Carlos IV depuso a godoy y abdicó en su hijo Fernando

Share Button

TEMA.1-CRISIS DEL Antiguo Régimen: LA Constitución DE Cádiz



Tras el reinado de Carlos lll, heredó el trono su hijo Carlos lV. Durante su reinado se agudizó la crisis tanto económicamente como políticamente. Carlos, veía con temor todas las ideas liberales que se estaban llevando a cabo e intentó que no ocurriera lo mismo. Ascendíó al poder, junto a él, Manuel Godoy. Se dieron una serie de circunstancias que afectaron al reinado de Carlos lV, como por ejemplo; La Guerra de la Convencíón en 1795 que demostró que España era un país débil con un monarca muy débil o La Batalla Trafalgar junto a Napoleón entre otras. Esto hizo que el pueblo dejará de creer en Carlos lV y Godoy y que fuera en Marzo de 1808 cuando se exigíó el cambio de monarca.


El 19 de Marzo de 1808, estalló el llamado Motín de Aranjuez,  dirigido por la nobleza  y el clero, perseguía destituir a Godoy y la abdicación de Carlos IV para que su hijo Fernando, heredara el trono. Finalmente, Carlos lV hizo saber a Napoleón su abdicación. Esto dio lugar a una entrevista en Baiona, donde Napoleón quiso resolver las disputas entre padre e hijo; algo que ellos aceptaron. Ante las presiones de esté, Carlos entregó su corona a Fernando, conocido como Fernando Vll, quién tuvo que entregársela a Napoleón el cual se la dio a su hermano José l. Fue ese mismo año, cuando se elaboró una carta otorgada, conocida como el Estatuto de Baiona.

A partir de ese momento José Bonaparte, se convirtió en el rey de España y esto hizo que España tuviera un monarca Francés.

La Guerra de la Independencia comenzó ese mismo año, 1808, y finalizó a finales de 18013. La Guerra, se dividíó en tres etapas diferentes, en las cuales se dieron procesos que afectaron a la población y al país.

Primera Etapa – De Mayo a Noviembre de 1808

Esta primera etapa, podría conocerse como la ocupación francesa. Ya que fueron las tropas francesas quienes ocuparon Madrid el 2 de Mayo de 1808 y gran parte del territorio peninsular. Los ciudadanos lo tomarán como una invasión, que es lo que verdaderamente es. Tras varias derrotas en diferentes lugares de España como Girona, Valencia, Zaragoza… Napoleón, decidíó participar personalmente en este proceso.

Segunda Etapa – De Noviembre de 1808 a Julio de 1812

Se la conoce como el Dominio Francés y la Guerra de Guerrillas. Las tropas de Napoleón consiguieron, finalmente, reconquistar casi toda la Península, excepto Cádiz. Ya que esta ciudad, estaba junto a Gibraltar uno de los aliados de Gran Bretaña. Por esa razón, se puede decir que Cádiz estaba de alguna manera protegido por los Británicos y no invadido por los Franceses. La formación de guerrillas, todos antifranceses, mantuvo a los franceses en un estado de guerra permanente.

Tercera Etapa – De Julio de 1812 a Diciembre de 1813

A partir de 1812 las tropas de Napoleón comenzaron a debilitarse. El ejército británico empezará a tener importancia. El apoyo de este fue importante ya que consiguió que Napoleón fuera replegándose y restituyera la Corona a Fernando Vll en el Tratado de Valençay. El reinado de Fernando  se dividíó en tres etapas: Sexenio Liberal (1814 – 1820) etapa en la que el absolutismo se restauró. Trienio Liberal (1820 – 1823) las ideas liberales volvieron, esto hizo que en Euskal Herria los fueros se suprimieran, sin embargó esta etapa terminó gracias a la Santa Alianza (tenía como objetivo principal el mantenimiento del absolutismo tras la caída de Napoleón e impedir el surgimiento de movimientos liberales). Finalmente, el Sexenio Absolutista (1823 – 1833) etapa en la que el Antiguo Régimen se restauró y con ello todas sus ideas, sin embargo; los absolutistas esta vez se habían dividido en absolutistas y ultra absolutistas. Fue en esta etapa en la que mediante la Ley Sálica (Heredaría el trono el hijo varón mayor) fue suprimida mediante la pragmática sanción (Para que su hija Isabel pudiera reinar tras su muerta, ya que Fernando no tenía hijos varones)

La repercusiones que tuvieron las etapas de la Guerra de la Independecia, fueron muy negativas, ya que dejaron el país bastante desecho y arruinado.

Las Cortes de Cádiz y la Constitución de Cádiz


Durante el reinado de José I, muchos españoles se negaron a obedecer las leyes de este monarca y por esa razón, formaron la Junta Central Suprema en 1810, con el objetivo de dirigir el país de una manera diferente, algo que estaba en contra de las ideas del rey.

Esto hizo que los franceses persiguieran a todos aquellos que apoyaban las juntas y estos se protegieron en Cádiz, el único lugar no invadido por los franceses.

Al estar recluidos en Cádiz, decidieron crear unas Cortes que no fueran estamentales, si no de la nacíón; es decir, que representaran a toda la población. Cádiz, era una ciudad cosmopolita, llena de personas y de ideas completamente diferentes. Se eligieron representantes de cada provincia los cuales formaban estas Cortes de la Nacíón y tomaron decisiones como: cómo defenderse de los franceses o redactar nuevas leyes entre otras. Aquí nacíó la Constitución de Cádiz de 1812, redactada por reformistas, ilustrados, liberales… Pero especialmente tenía tintes liberales, aunque no todos. Ya que el Clero y la Nobleza exigieron que se respetara el catolicismo, algo que aceptaron.

Fue aprobada el 19 de Marzo de 1812 y popularmente conocida como La Pepa, este texto legal fue la primera constitución liberal del país. Los rasgos principales de la Constitución eran: Soberanía nacional, división de poderes, igualdad de los ciudadanos, el catolicismo era la única religión aceptada… El resultado de esta tenía consecuencias como la supresión del Antiguo Régimen y de todas las ideas partidarias de estas conocida como ideas absolutistas.  La Constitución no aludía a los regíMenes forales, ni los confirmaba ni los denegaba. Excepto en Bizkaia, se produjo una radical transformación de las instituciones forales, aunque los grupos mas poderosos alteraron algunas normas.

Fue en 1813 tras la vuelta de Fernando Vll al poder, cuando se exigíó en la primera etapa de su reinado, la vuelta del absolutismo y tras pensárselo mucho, consiguió dar un Golpe de Estado y centrarse en el retorno del Antiguo Régimen. Aunque en 1820, los liberales consiguieron gracias a Rafael Riego y a Antonio Quiroga, regresar a las ideas liberales durante tres únicos años y tras esos años, volver con Fernando Vll, otra vez, al absolutismo.Todo este proceso demostraría una auténtica lucha entre aquellos que defienden las ideas liberales y aquellos que defienden las absolutistas.


Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.