Reinos cristianos en la Edad Media

Share Button

PUEBLOS PRERROMANOS: Conjunto de sociedades indígenas que conformaron tres culturas diferentes en la Península Ibérica en el primer milenio a.C. Y que encontraron los romanos en el siglo III a.C. Las tres culturas son: celta, ibérica y celtibérica. Los celtas se localizaban en el centro, oeste y norte de la Península y tenían influencias indoeuropeas. Desarrollaron una economía agropecuaria y se dedicaron a la minería y a la metalurgia. Hablaban un idioma indoeuropeo y no conocían ni la escritura ni la moneda. Los iberos se localizaban en las costas este y sur y tenían influencias fenicias, griegas y cartaginesas. Tenían una economía agraria aunque también practicaban la minería, la metalurgia, la artesanía y el comercio. Hablaban lenguas emparentadas entre sí, desarrollaron la escritura y tenían su moneda. El contacto entre celtas e iberos originó la aparición de los celtíberos, que ocupaban el este de la Meseta y el Sistema Ibérico. Tenían una economía agropecuaria y producían hierro. Hablaban una lengua propia y por influencia ibérica adoptaron su alfabeto y desarrollaron la moneda.  Estas tres culturas conforman el sustrato histórico peninsular previo a la romanización.

VASCONES: Pueblo prerromano que habitaba en la actual Navarra y zonas limítrofes del País Vasco, La Rioja y Aragón en el primer milenio a.C. No eran un pueblo homogéneo y los romanos, a su llegada a Navarra , distinguieron dos zonas: el saltus vasconum y el ager vasconum. Los vascones del saltus practicaban una economía de subsistencia basada en la ganadería y vivían aislados en pequeñas aldeas y cuevas, siendo poco romanizados. Los del ager eran agricultores y vivían en centros urbanos, siendo más permeables a la romanización. A pesar de las influencias exteriores debían de tener cierta conciencia de grupo y rasgos que les daban unidad, como su lengua (vasco o euskera).

LA CONQUISTA ROMANA DE HISPANIA: Proceso histórico desarrollado en la Península Ibérica entre 218 y 19 a.C.  Supuso el dominio de este territorio por Roma, realizándose la conquista en tres etapas. La primera se produjo dentro de la Segunda Guerra Púnica entre Cartago y Roma, cuando los romanos desembarcaron en Ampurias para frenar el avance de Aníbal, expulsando a los cartagineses y dominando la costa mediterránea. La 2º etapa supuso la conquista de la Meseta tras vencer la resistencia de lusitanos y celtíberos. 


 En la última etapa Augusto llevó a cabo las guerras cántabras, sometiendo a cántabros y astures y logrando el dominio total de la Península. Así sus habitantes quedaron integrados en el Imperio romano durante cinco siglos.

ROMANIZACIÓN: Proceso cultural experimentado por los pueblos conquistados por Roma entre los siglos III a.C. Y V d.C.  Estos pueblos asimilaron los elementos culturales romanos: el latín, el derecho, las instituciones, las costumbres y las creencias religiosas. Fue un proceso lento que en la península
Ibérica no afectó por igual a todas las zonas y que se vio favorecido por la integración de los jefes indígenas en la administración, el asentamiento de colonos latinos, la urbanización del territorio, la extensa red de calzadas romanas y la concesión del derecho de ciudadanía romana.  Supuso la integración del territorio hispano en el marco cultural romano.

ANDELOS: Antigua ciudad romana situada cerca de Mendigorría, en una terraza del río Arga, que alcanzó su esplendor entre los siglos I y II d.C.  Desarrollada sobre un asentamiento de la Edad del Hierro, la ciudad tenía una estructura de calles en retícula y se conserva la planta de varias casas con pavimentos y mosaicos. Además contaba con un complejo hidráulico formado por una presa, un depósito regulador y un acueducto para abastecer de agua a la ciudad.  Su extensión y la importancia de los restos hallados la convierten en uno de los principales enclaves de la Navarra romana.

MONARQUÍA VISIGODA: Régimen político establecido en la península Ibérica por los visigodos entre los años 507 y 711 (batalla de Guadalete).  Tras la caída del Imperio Romano y la batalla de Vouillé establecieron un reino independiente en la Península con capital en Toledo. Era una monarquía hereditaria en la que el rey gobernaba con apoyo del Aula Regia y de los Concilios de Toledo. Lograron unificar la Península en lo territorial, jurídico y religioso. Los visigodos constituyeron en la Península el primer Estado unitario pero los conflictos sucesorios y una crisis generalizada facilitaron la invasión musulmana.


CALIFATO DE CÓRDOBA: Régimen político establecido en al-Ándalus entre los años 929 y 1031. Abderramán III rompíó los vínculos con Bagdad y se proclamó Califa, dando origen a la época de mayor esplendor de al-Ándalus, tanto en lo político como en lo económico y cultural. Se creó un estado fuerte, con la corte emplazada en Córdoba, caracterizado por una administración centralizada, con las ciudades como núcleos económicos, con una fuerte recaudación de impuestos y con un potente ejército. Su sociedad presentaba una gran variedad de grupos étnicos y religiosos. A principios del Siglo XI el Califato entró en crisis, dando paso esta etapa de máximo esplendor de al-Ándalus a la de los reinos de taifas.

REINOS DE TAIFAS: Entidades políticas independientes en las que se dividíó al-Ándalus tras la disolución del Califato de Córdoba (1031).  El territorio andalusí se dividíó en más de veinticinco reinos que gozaron de prosperidad económica y cultural. Sin embargo, la fragmentación política y la debilidad militar les obligó a pagar impuestos (parias) a los reinos cristianos. Los almorávides y almohades los unificaron temporalmente, puesto que, cuando estos pueblos abandonaron la Península, los territorios musulmanes se descompusieron de nuevo en taifas, que se fueron debilitando con el empuje de los reinos cristianos. A partir del Siglo XIII sólo se mantuvo independiente el Reino nazarí de Granada, conquistado por los Reyes Católicos en 1492, suponiendo el final de al-Ándalus.

MOZÁRABES: Grupo social minoritario de religión cristiana que vivíó en el Estado musulmán de al-Ándalus a partir del año 711. Al contrario que los muladíes, los mozárabes no se convirtieron al islam, conservando su religión, leyes, costumbres y propiedades. Debían pagar un tributo anual y contribuir a la defensa del Estado, vivían en barrios separados y no podían acceder a cargos públicos. Progresivamente se fueron arabizando y las conversiones al islam redujeron su número, desapareciendo del territorio andalusí en el Siglo XII por la presión almohade. Su existencia favorecíó la integración religiosa y cultural en la Península.



EXPANSIÓN TERRITORIAL DE LOS REINOS CRISTIANOS: Proceso histórico por el que los núcleos de resistencia cristiana del norte peninsular conquistaron y repoblaron los territorios musulmanes de al-Ándalus entre los siglos VIII y XV.  Este proceso dio lugar con el paso de los siglos a la formación de las coronas de Castilla y Aragón y los reinos de Navarra y Portugal. La expansión se puede dividir en tres etapas: en la primera se ocuparon las tierras al sur de los Pirineos y el valle del Duero; en la segunda se tomaron los valles del Ebro y del Tajo, y en la última, tras la batalla de las Navas de Tolosa, se conquistaron las actuales Valencia, Baleares y Murcia y los valles del Guadiana y del Guadalquivir. La expansión territorial cristiana terminó en 1492 con la conquista del reino nazarí de Granada por los Reyes Católicos, contribuyendo a la unificación del territorio hispánico.

REINO DE Pamplona: Entidad política cristiana surgida a mediados del siglo IX en el Pirineo Occidental.  Comenzó a formarse con el linaje de los Arista, quienes expandieron la influencia pamplonesa hacia el norte. A principios del Siglo X adquiríó condición de reino con Sancho Garcés I, de la dinastía Jimena, que arrebató a los musulmanes Tierra Estella, el sur de Álava y La Rioja. A comienzos del Siglo XI, con Sancho Garcés III el Mayor, alcanzó su mayor expansión territorial e influencia política. A mediados del Siglo XII, con Sancho VI el Sabio, pasó a denominarse Reino de Navarra, establecíéndose en torno a 1200 los límites casi definitivos de Navarra hasta el Siglo XVI.

FORMACIÓN Y ESTRUCTURA DE LA CORONA DE ARAGÓN: Proceso histórico que comienza en el año 1137 mediante el matrimonio de Petronila, heredera del Reino de Aragón, con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona.  El hijo de ambos, Alfonso II, fue el primer rey de la Corona de Aragón al heredar los territorios gobernados por sus padres. Jaime I incorporó los reinos de Valencia y Mallorca (XIII). A lo largo de los siglos XIII y XV la Corona se expandíó por el Mediterráneo dominando parte del sur de Francia, los reinos de Sicilia, Cerdeña y Córcega, los ducados de Atenas y Neopatria y el reino de Nápoles. Estos territorios mantuvieron su autonomía dentro de una monarquía pactista, en la que cada reino manténía sus propias Cortes, que tenían un papel importante en materia legislativa.


La Corona de Aragón fue uno de los tres grandes reinos peninsulares en la Edad Media.

CORTES MEDIEVALES: Instituciones políticas surgidas en los reinos cristianos durante los siglos XII y XIII.  Eran la reuníón de los tres estamentos de la sociedad feudal (nobleza, clero y oligarquía urbana) con el rey, que las convocaba para pedir recursos económicos. Las primeras Cortes de la Península fueron las del reino de León en 1188. Las Cortes de Castilla mantuvieron un carácter consultivo y de aprobación de los subsidios, mientras que en la Corona de Aragón, tenían cierta función legislativa y votaban los impuestos, dentro del pactismo. En la misma línea, las primeras Cortes del reino de Navarra se celebraron en 1253, donde el monarca tenía que respetar los fueros. Las Cortes fueron una de las principales instituciones políticas de los reinos peninsulares en la Edad Media. Los Decretos de Nueva Planta supusieron su supresión, excepto en Navarra, donde las últimas Cortes fueron convocadas en 1828-1829.

UníÓN ENTRE EL REINO DE Castilla Y LA CORONA DE ARAGÓN: Acontecimiento histórico ocurrido en la Península durante el reinado de los Reyes Católicos (1479-1504). El matrimonio entre Isabel de Castilla y Fernando de Aragón y el posterior ascenso al trono en sus respectivos reinos, dio origen a la Monarquía Hispánica. Tenemos que entender esta monarquía como una uníón dinástica porque cada reino conservó sus leyes, instituciones, moneda y fronteras. De esta manera se conformó un Estado plural y no unitario, formado por unos territorios bajo la misma monarquía.

CONQUISTA DE Navarra E INCORPORACIÓN A Castilla: Proceso político de uníón de Navarra a Castilla iniciado en 1512 y finalizado en las Cortes de Burgos de 1515.  Se desarrolló en el contexto del enfrentamiento entre Castilla y Aragón con Francia. Fernando el Católico, al mando de las tropas castellanas, ocupó Navarra en 1512 con el beneplácito del Papa y el apoyo de los beaumonteses, enfrentados con los agramonteses desde el s. XV. Las Cortes de Castilla decretaron en 1515 que el Reino de Navarra quedaba anexionado a la Corona de Castilla, aunque conservando sus leyes, identidad e instituciones propias.


Hasta la década de 1520 hubo diferentes intentos de recuperar el reino  por parte de los últimos reyes navarros y de quienes les apoyaron, pero todos acabaron en fracaso. Navarra siguió siendo reino hasta 1841, por la que pasó a ser una provincia.

EXPULSIÓN DE LOS JUDÍOS: Acontecimiento histórico que tuvo lugar en las Coronas de Castilla y Aragón en 1492.Históricamente, los judíos habían sufrido persecuciones periódicas y habían sido confinados en barrios separados. En 1492, los Reyes Católicos aprobaron el Edicto de Expulsión propuesto por el Inquisidor Torquemada. Consideraban esta medida necesaria para la defensa del catolicismo y para lograr la unidad religiosa. Quienes no aceptaron convertirse al catolicismo, aproximadamente 180.000 judíos, fueron expulsados de Castilla y Aragón. 

CASA DE CONTRATACIÓN: Institución colonial creada por la Corona de Castilla en Sevilla en 1503. Su función principal era controlar el tráfico de hombres y mercancías con el Nuevo Mundo y asegurarse la recaudación de los tributos reales (el quinto real de todo el metal precioso y el gravamen del 7,5% de los productos importados o exportados). También realizaba funciones relacionadas con la navegación y la cartografía y concedía licencias de importación y exportación. Posteriormente fue trasladada a Cádiz y desaparecíó a finales del Siglo XVIII al liberalizarse el comercio colonial.

HERENCIA TERRITORIAL DE Carlos I: Conjunto de territorios heredados por Carlos I de España y V de Alemania (1516-1556). Hijo de Felipe el Hermoso y de Juana de Castilla, fue el primer rey de la Casa de Austria o Habsburgo. De sus abuelos paternos, Maximiliano de Austria y María de Borgoña, recibíó Austria y los derechos al título imperial del Sacro Imperio, Países Bajos, Luxemburgo y Franco Condado. De sus abuelos maternos, los Reyes Católicos, la Corona de Aragón con Cerdeña, Sicilia y Nápoles, y la Corona de Castilla con Navarra, Canarias, algunas ciudades norteafricanas y los territorios americanos recién descubiertos. Sobre esta amplia base territorial se asentó la hegemonía hispánica durante el Siglo XVI y parte del XVII.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.