Consecuencias de la desintegración de la gran Colombia

Share Button

A lo largo de las dos etapas del reinado de Isabel II (1833-1868): la minoría de edad (1833-1843) con las regencias de María Cristina (1833-1840) y de Espartero (1840-1843), y el reinado efectivo (1843-1868) con la mayoría de edad; se realizaron reformas económicas de signo liberal, al tiempo que se produjo una auténtica revolución social. La Regencia de Ma Cristina coincidíó con la Primera Guerra Carlista. La guerra agravó la situación de la economía, ya que a los problemas estructurales se uníó el esfuerzo para financiar la guerra contra los carlistas. Las desamortizaciones se encuadran dentro de las reformas económicas de signo liberal que se acometieron en el reinado de Isabel II. Estas formaban parte de las medidas para liberalizar la tierra, junto a la supresión del mayorazgo y abolición del régimen señorial. Las desamortizaciones, consistían en la expropiación por parte del Estado, de tierras eclesiásticas y municipales para su venta en subasta pública. En compensación a la Iglesia, el Estado se hacía cargo de los gastos de culto y del clero. Las desamortizaciones se realizaron desde final del Siglo XVIII pero el verdadero proceso de desamortización se realiza con Mendizábal y Madoz. Tras el fracaso de la etapa moderada, y el inició la Revolución liberal, Mendizábal se propuso desmantelar el sistema legal del Antiguo Régimen, necesario para liberalizar el mercado de la tierra. Como medida previa Mendizábal 1835 disolvíó las órdenes religiosas salvo las dedicadas a la enseñanza o cuidado de enfermos, y sus fincas pasaron a ser propiedad del Estado. La desamortización de Mendizábal, consistíó en la venta por subasta de las tierras expropiadas a la Iglesia o desamortización eclesiástica. Los objetivos fueron: sanear la Hacienda, financiar el Ejército y convertir a los nuevos propietarios en adeptos para la causa liberal frente al carlismo. Al tiempo que pretendía aumentar el número de propietarios, la producción y la riqueza. La desamortización de Madoz de bienes municipales, del Estado y eclesiásticos. Ley de 1855, se inició durante el Bienio progresista, pretendía además de reducir la deuda pública, financiar la construcción de infraestructuras necesarias para modernizar la economía, fundamentalmente el ferrocarril. Provocó la ruptura con la Santa Sede y conflictos con la reina. La venta de las tierras en metálico supuso un incremento de recursos para el Estado que duplicó los ingresos con respecto a la anterior desamortización. Las consecuencias de las desamortizaciones


 fueron: incremento del número de terratenientes y puesta en cultivo de numerosas tierras abandonadas; y los grandes perdedores fueron: la Iglesia, los municipios y los campesinos, que vieron frustradas sus expectativas, apareciendo un numeroso campesinado sin tierra convirtiéndose en un foco de conflictividad. También supusieron el distanciamiento con los moderados, una vez en el poder no devolvieron los bienes a la Iglesia, pero si ralentizaron su venta. En la sociedad, se produjo el paso de una sociedad estamental a una de clases. Con la configuración del Estado liberal, los estamentos desaparecieron al imponerse la igualdad jurídica, poniendo fin a los privilegios. Todos pagaban impuestos, eran juzgados por las mismas leyes, y gozaban teóricamente de los mismos derechos políticos. Así la población constituía una sola categoría jurídica, la de ciudadanos. Los ciudadanos quedaron definidos por la pertenencia a una clase social, siendo grupos abiertos y no cerrados como en el Antiguo Régimen. La nobleza, disminuyó y perdíó su influencia al perder sus privilegios, pero se adaptó a las circunstancias. Siguió presente en los altos cargos de la Administración, del Ejército y en política, y mejoró su situación económica. Aprovecharon su nombre para entrar en consejos de administración, y aliarse con la burguésía financiera. El clero cambió con la revolución liberal; perdíó su principal fuente de ingresos, el diezmo, y el monopolio de la enseñanza. La Iglesia perdíó parte de sus bienes con las desamortizaciones, y las órdenes religiosas disminuyeron; se mostró enemiga del liberalismo, contraria a la tolerancia religiosa y separación Iglesia-Estado. La burguésía fue la gran protagonista, la supresión de privilegios permitíó legalmente la movilidad social, y las desamortizaciones la posibilidad de conseguir bienes. El progreso económico, favorecíó la aparición de una burguésía de negocios: banqueros, comerciantes, propietarios de tierras y de inmuebles urbanos, grandes profesionales y altos cargos del Estado. Fuera de las grandes urbes, se desarrolló una burguésía más modesta. Las clases medias constituían entre el 5% y 10% de la sociedad, eran propietarios de tierras, comerciantes, profesionales liberales y empleados públicos. Constituyeron un grupo influyente en el país. A finales del XIX, el sector primario era la mitad del PIB y 70% de la población activa. 


La Restauración comenzó en ene/1874 con el Golpe de Estado del general Pavía, que puso fin a la República democrática. El nuevo régimen militar, presidido por el general Serrano, trató de restablecer el orden para recuperar apoyos sociales. Paralelamente, una conspiración monárquica liderada por Cánovas del Castillo preparaba la Restauración Borbónica en la figura de Alfonso XII. En dic/1874, el príncipe Alfonso de borbón publicó desde Gran Bretaña el Manifiesto de Sandhurst, redactado por Cánovas, defendiendo el restablecimiento pacífico de la monarquía constitucional. Sin embargo, esto no fue posible ya que días después el general Martínez Campos encabezó un Golpe de Estado sin apenas resistencia que proclamó a Alfonso XII como rey de España. Daba así comienzo la Restauración (1874-1923). El monarca nombró inmediatamente a Cánovas presidente, para quien el fin de la Restauración Borbónica consistía en devolver la estabilidad al país. Previamente Cánovas tuvo que conseguir:-La aceptación de Alfonso XII como rey.-La pacificación del país.-La subordinación del Ejército al poder político.-La aprobación de una nueva constitución (1876). Para poner fin a la inestabilidad política del reinado de Isabel y el Sexenio Democrático, Cánovas se inspiró en el modelo británico de alternancia en el poder de dos grandes partidos dinásticos de notables. En España este sistema se conocíó como turnismo. Porque en él se iban sucediendo en el gobierno el Partido Conservador (Cánovas), respaldado por la aristocracia y la alta burguésía, y el Partido Liberal (Sagasta), respaldado por la burguésía industrial y las clases medias. El modelo canovista excluyó a carlistas, regionalistas, movimiento obrero y republicanos, y funciónó gracias a:-La imparcialidad de la Corona. El rey manténía una posición de neutralidad frente a los dos grandes partidos que hacía innecesarios los pronunciamientos militares.-El falseamiento del proceso electoral. Los partidos negociaban el reparto de diputados de cada circunscripción (encasillado). También se recurríó al fraude electoral o pucherazo y al caciquismo. De esta forma el turnismo alcanzó la estabilidad deseada a cambio de falsear las elecciones. El país quedó en manos de caciques, cuyo poder se ocultó bajo las instituciones falsamente democráticas. En 1885, Alfonso XII enfermó gravemente poniendo a prueba el sistema. Cánovas temía que a la muerte del rey se produjera un vacío de poder, que aprovecharan republicanos y carlistas para impulsar sus 


reclamaciones. Para reforzar el nuevo régimen, Cánovas y Sagasta firmaron el Pacto de El Pardo que establecíó el turno pacifico en el Gobierno entre los dos grandes partidos. Cánovas dimitíó tres días después de la muerte del rey y Ma Cristina entregó a Sagasta el Gobierno asegurando la supervivencia del sistema. La regencia de Ma Cristina duró hasta 1902, cuando su hijo Alfonso XIII que declarado mayor de edad(16 años) por el Parlamento. Los principales acontecimientos de la etapa fueron:-Consolidación del sistema.-Reformas políticas.-Proteccionismo económico.-Inicio de la guerra de Cuba. Asesinado Cánovas por un anarquista en 1897, Sagasta fue el último presidente de la regencia, teniendo que afrontar el desastre del 98 y sus consecuencias. El sistema canovista se apoyó en la constitución de 1876. La larga vigencia de esta constitución se explica porque los asuntos más polémicos, como el sufragio, quedaron fuera para ser regulados por el gobierno de turno. De su contenido destaca:-Declaración de derechos individuales.-Soberanía compartida rey-cortes-Bicameralismo- Centralismo


Uno de los hechos más importantes de fin de siglo fue la aparición de movimientos políticos de carácter nacionalista en la periferia peninsular. Hasta la época de la Restauración, la reivindicación nacionalista se había canalizado a través del republicanismo federal y del carlismo, pero ahora, en la Restauración, la debilidad de los carlistas y de los republicanos hacen que surjan movimientos que reivindican los derechos históricos catalanes, vascos, valencianos, gallegos y andaluces. El movimiento regionalista más fuerte se da de Cataluña a País Vasco al existir una diferenciación lingüística que cimentá el sentimiento nacional y una burguésía desarrollada en la que arraiga esta ideología. –Nacionalismo Catalán. Parte de su proyecto de unificación legal, consiste en que en el año 1885 se crea un código civil único para toda España. La respuesta a esto es el “Memorial de Greuges”. Esto es una petición directa a la regente firmada por miembros de la Renaixença. Esto es un movimiento cultural que se había formado de apoyo y recuperación de la lengua y cultura catalana, donde piden una defensa moderada de la autonomía catalana dentro de la monarquía española, piden defensa del libre comercio y también piden mantener el derecho civil catalán. En 1892, otro grupo de intelectuales catalanistas que son Valentí Almirall y Prat de la Riva, fundaron la Uníó Catalanista, cuyo programa fundacional son las Bases de Manresa, que supone las bases del nuevo nacionalismo catalán:-Es un movimiento burgués.-No plantea la secesión ni tampoco una actitud de lucha contra el Estado español. Busca un sistema federal donde las regiones tuvieran autogobierno con constituciones propias y también se reconozca el catalán como lengua oficial. En 1899, el gobierno conservados de Silvela adopta políticas regeneracionistas que también fracasan. Estas medidas chocan con los intereses económicos de los catalanes, quienes ya se descartan definitivamente por la ideología catalanista. En 1901, la Uníó se integra a la Lliga Regionalista. El primer presidente fue Prat de la Riva y en las elecciones de ese año consiguió 4 escaños. Irá cobrando fuerza a la altura de la 1o Guerra Mundial donde es la primera fuerza política en Cataluña. Prat escribe La Nacionalidad Catalana en 1906 donde refleja el pensamiento catalán. El nacionalismo catalán se definirá como una fuerza política de centro que acepta la democracia católica pero no plantean que el Estado sea confesional y que sus reivindicaciones serán meramente 


económicas para atender los problemas de Cataluña. Hasta 1931 que se forma un partido nacionalista catalán pero de izquierdas y de carácter independista llamado Esquerra Republicana de Cataluña.-Nacionalismo Vasco. Surge en fechas más tardías que el catalán. En 1895, Sabino Arana funda el PNV. La funda en torno a un grupo de reivindicación de los fueros vizcaínos. Al igual que en Cataluña, existía una peculiaridad cultural propia y además manténían un concierto económico diferente. Difiere del nacionalismo catalán en que el euskera estaba menos extendido porque era incapaz de ser asimilado por las masas emigrantes castellanas que fueron a vivir al País Vasco atraídos por el desarrollo industrial. Por tanto es un nacionalismo vinculado a la tradición cultural popular y sobre todo rural, obra únicamente de Sabino Arana quien se declaraba republicano y con expresiones que en ocasiones adquieren un tinte racista porque lo que pretendía era únicamente mantener la vida tradicional vasca. Defender estas costumbres y tradiciones de la amenaza que supónían las costumbres de los “maketos”. También plantea la separación del Estado español, pero poco a poco ira suavizando su postura renunciando al separatismo para crear una opción nacionalista conservadora pero que arraigue en las clases medias también.-Regionalismo Gallego. Nacíó como reacción contra el atraso y la migración que sufría Galicia. El gallego no discutía su españolidad, limitándose a reclamar un mayor reconocimiento a su identidad cultural. Estuvo precedido por el movimiento cultural encabezado por Rosalía Castro. Finalmente, en 1890, Manuel Murguía fundó la Asociación Regionalista Gallega, que reivindicaba la defensa de la lengua gallega, la descentralización política y un mejor trato desde Madrid.-El movimiento obrero y campesino.Grupos obreros marxistas y anarquistas fundaron en 1870 la Federación de la Regíón Española, sección de la Asociación Internacional de los Trabajadores, con el objetivo de alcanzar la igualdad social mediante una revolución que acabase con la propiedad privada de los medios de producción. No obstante, la legalización de partidos y sindicatos obreros gracias a la Ley de Asociaciones aprobada por Sagasta permitíó su recuperación. Sin embargo, a partir de los años 70 en España, como el resto del mundo, el obrerismo se dividíó en dos corrientes ideológicas:-Marxismo: en 1879, pequeños grupos marxistas liderados por Pablo Iglesias fundaron el PSOE. Después, en 1888, los socialistas impulsaron la creación del sindicato Uníón General de Trabajadores para reclamar mejoras laborales.-Anarquismo: compartían su rechazo a la participación electoral pero pronto se dividieron en dos corrientes:1. Anarcosindicalismo.2. Grupos de acción directa.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.