Doble fila en educación física

Share Button

-La política religiosa-

El el gobierno quería establecer una clara separación Iglesia-Estado y reducir la influencia de la Iglesia en la sociedad española. Para ello desarrolló una serie de leyes como la ley del divorcio. La Compañía de Jesús fue disuelta y sus bienes fueron nacionalizados. Por la ley de confesiones y congregaciones religiosas el Estado dejaba de realizar aportaciones a la Iglesia y ordenaba el cierre de los centros docentes religiosos es de finales de Diciembre de 1933. Esta última desencadenó una nueva ofensiva la jerarquía eclesiástica y de la prensa católica que la calificaron de persecución anticlerical.

-La reforma educativa y la política cultural –

Las bases de la reforma educativa consistían en hacer de la educación gratuita y laica un derecho universal. Había que paliar el previsto cierre de los colegios religiosos. A pesar de no alcanzar es ambicioso plan, se construyeron unas 13000 escuelas y un momento notablemente el número de maestros. La política educativa y cultural de dirigíó también a la extensión de Cultura popular. Se multiplicó la red de bibliotecas en las escuelas primarias. Se crearon las Misiones Pedagógicas* destinadas a la extensión de la cultura las áreas rurales.

– Las reformas laborales-

El ministro de trabajo, Largo Caballero prosiguió la política social y laboral que ya había iniciado el gobierno provisional con una serie de leyes. 

1- La ley de contratos de trabajo regulaba los convenios colectivos en asuntos como la jornada laboral o el trabajo de las mujeres y niños. Los contratos se harían por escrito con una duración mínima de 2 años, para proteger al trabajador. 

2- La ley de jurados mixtos creaba esos organismos constituidos por obreros y patronos a los que se atribuyeron funciones de conciliación y arbitraje para establecer las condiciones de trabajo, salarios, despidos, etc. 

3- La ley de asociaciones obreras regulaba los sindicatos

Estas leyes tocaron con una fuerte resistencia en las organizaciones patronales.

Largo Caballero orientó su actividad a mejorar las condiciones de vida y de trabajo de los obreros y de los jornaleros del campo, ya fortalecer a las organizaciones obreras, sobre todo a la UGT.


-Los estatutos de autonomía-

Uno de los problemas que se arrastraba desde la restauración era la organización territorial del estado, debido a las aspiraciones de las regiones con sentimientos nacionalistas autonomistas.

  • Francesc Masià líder de Esquerra Republicana proclamaba el 14 de Abril de 1931 la República catalana. Esta acción conllevó un grave problema, pues el Pacto de San Sebastián determinaba que debía ser la Constitución la que estableciese el tipo de Estado. Por tanto, se produjo una negociación entre el Gobierno provisional de la República y los dirigentes catalanes que dio lugar a la formación de un gobierno autonómico Cataluña primera tarea fue laboral el estatuto de autonomía.

Cataluña fue la primera en iniciar el proceso. La iniciativa partido Esquerra republicana, que había desplazado al catalanismo moderada de la Liga regionalista. En Junio fue elaborado el Estatuto de Nuria, que se aprobó por el 99% de los votantes catalanes.

El proyecto de estatuto sufren por tantos recortes a su paso por las cortes. Las instituciones autonómicas obtuvieron las competencias exclusivas en derecho civil y régimen administrativo, en la red secundaria de transportes y Sanidad y Servicios Sociales punto también obtuvieron competencias compartidas en educación, orden público y hacienda.

  • El proceso de elaboración del Estatuto vasco fue difícil y complejo por las diferencias profundas entre la Izquierda Republicana socialista y la derecha, PNV y carlistas. El proyecto definitivo de estatuto incluía a las tres provincias vascas y navarras sin embargo fracasó.
  • En Galicia se retrasó por la falta de un partido nacionalista fuerte, gracias a la labor del Partido Galleguista y de Alfonso Rodríguez Castelao se presentó un proyecto de estatuto. Sin embargo, no llegó a ser ratificada por el estallido de la Guerra Civil.
  • En Andalucía una asamblea regional aprobó un anteproyecto de Estatuto.
  • De igual modo, en Valencia, Aragón y Baleares sus aspiraciones a la autonomía se vieron frenadas por la Guerra Civil.


-La reforma agraria-

El problema agrario presentaba una doble vertiente:

  • La agricultura española tenía rasgos arcaicos: atraso técnico, baja productividad y mano de obra abundante y barata.
  • Una inadecuada estructura de la propiedad con predominio de parcelas minúsculas en la cornisa cantábrica y la meseta norte, y extensos latifundios en el centro sur y el sur. Las zonas de latifundio como la mayoría las propiedades del anarquistas y había un enorme proletariado rural en la miseria.

Estos problemas se acentuaron con la gran crisis económica internacional. El desempleo se intensificó. 

La Ley de reforma agraria de Septiembre de 1932 era muy moderada. Pretendía la modernización técnica, acabar con el latifundismo y realizar una redistribución de la propiedad más justa mediante el asentamiento de campesinos en las tierras expropiadas.

Establecía cuatro tipos de tierras expropiadas: los antiguos señoríos, las tierras mal cultivadas, las permanentemente arrendadas y las de regadío que no estuviesen regadas. Todos los propietarios expropiados debían ser indemnizados. El régimen de explotación colectivo o individual lo decidiría a las comunidades de campesinos. 

El fallido intento golpista en general Sanjurjo 1932 tuvo un doble efecto: se expropiaron sin indemnización las tierras de la aristocracia por haber apoyado en la franca hasta la sublevación y se aceleró la aprobación de la ley.  La aplicación de la ley quedó en manos del Instituto de Reforma Agraria.  Sus resultados fueron muy limitados. 

La lentitud de su aplicación y el aumento del paro provocaron la frustración de los jornaleros que derivaron en protestas radicales. Estallaron insurrecciones anarquistas con trágicos enfrentamientos con las fuerzas de orden público.

Se produjo una importante tensión social: los grandes propietarios se opusieron y la mayoría se aliaron con los enemigos de la república. Los campesinos quedaron de decepcionados con los resultados y se orientación hacia posturas más revolucionarios probando enfrentamientos con las fuerzas del orden.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *