Socio a: efectivo 20.000.000 : un carro 32.000.000;mercancías 230.000.000

Share Button

20 jn 1914 estallido El Imperio Austro-Húngaro culpabilizó a Serbia de apoyar a esta organización y ser el causante del magnicidio.Por ello, envió una propuesta amenazadora al gobierno Serbio de 48 horas para llevar a cabo una serie de cambios internos dando por hecho que Serbia llevaba a cabo políticas que favorecen a estas organizaciones subversivas. Serbia contestó pidiendo que el litigio fuera juzgado en el Tribunal Internacional de La Haya. Austria-Hungría respondíó a la petición con la declaración de guerra el 25 de Julio. Rusia, con amplios intereses en Serbia, moviliza a sus tropas y Alemania, aliada de Austria-Hungría, le pide que las retire. Ante la negativa de Rusia, Alemania le declara la guerra a Rusia. Dos días después y sabiendo de la alianza de Francia y Rusia, Alemania se la declara también a Francia y para sorprenderla invade Bélgica, un país neutral, para atacar territorio francés. Aunque Reino Unido se había mantenido reticente a declarar la guerra pese al ataque a sus aliados, el ataque a Bélgica, uno de sus socios comerciales, fue ya demasiado y Reino Unido decide declarar la guerra a Alemania. Poco después Serbia entra en guerra con Alemania y Rusia con Austria-Hungría. Y finalmente Francia y Gran Bretaña también con Austria. Los dos bloques estaban ya plenamente en guerra (con la excepción de Italia que mantendría su neutralidad hasta 1915). La I Guerra Mundial había comenzado.



En el Congreso de Berlín (1878), que se había reunido precisamente para ver qué hacían las potencias con los procesos de independencia de estos nuevos países, Austria-Hungría recibíó la administración de Bosnia-Herzegovina, territorio codiciado por Serbia. En 1908, Austria-Hungría decide anexionarse el territorio, contraviniendo los acuerdos y tensando la situación.En 1912 estalla la Primera Guerra Balcánica, en la que Serbia, Bulgaria, Grecia y Montenegro, apoyados por Rusia, se enfrentan a Turquía y Austria y consiguen expulsar del todo a Turquía del territorio. No obstante, la desavenencias territoriales entre los vencedores daría lugar a la Segunda Guerra Balcánica (1913), que acabaría con la Conferencia de paz de Londres en la que Austria impide la creación de la Gran Serbia y se reconoce el nacimiento de Albania para impedir la salida de Serbia hacia el Adriático.Estos conflictos por los Balcanes vienen a complicar la situación de rencillas entre potencias. Seguramente se habría quedado en un problema local de no haberse formado los bloques políticos estudiados anteriormente, pero la alianza entre Gran Bretaña, Rusia y Francia; y la de Austria-Hungría, Alemania e Italia; acabaría por complicar el territorio balcánico, pues en los dos bloques había países con intereses en esta zona y con pactos de ayuda mutua en caso de agresión. Sería aquí donde se daría el estallido.



Consecuencias políticas y territoriales

Además de la reorganización territorial que estipularon los tratados de paz, hubo importantes consecuencias políticas en los países participantes. Debido al sufrimiento de la población se dieron procesos revolucionarios en varios países: en Rusia la revolución bolchevique acabaría creando la Uníón de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), el primer régimen comunista del mundo, con enormes consecuencias posteriores; en Alemania el descontento llevó a la rebelión contra el régimen político y a la abdicación del káiser Guillermo II, terminándose así el II Imperio Alemán y proclamándose la llamada República de Weimar (que recibe este nombre por la ciudad donde se proclamó), donde se gestaría el futuro nazismo; en los países con regíMenes parlamentarios no democráticos se dieron paso hacia sistemas democráticos, e incluso algunos de ellos acabarían en la órbita del socialismo/comunismo; finalmente Estados Unidos comenzaría a convertirse en la primera potencia mundial, superando por primera vez a Reino Unido.



Para ello, los tratados de paz dispusieron lo siguiente:
Alemania es considerada la culpable de la guerra y obligada a reparar los daños. Se considera criminales de guerra al káiser Guillermo II y a los generales Ludendorff y Hindenburg. Pierde el territorio de Alsacia y Lorena a favor de Francia, pierde Schleswig a favor de Dinamarca, cede el corredor de Danzig y la Alta Silesia a Polonia. Se le prohíbe tener marina, aviación de guerra y armas pesadas y se reduce su ejército a 100.000 hombres. Se le impuso el pago de 60.000 millones de marcos en cinco años, lo que no haría sino ahogar totalmente su economía.
El Imperio Austro-Húngaro dejó de existir. Se dividíó en diferentes Estados pequeños: Austria, Hungría, Checoslovaquia, además de perder sus territorios balcánicos.
Polonia volvíó a existir como país independiente tras más de cien años de estar dividido entre Austria, Alemania y Rusia.
Serbia se uníó a Croacia, Eslovenia, Bosnia-Herzegovina y Montenegro para crear un estado de los eslavos del sur: Yugoslavia.
Bulgaria cedíó Tracia a Grecia, así como Transilvania a Rumanía.
El Imperio Otománo dejó de existir. Se convirtió en Turquía. Perdíó todos sus territorios europeos, cedíó a Grecia las islas del mar Egeo, abandonó todo derecho sobre Chipre y Egipto y sus posesiones asíáticas fueron administradas por Reino Unido y Francia, que reorganizarían el territorio a su antojo.Se crea la Sociedad de Naciones, con representantes de los países miembros para tratar de mantener la paz y sancionar en caso de que algún estado se la saltase.

1

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *