redactado por los ministros que formaron este gobierno y por el propio Negrín y se hizo público el 1 de Mayo de 1938.
El destino del texto es general ya que se trata de un documento público y la fuente es primaria.
IDEA PRINCIPAL Y SECUNDARIAS
La idea principal de este texto político era establecer estos puntos integrados en el nuevo gobierno. Es una oferta de paz. Tales puntos, que forman las ideas secundarias del documento, son los siguientes:
1. La independencia de España.
2. Liberarla de militares extranjeros invasores.
3 .República democrática con un gobierno de plena autoridad.
4. Plebiscito para determinar la estructuración jurídica y social de la República Española
5. Libertades regionales sin menoscabo de la unidad española.
6. Conciencia ciudadana garantizada por el Estado.
7. Garantía de la propiedad legítima y protección al elemento productor.
8. Democracia campesina y liquidación de la propiedad semifeudal.
9. Legislación social que garantice los derechos del trabajador.
10. Mejoramiento cultural, físico y moral de la raza.
11. Ejército al servicio de la Nacíón, estando libre de tendencias y partidos.
12. Renuncia a la guerra como instrumento de política nacional.
13. Amplia amnistía para los españoles que quieran reconstruir y engrandecer España.

CONTEXTO
En Julio de 1936 un grupo de generales (Mola, Sanjurjo, Franco)
Se rebelaron contra la república lo que desencadenó una cruenta y larga Guerra Civil de casi tres años.
A finales de Agosto de 1936 la república se vio acosada, en el interior, por el rápido avance de las tropas sublevadas desde Andalucía, camino de Madrid, y en el exterior, por la política de no intervención de Francia y Reino Unido, mientras que los rebeldes recibieron de inmediato la ayuda de la Alemania nazi y de la Italia fascista. La situación se hizo muy insostenible. Se hizo precisa la formación de un gobierno de coalición capaz de conciliar los experimentos revolucionarios del sindicalismo y la necesidad de reconstruir el Estado republicano y centralizar los recursos para ganar la Guerra Civil.
Así, el nuevo gobierno del socialista Juan Negrín formado en Mayo de 1937, era un gabinete de concentración en el que estaban representados partidos del Frente Popular, y en el que Prieto ocupó el nuevo ministerio de Defensa Nacional. Pero su estabilidad dependíó del difícil equilibrio entre las dos fuerzas más importantes, los comunistas y los socialistas.
Por último, los gobiernos de Juan Negrín, en los que los comunistas desempeñaron un creciente protagonismo, lograron:

-Crear un auténtico ejército profesional, con un mando centralizado.
-Restablecer el orden público.
-Reconstruir el poder del gobierno central.
Sin embargo en Marzo de 1938, como consecuencia de la derrota republicana en la batalla de Teruel y la caída del frente de Aragón, se produce una importante crisis en el gobierno del Frente Popular, principalmente a causa del derrotismo de Indalecio Prieto, ministro de Defensa, y del propio Azaña, ambos consideraban que la guerra estaba ya perdida. Prieto es cesado el día 6 de Abril y su cartera asumida por Juan Negrín, presidente del Gobierno. El 15 de Abril las tropas sublevadas ocupan Vinaroz quedando la zona republicana dividida en dos e iniciándose por el ejército franquista la ofensiva de Levante. Coincidiendo con el 1º de Mayo, el doctor Negrín hace pública una declaración programática, que se popularizó como “los trece puntos de Negrín”. La declaración persigue tres finalidades, en primer lugar se trataba de prestigiar la imagen y unidad de la República ante la opinión internacional, a continuación se redefinían los objetivos de guerra y por último se lanzaba a los golpistas una propuesta de discusión para una paz negociada.
Franco por su parte, exigía una rendición total y sin condiciones.
En las dos primeras semanas de Febrero de 1939, la principal preocupación del presidente del Gobierno, Juan Negrín, era acabar con la guerra sin que hubiera represalias. En la última reuníón de Cortes que había tenido lugar en Figueras, se anunciaron las tres condiciones que presentaría para lograr la paz: Independencia e integridad de España (contra el posible control italiano de las Baleares y el control alemán de las minas) El pueblo habría de tener libertad para escoger la futura forma de gobierno y los soldados y los oficiales republicanos habrían de recibir garantías de que no sufrirían represalias. El general Franco comunicó a los representantes británicos y franceses que la guerra estaba terminada y que no tenía intención de negociar con Negrín ni con nadie. Manuel Azaña dimitíó y nadie quiso tomar la sucesión. La estructura de la Segunda República Española se había derrumbado.
Durante los días 28 al 30 de Marzo, los nacionales  recibieron la rendición de las guarniciones republicanas de la zona centro-sur sin incidentes (Madrid, Jaén, Ciudad Real, Albacete, Valencia, Murcia, Alicante). El 1 de Abril de 1939 el Cuartel General del Generalísimo en Burgos comunicaba el fin de la guerra con la victoria completa e incondicional del general Franco

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *