¿Cuales fueron las causas de la crisis gubernamental durante los años de 1865 a 1868?

Share Button

3.1.- El bienio progresista: 1854-1856


El pronunciamiento de 1854, Vicalvarada, es la versión más parecida a la revolución europea de 1848
y tenía varias causas:
-Denuncias al gobierno por la corrupción con motivo de la Ley de Ferrocarriles, en la que estaban
involucrados el Marqués de Salamanca, Fernando Muñoz e indirectamente su mujer, Ma Cristina, la madre de
la reina.

-La subida de los precios del grano.
-Persecución del gobierno a la prensa limitando su libertad de expresión que había elegido la vida
íntima de la reina como motivo de protesta.
-Descontento político de moderados puritanos, progresistas y demócratas.
El pronunciamiento militar se va a desarrollar en varias fases:
1a FASE, tras la derrota en el Senado por las denuncias de corrupción con motivo de la Ley de
Ferrocarriles, el gobierno responde con todo tipo de arbitrariedades, disolución de las Cortes, etc., que da
origen al pronunciamiento de Alcalá de Henares en Junio de 1854 dirigido por los generales Dulce y
O ́Donell. En Vicálvaro, en las afueras de Madrid, se produce una batalla que deja la situación indecisa.
2a FASE, a través de la publicación del Manifiesto de Manzanares de Cánovas del Castillo el 6 de
Julio de 1854, los sublevados tratan de atraerse a los progresistas al movimiento. Dicho manifiesto, redactado
por Cánovas del Castillo, que criticaba la dictadura moderada e incluía importantes puntos del programa

Progresista


Contra la «camarilla» de la reina, por la rebaja de los impuestos, autonomía municipal, nueva
Milicia Nacional, nueva ley electoral y de imprenta.
3a FASE, que podemos llamar popular y la consecuencia inmediata de la publicación del Manifiesto de
Manzanares: la formación de Juntas, barricadas en Madrid, Barcelona, Valladolid, Valencia. Eran alzamientos
dirigidos por los progresistas y con la participación de los demócratas.


La Junta de Madrid se convierte en Gobierno, pero no puede controlar la situación. O ́Donnell
fundó en este contexto la Uníón Liberal, partido de centro que tenía como objetivo aglutinar a los moderados
más liberales y a los progresistas más conservadores. La reina se vio obligada a nombrar primer ministro al
general progresista Espartero, quien pactó con O ́Donnell que aceptó la cartera de Guerra.
-Evolución política del Bienio Progresista:
La principal tarea que van a llevar a cabo los progresistas es retomar la tarea de desmantelamiento del
Antiguo Régimen, y la profundización del régimen liberal.
El Gobierno progresista con O ́Donell de ministro
restaura la constitución de 1837, aunque ampliando el voto.
• Se proyecta hacer una nueva, la de 1856 «non nata» porque nunca entró en vigor (progresista).
• Desamortización civil de Madoz (1855). Más amplia que la de Mendizábal. Afecta a bienes de
propios y comunes, del Estado, de la Iglesia, de Órdenes Militares, carlistas, instituciones
benéficas…Se subastaba públicamente en lotes, pero no se podía pagar con títulos de deuda, sino en
metálico. Se intentaba, además de bajar la deuda, subvencionar el ferrocarril. Esta ley trajo problemas
para los campesinos, que se quedan sin bienes de propios y comunes y tensión con la Santa Sede, si
bien se duplican los ingresos respecto a la anterior desamortización.
• Ley de Ferrocarriles (1855). Permitíó la construcción de una parte importante de la red ferroviaria de
1855 a 1865, gracias a las facilidades a empresas extranjeras para invertir en España.
• Ley de Sociedades Anónimas de Crédito: permitíó el funcionamiento en España de una banca
moderna.

En Julio de 1856, un Golpe de Estado puso fin al bienio. Disturbios sociales (por los impuestos de
consumo, una burguésía cada vez más conservadora), dio lugar a la intervención de O ́Donnell, que rodéó con
tropas el Congreso y disolvíó el Parlamento. Cae Espartero y finalizaba así el bienio progresista y comenzaba
otra etapa de hegemonía moderada con predominio de la Uníón Liberal de O ́Donnell.


3.2.- El restablecimiento del moderantismo. El gobierno de la Uníón Liberal. 1856-1868


O ́Donnell repuso la Constitución de 1845. El periodo comprendido entre 1856 y 1868 fue de
alternancia en el poder entre la Uníón Liberal y el Partido Moderado. Muy pronto los moderados vuelven al
poder con Narváez a la cabeza hasta el 1857. De este modo, los progresistas y los demócratas, los carlistas,
quedaban fuera del juego político.Se aprueba la ley de bases sobre enseñanza de Caludio Moyano, que duró
más de un siglo. Hubo un par de gabinetes moderados y en 1858 O ́Donnell presidíó el gobierno largo de
Uníón Liberal, hasta 1863.
Los carlistas provocan un movimiento en 1860 con un desembarco en San Carlos de la Rápita que
fracasa. También se producen revueltas campesinas que tenían como trasfondo las desamortizaciones, el
sistema de quintas y los consumos.
-En política exterior hay que destacar que el gobierno realizó una intervención militar en el norte de
África (1859-1860) para defender las plazas españolas de los ataques marroquíes y ganar prestigio en el
exterior y en el interior, en Santo Domingo, Perú y la Conchinchina, así como la colonización de las Islas de
Fenando Poo. Las tropas españolas se impusieron, pero los resultados fueron escasos: se ampliaron los límites
de Ceuta y Marruecos tuvo que pagar una indemnización de guerra.
-El sistema entra en crisis pues en los últimos años se rompe el consenso, especialmente con la vuelta
al poder de los moderados desde 1863 con Narváez, ya que la marginación de los progresistas fue mayor.
Progresistas y demócratas recurren a los pronunciamientos, cuyo fracaso conduce a los líderes progresistas al
exilio:
* En 1866: Pronunciamiento de Prim en Villarejo (Enero de 1866). Llevan a Prim al exilio.
* En 1866: sublevación de los sargentos del cuartel de San Gil, para derribar la monarquía en Junio de 1866
(los sublevados, al mando del general Pierrad, salieron por las calles de Madrid con infantería y artillería para
atraerse los restantes cuartes mientras la población levantaba barricadas; la mayoría de los generales
defendieron a la reina) y levantamientos en los Pirineos, Barcelona, Valencia y Aranjuez en 1868.
– Crisis económica: 1866-1868: crisis de subsistencia. El precio del trigo llegó a aumentar un 100% en
Madrid.


-Crisis financiera de 1866: provocada por la evidencia de que las inversiones ferroviarias no eran
rentables. En consecuencia los valores de las acciones ferroviarias en la bolsa bajaron estrepitosamente. Pero
el crack bursátil, no fue solo ferroviario, la deuda pública y la cotización del banco de España también se
hundíó. La consecuencia fue que se paralizó la construcción de la red ferroviaria y la quiebra de la mitad de
los bancos.
– Protestas estudiantiles: 1865: «La noche de San Daniel»por la expulsión de Castelar de su cátedra
en la Universidad, con enfrentamientos armados importantes.
Mientras todo esto ocurre en 1866 demócratas y progresistas llegan AL PACTO DE OSTENDE
(1866) acuerdan la formación de un gobierno provisional dirigido por Prim, con toda la autoridad militar y
con el siguiente objetivo: derrocar a Isabel II y elección de una Asamblea Constituyente por sufragio
universal (decidirá monarquía o república).
En 1867 muere O ́Donnell y el panorama cambió: ahora la Uníón Liberal dirigida por el general
Serrano, se une al pacto, pero para cambiar la monarquía, no para sustituirla por la república. En el 1868
muere Narváez y la reina quedó cada vez más aislada. Nombra a González Bravo presidente con un débil
gobierno que dimitíó en pleno en agosto1868, aunque la reina no acepta la dimisión. En Septiembre se
produce la revolución de 1868, “La Gloriosa”.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.