Consecuencias de la desintegración de la gran Colombia

Share Button

Compara los imperios territoriales de Carlos I y Felipe II, y explica los diferentes problemas que acarrearon


 En el siglo XVII, España se convirtió en la potencia hegemónica de Europa. Este siglo fue un siglo de crisis económica y demográfica. Ya en el Siglo XVII, empezaron a gobernar los Austrias menores Felipe III, Felipe IV, y Carlos II.

A comienzos del Siglo XVI, con Carlos I llegó el trono de la corona de Castilla y Aragón la dinastía de los Austrias. Con Carlos I y Felipe II, España se convirtió en la potencia hegemónica de Europa.

Carlos I, al ser hijo de Juana la loca, era nieto de los Reyes Católicos y gobernó varios territorios:

  -Castilla y sus posesiones en América.

  -Aragón y sus posesiones en Italia.

Tras la muerte de su padre Felipe el hermoso, de la casa de Habsburgo, heredó todos los territorios de los Hasburgos en Austria y los derechos al título de emperador alemán.

Por parte de abuelo paterno, heredó la herencia borgoña, formada por: Luxemburgo, países bajos, Artois y Franco condado.

Fue elegido emperador del sacro Imperio romano germánico.

La hegemonía se basaba en cuatro pilares:

  -base militar: España contaba con un gran ejército

  -base económica: había comercio internacional

  -base política: consolidación del poder autoritario del monarca

-base ideológica: defensa de la religión católica

El monarca tuvo que hacer frente a varios problemas internos y externos debido a la dificultad de gobernar un Imperio así y de liderar una monarquía universal y cristiana.

En sus primeros años de gobierno, se originan las primeras revueltas del reino: la revuelta de las comunidades de Castilla y la revuelta de las Germánías de Valencia y Mallorca.

-la revuelta de las comunidades de Castilla

Castilla era el corazón del Imperio de Carlos V. Carlos V necesitaba dinero para su coronación imperial y pidió a las Cortes si podían aprobar nuevas impuestas, al principio se negaron pero al final acabaron aprobándolas.

A partir de entonces Carlos I empezó a marginar a las Cortes para centrarse en su poder personal.

Esto provocó la sublevación de varias ciudades castellanas en 1520 y sustituyendo el poder municipal por “comunas” formadas por trabajadores, artesanos, miembros de la baja nobleza y del bajo clero. Los sublevados formaron la “junta Santa de Ávila”. Los sublevados y la nobleza se enfrentaron Y acabó con la victoria de la nobleza en la batalla de Villalar.

-La revuelta de las Germánías de Valencia y Mallorca

Ésta revuelta tiene un componente social más claro. La epidemia de peste hizo que la nobleza huyese, y esto provocó un sentimiento de abandono a los artesanos y trabajadores. Y estas crearon un ejército pero acabaron derrotadas por la nobleza.

Todas las revueltas fueron favorables a los monarcas.

Carlos I, además tuvo que hacer frente a problemas anteriores.

Los turcos, además de conquistar Constantinopla querían conquistar los territorios cristianos y los territorios de Carlos I.

Carlos I les pudo trinar en Viena pero a los turcos se les uníó Francia y no le quedó más remedio que firmar la paz de Habsburgo (1555)

En 1555, Carlos I decidíó retirarse al Monasterio extremeño de Yuste y dejó de sucesor a Felipe II que heredó todos los territorios de su padre, excepto el título de Emperador y además anexiónó las islas Filipinas y Portugal.

Felipe II también se tuvo que enfrentar a problemas internos, fueron dos: la sublevación de las Alpujarras de los moriscos Y el conflicto bidireccional en la corona de Aragón.

Heredó de su padre los problemas externos, con Francia por la hegemonía europea que acabó con la victoria de España en la batalla de San Quintín y Gravelinas, y también heredó el conflicto contra los turcos que fueron derrotados en la batalla de Lepanto. Un conflicto muy importante fue el Atlántico con la sublevación de los países bajos.

En 1648, España fue derrotada en la batalla de los treinta años y acabó reconociendo su independencia.

En conclusión, en el Siglo XVI, España se convirtió en la gran potencia de Europa. Los Dos gobernadores, Carlos I y Felipe II tuvieron grandes problemas internos y externos.


Castilla era el corazón del Imperio de Carlos V. Carlos V necesitaba dinero para su coronación imperial y pidió a las Cortes si podían aprobar nuevas impuestas, al principio se negaron pero al final acabaron aprobándolas.

A partir de entonces Carlos I empezó a marginar a las Cortes para centrarse en su poder personal.

Esto provocó la sublevación de varias ciudades castellanas en 1520 y sustituyendo el poder municipal por “comunas” formadas por trabajadores, artesanos, miembros de la baja nobleza y del bajo clero. Los sublevados formaron la “junta Santa de Ávila”. Los sublevados y la nobleza se enfrentaron Y acabó con la victoria de la nobleza en la batalla de Villalar.

-La revuelta de las Germánías de Valencia y Mallorca

Ésta revuelta tiene un componente social más claro. La epidemia de peste hizo que la nobleza huyese, y esto provocó un sentimiento de abandono a los artesanos y trabajadores. Y estas crearon un ejército pero acabaron derrotadas por la nobleza.

Todas las revueltas fueron favorables a los monarcas.

Carlos I, además tuvo que hacer frente a problemas anteriores.

Los turcos, además de conquistar Constantinopla querían conquistar los territorios cristianos y los territorios de Carlos I.

Carlos I les pudo trinar en Viena pero a los turcos se les uníó Francia y no le quedó más remedio que firmar la paz de Habsburgo (1555)

En 1555, Carlos I decidíó retirarse al Monasterio extremeño de Yuste y dejó de sucesor a Felipe II que heredó todos los territorios de su padre, excepto el título de Emperador y además anexiónó las islas Filipinas y Portugal.

Felipe II también se tuvo que enfrentar a problemas internos, fueron dos: la sublevación de las Alpujarras de los moriscos Y el conflicto bidireccional en la corona de Aragón.

Heredó de su padre los problemas externos, con Francia por la hegemonía europea que acabó con la victoria de España en la batalla de San Quintín y Gravelinas, y también heredó el conflicto contra los turcos que fueron derrotados en la batalla de Lepanto. Un conflicto muy importante fue el Atlántico con la sublevación de los países bajos.

En 1648, España fue derrotada en la batalla de los treinta años y acabó reconociendo su independencia.

En conclusión, en el Siglo XVI, España se convirtió en la gran potencia de Europa. Los Dos gobernadores, Carlos I y Felipe II tuvieron grandes problemas internos y externos.


Analiza la política respecto a América en el Siglo XVI y sus consecuencias para España, Europa y la población americana.

El descubrimiento, conquista y colonización del continente americano fue un acontecimiento excepcional, de enorme trascendencia histórica.

En el Siglo XVI, la monarquía hispánica (con Carlos I y Felipe II) se afianzaron como monarquía autoritaria y además se creó su Imperio colonial que se extendíó por Europa, América, Asía y África.

Éste descubrimiento tuvo grandes repercusiones en España y Europa que fueron transcendentales en muchos campos. Los territorios se incorporaron a Castilla, trasladándose en ellos las leyes e instituciones propias de Castilla.

Las instituciones con sede en Castilla fueron la casa de concentración y el Consejo de indias. La casa de concentración se establecíó en Sevilla en 1503 y se encargaba de controlar todos lo relacionado con el comercio y navegación de América y la organización en flotes para evitar la piratería.

El Consejo de indias se celebró en 1524 por Carlos I que era el órgano asesor de la corona relacionado con el gobierno de los indios, además tenía la suprema jurisdicción de los organismos y territorios americanos.

América, en cuanto a administración territorial se dividían en varias instituciones:

  -virreinatos

  -audiencias

  -gobernaciones y capitánías generales

  -corregimientos

Aparte, el descubrimiento trajo consecuencias políticas España y Portugal, que si dividieron los territorios descubiertos en el tratado de Tordesillas 1494;

-geográficos, ya que se amplía el mundo;

-científicos, porque se demuestra que el planeta es una esfera;

-demográficos, la tímida emigración de los españoles a América en el Siglo XVI y se suman muertes de guerra y pestes


-Y sobre todo económica porque hubo un intenso comercio entre Sevilla y América, sobre todo, de materiales preciosos con oro y plata y de nuevos cultivos como la patata, esto ocasiónó consecuencias negativas, debido a la llegada de materiales preciosos España, la demanda aumentó y esto provocó una inflación y dio lugar a la crisis del Siglo XVII.

Hubo también consecuencias para la población indígena: en primer lugar, la población disminuyó debido a enfermedades y explotación económica.

Hubo un proceso intenso de aculturación y se creó una nueva sociedad, en la cumbre se encontraban los españoles, que controlaban la administración, después los criollos que eran hijos de españoles nacidos en América y por último están los hombres libres que eran indígenas y esclavos negros.

Aunque su mayoría eran consecuencias importantísimas para seguir avanzando en todos los ámbitos hubo algunas negativas que se extendieron a lo largo de los años

En conclusión, la monarquía hispánica del Siglo XVI estuvo compuesta por Carlos I y su hijo Felipe II conocidos como los Austrias mayores. Éstos reyes realizaron el descubrimiento, conquista y colonización del continente americano.

Debido a este descubrimiento hubo consecuencias positivas para España y Europa y negativas para la población indígena.

Este hecho fue decisivo para el nuevo mundo moderno y se creó el primer mercado mundial.


Explica los principales proyectos de reforma del Conde Duque de Olivares

El Siglo XVII fue un siglo de crisis económico y demográfico y gobernaron los Austrias menores Felipe III, Felipe IV y Carlos II. Tras ser coronado Felipe IV rey, dejó todo su poder en manos del conde Duque de Olivares, valido, que se mostró hábil, capaz y dedicado a las tareas de gobiernos y propuso una serie de reformas internas e impulsó de nuevo una política exterior belicista.

Sus principios fueron:

-la reputación que buscaba recuperar el prestigio internacional de la monarquía española.

-La reformación, su finalidad era fortalecer la monarquía y evitar la decadencia.

Sus principales propuestas de reforma son:

1-para dar solución a sus problemas financieros se crearon las erarias-bancos públicos que liberarían a la corona de la dependencia de la banca extranjera. Las erarias darían un interés a quien depositara dinero y un préstamo a la corona.

Esta propuesta de reforma fracasó debido a que para construir las erarias se necesitaba un capital fundacional que debía ser aportado por los súbditos con una fortuna de 2000 ducados y además los cortes se opusieron.

2-otra propuesta de reforma fue la uníón de armas o pretensión de crear un ejército de más de 140.000 hombres. Con ello pretendía repartir los costes humanos y económicos entre los territorios de la monarquía. La uníón de armas fracasó debido a la oposición de las cortes de la corona de Aragón.

3-Y por último, otra propuesta importante que hizo el conde Duque de Olivares fue la centralización política del Estado que su objetivo era la unificación de la monarquía bajo unas mismas leyes e instituciones, como Castilla. Esta propuesta también fracasó.

Esto trajo consecuencias para el gobierno de Olivares cómo que se opusieron a su política, crisis de 1640 o la caída del propio Olivares.


La crisis de 1640 provocó rebeliones en Cataluña, Portugal, Andalucía… Y esto hizo que en 1640, Felipe IV retiró al conde de la política, sustituido por Luis de Haro. Otras consecuencias fueron los levantamientos sociales de Nápoles y Sicilia, inestabilidad del Imperio español y los medios centralistas no se llevaron a cabo.

Todas estas propuestas de reforma estaban recogidas en el gran en memorial, que era un informe que escribíó el conde Duque de Olivares para Felipe IV.

En conclusión, todas las propuestas de reforma que hizo Olivares fracasaron debido a que los grupos sociales y territorios que podían ser perjudicados los boicotearon.


Explica las causas de la Guerra de Sucesión Española y la composición de los bandos en conflicto


El Siglo XVIII se caracteriza por el inicio de la dinastía borbónica en España, tras la muerte de Carlos II y el inicio de la guerra de sucesión que acabó en 1713 con el triunfo de Felipe V.

Respecto a España, el Siglo XVIII comienza con la muerte de Carlos II sin descendencia (1700) y el estallido de un conflicto sucesorio: La guerra de sucesión española que se señaló con el cambio de dinastía a favor de los Borbones, su nuevo rey, Felipe V de Anjou Impuso en nuestro país el modelo político francés que se basó en el centralismo y absolutismo y sus sucesores Carlos III y Fernando VI aplicaron la política reformista conocida como despotismo ilustrado.

Carlos II en su testamento dejó de sucesor a Felipe de Anjou, Un Borbón que fue coronado como Felipe V y esto dio lugar a una nueva dinastía en España. Y la mayoría de las potencias europeas recelaban que una misma dinastía gobernara dos coronas, Y así rompiendo el equilibrio que había proporcionado Inglaterra, y por ello Inglaterra, Holanda y Austria se opusieron al testamento y apoyaron a otro candidato, el archiduque Carlos de Habsburgo.

Castilla apoyó el testamento, pero la corona de Aragón se inclínó por el archiduque Carlos porque tenía un modelo político descentralizado.

Esto fue lo que derivó a la guerra de sucesión española (1700-1713) que además de ser una Guerra Civil fue un conflicto internacional.

En la batalla se enfrentaron dos bandos bien diferenciados.

-Borbones: formado por Francia y Castilla que representaban una monarquía centralizada.

-La gran alianza antiborbónica: formada por Inglaterra, Habsburgo, corona de Aragón, Holanda y Portugal. Apoyaban el archiduque Carlos de Habsburgo y representaban un estado confederal y pacifista.

En cuanto al conflicto, se puede dividir en dos etapas:

-primera etapa (1700-1711): la gran alianza anti borbónica comenzó a conseguir grandes victorias como Gibraltar y Menorca, pero a partir de 1707 los Borbones también consiguieron grandes victorias como Villaviciosa y así igualar la situación.

-segunda etapa (1711-1713): en 1711 ocurríó un hecho trascendental, la muerte del emperador alemán sin descendente, por lo que la corona imperial pasa al archiduque Carlos coronado como Carlos IV.

 Y la guerra concluyó con la firma del tratado de Utrecht (1713) y Rastatt (1714) que verifican la victoria de los Borbones en España y los indios y de Carlos en el resto de Europa.

Felipe V de Anjou, rey de España tuvo que ceder algunos territorios y renunciar a la corona francesa.


Detalla las carácterísticas del nuevo Orden Europeo surgido de la Paz de Utrecht y el papel de España en él


El Siglo XVIII se caracteriza por el inicio de la dinastía borbónica en España y, tras la muerte de Carlos II y el inicio de la guerra de sucesión española que acabó en 1713 con el triunfo de Felipe V.

Con el fin de la guerra de sucesión española y la firma de los tratados de Utrecht y Rastt se verificó la victoria de Felipe Borbón de España y de los indios y de Carlos de Austria en el resto de Europa, siendo Felipe V rey de España, tuvo que ceder algunos territorios a Austria (Nápoles Flandes, Milán y Cerdeña), a Saboyá (Sicilia) y a Inglaterra (Gibraltar y Menorca) y también tuvo que renunciar a la corona francesa.

Tras estos tratados para España su principal objetivo era recuperar Gibraltar y Menorca y defender su Imperio colonial, siendo Inglaterra su principal enemigo y Francia su aliado con quien mantuvo los pactos de familia.

Fruto del primer pacto de familia (1733), recuperamos Nápoles y Sicilia y se Las entregaron a Carlos (el futuro Carlos III)

En el segundo pacto (1743), se nos implicó en la guerra de sucesión de la corona de Austria y lo que recuperamos Parma y Plasencia y se las entregamos al príncipe Felipe.

Y en el último pacto de familia (1761) se nos implicó en la guerra de los siete años apoyando a Francia contra Inglaterra en la que perdimos Florida pero recibimos Louisiana  y al cabo de los años recuperamos Menorca y Florida pero Gibraltar no.

En conclusión la alianza con Francia tuvo que esperar hasta la revolución francesa (1789) que provocó un gran cambio en Europa y en el mundo occidental.

Define qué fueron los Decretos de Nueva Planta y explica su importancia en la configuración del nuevo Estado borbónico.

Los decretos de nueva planta fueron un conjunto de decretos promulgados por Felipe V de Borbón a principios del Siglo XVIII (1707-1716) en los que ponía fin al régimen jurídico e institucional propio de la corona de Aragón.

 Felipe V trajo consigo un nuevo modelo de Estado absolutista y centralizado para cuya implantación procedíó a realizar una profunda reforma del gobierno y de las instituciones siempre partiendo de dos principios básicos: la centralización y la uniformidad.

 Suprimíó las instituciones y privilegios de la corona de Aragón (fueros, cortes, justicia mayor de Aragón…) y castellanizo la misma imponiéndole leyes, instituciones y cargas de Castilla y el castellano como lengua oficial. Los territorios que apoyaron a Felipe V durante la guerra conservaron sus fueros por lo que no se logró la total uniformización institucional de España (país vasco y Navarro).

Los Borbones reformaron la administración central con el objetivo de consolidar la monarquía absoluta y para ello se reformó el sistema tradicional de gobierno de los Austrias, basado en los consejos: el Consejo de Castilla pasa a serlo De todo el reino y se mantuvo el Consejo de indias, las secretarias se convirtieron en funcionarias imprescindibles para el gobierno de los Borbones.

Y en 1787 se creó la junta suprema de Estado y las cortes de los reinos de la corona de Aragón fueron a válidas y las Cortes de Castilla se convirtieron en las cortes generales del reino.

Por otro lado, los últimos virreinatos propios de la corona de Aragón fueron sustituidos por demarcaciones provinciales al frente de las cuales se situaba un capitán general.La figura del virrey solo se mantuvo en Navarra y en América.

 En 1711 se creó el cargo intendente que controlaba las circunscripciones de tamaño medio, dependían directamente del rey y constituían un nexo entre el poder central y las provincias.

En conclusión, con los decretos de nueva planta, España pasó a ser un Estado unitario, centralista, y absolutista dejando atrás la concepción pactista- Federal de los siglos anteriores.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *