La oposición: exilio y resistencia franquismo

Share Button

6.2.El sometimiento de la mujer:


perdieron todos los derechos que consiguieron durante la II República y se consolidó un sistema de valores machista que las consideraba inferiores jurídica y legalmente. Así, la mujer se tenía que encargar del ámbito doméstico porque supuestamente tenía capacidades físicas e intelectuales inferiores al hombre. El Código Civil les retiró su capacidad legal y no podía comprar ni vender bienes sin la autorización del marido. Además, se prohibieron los anticonceptivos, el aborto, el divorcio, y se restablecieron los delitos de adulterio y concubinato (castigados en caso de que fuese cometido por la mujer). En el terreno laboral, los salarios eran distintos en función del sexo y las mujeres al ser casadas obténían una compensación económica (dote de nupcialidad). Y si ésta quería trabajar, tenía que pedir permiso al marido, y las madres trabajadoras eran penalizadas sin el subsidio familiar que entregaba el Estado.

6.3.Una educación para adoctrinar



la educación servía para adoctrinar en política y religión. La enseñanza primaria y media estaba en manos de la Iglesia, la religión y la asignatura de política (Formación del Espíritu Nacional -> enseñaba los principios básicos de la doctrina falangista, impartida por miembros del Movimiento) eran obligatorias. Se prohibíó la coeducación y, ya que el destino de la mujer era ejercer de madre y esposa, su educación era diferente. Por lo que el nivel educativo de las niñas fue inferior al de los niños.

7.LA OPOSICIÓN EXTERIOR: LOS REPUBLICANOS DEL EXILIO:

En la fase final de la Guerra Civil, muchas personas adeptas a la República huyeron hacia Francia o Norte de África; y algunos regresaron cuando Franco prometíó no proceder contra quienes no hubiesen cometido delitos, aunque no lo cumplíó. Pero unas 200 mil personas se quedaron en el exilio o regresaron al morir Franco. Este éxodo supuso la pérdida de importantes personalidades del ámbito intelectual, artístico y científico, por lo que la cultura española se empobreciera en la posguerra. En Francia había una colonia de emigrados españoles, pero cuando fue ocupada por Alemania tuvieron que emigrar al Reino Unido y América porque eran perseguidos, tildados de peligrosos comunistas. Otros se alistaron en la Resistencia Francesa, para luchar contra los alemanes. México acogíó un gran número de estos españoles gracias al empeño político del presidente Lázaro Cárdenas. En el exilio se formó una oposición antifranquista y se eligió un nuevo gobierno republicano, institución que se mantuvo hasta 1977. Pero como las fuerzas antifranquistas estaban divididas no se pudo crear plataformas unitarias ni elaborar programas comunes para la lucha. En España, mientras algunas fuerzas (republicanos, socialistas y algunos anarquistas) defendían la necesidad de crear un frente único para derribar el franquismo, otros defendían la lucha guerrillera para llegar a la insurrección popular (comunistas, poumistas y anarquistas).

8.LA RESISTENCIA EN EL INTERIOR:

8.1.Del desmantelamiento a la clandestinidad:

tras la GC, los partidos y sindicatos opositores quedaron desmantelados, y por ello, tuvieron que reconstruirse de forma clandestina, intentando evitar la represión policial. El PCE fue el que consiguió rehacer su estructura y mantener actividad clandestina, en mayor medida. La actuación de la oposición se puede dividir en:

PRIMERA ETAPA: 1939-PRINCIPIOS 1944:

hubo una pequeña actividad guerrillera, los maquis -> guerrilleros que cruzaron la frontera con Francia pero vuelven a España a luchar contra Franco (comunistas y anarquistas) y su principal contrincante era la Guardia Civil. Después de la guerra algunos republicanos siguieron manteniendo focos de resistencia armada. Y como el nazismo había caído en Europa, comunistas y anarquistas aprovecharon y promovieron un intento de sublevación armada -> la invasión del valle de Arán (18 oct. 1944), ocuparon el valle 10 días pero tuvieron que retirarse. A partir de 1948, comunistas y anarquistas abandonaron la lucha armada y la represión y la ausencia de ayuda exterior llevó al fracaso de la lucha armada.

SEGUNDA ETAPA: 1944-1947:

condicionada por la derrota de los países del Eje, lo que creó unas condiciones favorables a una hipotética caída del régimen franquista, así, las fuerzas opositoras crearon plataformas unitarias.

En 1944, los sectores monárquicos se agruparon alrededor de Juan de Borbón esperando restablecer la monarquía y crearon la Alianza Nacional de Fuerzas Democráticas -> socialistas, republicanos y parte de la CNT.

TERCERA ETAPA: 1948-1951:

la dictadura se consolidó, la oposición se desmoralizó y se recompuso. A finales de 1948 se veía que ni las guerrillas ni ninguna potencia internacional iban a acabar con el franquismo; además, la policía y la Guardia Civil habían liquidado casi toda la resistencia política en el interior. También se distanció la oposición del exilio (cada vez estaba más alejada de la realidad política española) de la oposición del interior (la más efectiva contra la dictadura).







Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.