Sociedad ilustrada

Share Button

La Segunda Revolución Industrial

A partir del último cuarto del Siglo XIX se produce en Europa un proceso conocido como Segunda Revolución Industrial, que significará el triunfo del maquinismo y de la gran industria sobre la mediana y pequeña, el aumento de la producción y la expansión del mercado mundial de productos.

Los ferrocarriles

Los grandes «motores» de esta Revolución fueron los ferrocarriles.
La instalación de largas vías férreas proporciónó trabajo a miles de personas, al igual que la construcción de vagones y locomotoras, que además demandaron el aumento de producción de los materiales con los que estaban construidos. Inglaterra se especializó en esta industria y exportó trenes a todo el mundo. Los países compradores quedaban ligados a los fabricantes ingleses para la provisión de repuestos y personal técnico.

El taylorismo

Una de las fábricas que adoptó el sistema taylorista fue la Ford Motors Company de Ohio. En su fábrica de Detroit se armaron en la cadena de montaje los primeros Ford T. El dueño de la fábrica, Henry Ford, incorporó al taylorismo un aspecto social. Decía que cada obrero de su fábrica debería ganar lo suficiente como para compararse uno de los autos que fabricaba. Ford pensaba que los buenos sueldos garantizaban un aumento del consumo y el alejamiento de los obreros de las ideas revolucionarias. Había que incorporarlos al sistema como productores-consumidores-propietarios.

El movimiento obrero

El aumento de la explotación y la desocupación tuvo como consecuencia la movilización obrera y las huelgas, que fueron dirigidas por los sindicatos socialistas y anarquistas. Los socialistas, basados en las ideas de Karl Marx y Federico Engels, propónían el mejoramiento parcial del nivel de vida de los trabajadores a través de la acción partidaria y sindical, hasta llegar a una revolución que permitiría la formación de un estado dirigido por los trabajadores que haría posible una nueva distribución de la riqueza y terminaría con las


 desigualdades sociales.

La energía y las comunicaciones

El aumento de la producción llevó a la búsqueda de nuevos combustibles. El petróleo y la energía eléctrica permitieron crear nuevas máquinas y transportes más veloces impulsados por motores a gasolina o eléctricos. La difusión del telégrafo y la invención del teléfono acercaron a las distintas regiones del mundo y aceleraron los negocios en todo el planeta.

El 1º de Mayo

En Chicago, el 1º de Mayo de 1886, una huelga fue ferozmente reprimida y varios de sus protagonistas condenados a muerte. El objetivo de la huelga fue pedir que los obreros no trabajaran más de ocho horas por día. En 1889, la Segunda Internacional decidíó instituir el Primero de Mayo como jornada de lucha para perpetuar la memoria de los trabajadores que murieron peleando por una jornada de ocho horas. La primera conmemoración tuvo lugar el 1º de Mayo de 1890.

Consecuencias de la industrialización

Quedó formado en el planeta un «mercado mundial» de países dominantes, producían productos elaborados, y países dependientes, proveedores de materias primas. El hecho de que resultaran más caras las manufacturas que los productos con los que aquéllas estaban hechas hizo que quedara un saldo favorable para los países industriales, que se expresaba en una dominación económica sobre los países que sólo suministraban las materias primas, dominación que terminaba siendo política.


Causas y consecuencias de la Primera Guerra Mundial

La Primera Guerra Mundial, llamada por aquel entonces la Gran Guerra, fue un conflicto bélico internacional con epicentro en Europa que abarcó desde 1914 hasta 1918. Veamos en desarrollo sus principales causas y consecuencias.

Causas de la Primera Guerra Mundial

Radicalización del nacionalismo

Hacia finales del Siglo XIX ya se había consolidado la ideología del nacionalismo en el imaginario europeo. El nacionalismo planteaba la idea de que un pueblo estaría unido sobre la base de una cultura, lengua, economía y geografía compartida, y que de allí brotaría un destino para el cual habría nacido, el nacionalismo abrazaba y se abraza a la idea de que la forma legítima de administrar la nacíón es un auto-gobierno nacional. las naciones ya conformadas lucharían por crear un repertorio de símbolos y elementos para definir su identidad y competir contra otros en la consecución de su destino.

Desarrollo exponencial de la industria armamentística

La industria armamentística alcanzó también un elevadísimo nivel de desarrollo, que implicó el diseño de nuevo y mejor armamento: armas biológicas, lanzallamas, ametralladoras, granadas, tanques de guerra, acorazados, submarinos, aviones, etc.

Los países habían invertido grandes cantidades de dinero en la fabricación de estas armas y había quienes estaban deseosos de usarlos.

Expansión del imperialismo europeo

En el Siglo XX tuvo lugar un exceso en la producción de bienes de consumo industrializados, lo que exigía nuevos mercados, así como la adquisición de más y nuevas materias primas. los Estados europeos comenzaron la competición por dominar el territorio africano como cantera de recursos, así como la competición por el control de los mercados no europeos. El imperialismo representó un grave problema interno para Europa debido, entre otros factores, a la desigualdad en el reparto de las colonias africanas.


Mientras Gran Bretaña y Francia concentraban más y mejor territorio, Alemania tenía poco y era menos ventajoso, y el Imperio austrohúngaro reclamaba alguna participación en el reparto.

Tensiones geopolíticas en Europa

La situación no era mejor en el seno de Europa. Las naciones luchaban entre sí para extender sus zonas de control y demostrar su poder. Así, se abrieron una serie de conflictos dentro de la regíón que exacerbaron las tensiones. Entre estos podemos mencionar:

  • Conflicto Franco-alemán:


    desde la guerra Franco-prusiana que tuvo lugar en el Siglo XIX, Alemania, bajo el liderazgo de Bismark, había logrado anexionar Alsacia y Lorena. En el Siglo XX Francia vuelve a reclamar el dominio sobre la regíón.

  • Conflicto anglo-alemán:

    Alemania rivalizaba por el control del mercado con Gran Bretaña, que lo dominaba.

  • Conflicto austro-ruso:

    Rusia y el Imperio austrohúngaro se disputan el control de los Balcanes.

Formación de alianzas internacionales

Todos estos conflictos despertaron la creación o renovación de alianzas internacionales orientadas teóricamente a controlar el poder de unos países sobre otros. Estas alianzas fueron:

  • La uníón alemana en manos de Otto von Bismarck (1871-1890), la cual pretendía conformar una unidad germánica y sirvió para contener a Francia temporalmente.

  • La Triple Alianza formada en 1882. En esta, inicialmente se encontraban Alemania, el Imperio austrohúngaro e Italia. Sin embargo, durante la guerra, Italia no brindará su apoyo a la Triple Alianza y se pondrá del lado de los Aliados.

  • La Triple Entente, establecida en 1907 contra Alemania. Los países que la conformaron originalmente fueron Francia, Rusia y Gran Bretaña.


Asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria.

El asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria fue, no tanto una causa, como sí un detonante de la Primer Guerra Mundial.

Se produjo el 28 de Junio de 1914 en la ciudad de Sarajevo, capital de lo que para entonces era una provincia del Imperio austrohúngaro, Bosnia-Herzegovina. Fue perpetrado por el extremista Gavrilo Princip, miembro del grupo terrorista serbio Mano Negra.

Como consecuencia inmediata, el emperador austrohúngaro, Francisco José I, decide declarar la guerra en contra de Serbia el día 28 de Julio de 1914. La alianza Franco-rusa se levantó en defensa de Serbia y Gran Bretaña se alineó con ellos, en tanto que Alemania se posiciónó en favor del Imperio austro-húngaro. Así dio inicio la Primera Guerra Mundial.

CONSECUENCIAS:

Pérdidas humanas y materiales

La Primera Guerra Mundial fue el primer conflicto bélico de escala masiva conocido por la humanidad. El saldo fue realmente terrorífico, y dejó a Europa sumida en miles de dificultades.

¿El problema mayor? Los europeos fueron al campo de batalla con la mentalidad del Siglo XIX, pero con la tecnología del Siglo XX. El desastre fue descomunal.

Desde el punto de vista humano, la Gran Guerra, como entonces se le conocía, dejó un saldo de muertes de 7 millones de civiles y 10 millones de soldados durante los ataques, solo durante los ataques.

Aparte, se considera el impacto de las muertes indirectas producidas por hambrunas, por la expansión de enfermedades y por accidentes discapacitantes ocasionados durante los ataques, los cuales generaron problemas como invalidez, sordera o ceguera.

Firma del Tratado de Versalles

La Primera Guerra Mundial finaliza con la firma del Tratado de Versalles, a partir del cual se establecen condiciones de rendición para los alemanes, cuya gravedad será una de las causas de la Segunda Guerra Mundial Con la firma del Tratado de Versalles, se aprobó la conformación de la Sociedad de Naciones en 1920, antecedente inmediato de la Organización de Naciones Unidas. Este organismo velaría por mediar entre los conflictos internacionales a fin de garantizar la paz.

Consecuencias económicas

En términos económicos, la Primera Guerra Mundial significó grandes pérdidas de dinero y de recursos. Lo primero fue la destrucción del parque industrial, especialmente el alemán.

En términos generales, Europa se vio expuesta a un aumento de la brecha social entre ricos y pobres, derivada tanto de las pérdidas materiales como de la discapacidad física tras el combate, la viudez y la orfandad inducidas.

Consecuencias ideológicas

Las consecuencias de la Primera Guerra Mundial no fueron solo económicas o materiales. Nuevos discursos ideológicos aparecerían en la escena.

  • A la extrema izquierda, la expansión del comunismo, que había ascendido por primera vez al poder con la Revolución rusa de 1917, desde su formulación teórica en el año 1848.

  • A la extrema derecha, el nacimiento del nacional-socialismo (nazismo) en Alemania y del fascismo en Italia, con sus respectivos focos de irradiación.

A pesar de sus profundas diferencias, todas estas teorías tendrían el común el rechazo al modelo del capitalismo liberal.


La Segunda Guerra Mundial fue un conflicto bélico que se desarrolló entre 1939 y 1945. Enfrentó a dos grandes bloques:

  • El Eje: integrado por la Alemania nazi, la Italia fascista y Japón. Más tarde se sumaron Hungría, Rumanía y Bulgaria, entre otros. Sus principales líderes fueron Adolf Hitler, Benito Mussolini y el emperador Japónés Hirohito.
  • Aliados: formado en un principio por Polonia, Francia y Gran Bretaña. Más tarde se sumaron China, la Uníón Soviética y los Estados Unidos de América, entre otros. Sus principales líderes fueron el inglés Winston Churchill, el soviético Iósif Stalin, el estadounidense Franklin Delano Roosevelt y el francés Charles De Gaulle. La guerra involucró a 23 países y se desarrolló en Europa, África, Asía, Oceanía y en los océanos Atlántico y Pacífico. Se la considera la más sangrienta de la historia universal. Fue ganada por los aliados después de seis años de combates.

Causas de la Segunda Guerra Mundial

Entre las múltiples causas de la Segunda Guerra Mundial, se destacan las siguientes:

  • El descontento de los alemanes con las condiciones impuestas por el Tratado de Versalles, luego de la finalización de la Primera Guerra Mundial. Alemania perdíó entonces la séptima parte de su territorio, se la obligó a pagar reparaciones de guerra, se redujo su ejército y se le prohibíó fabricar armamentos.
  • Las ambiciones de Hitler, que buscaba recuperar los territorios perdidos en 1919 y conquistar un «espacio vital» que asegurara el desarrollo de Alemania como primera potencia mundial.
  • La actitud vacilante de la Sociedad de las Naciones, que no supo reaccionar ante el rearme alemán, la anexión de Austria y la ocupación alemana de Checoslovaquia, ambas en 1938.
  • Las pretensiones de Mussolini, que deseaba crear un Imperio italiano como el que el antiguo Imperio romano.
  • El militarismo Japónés, que se tradujo en la anexión de Corea (1910), la ocupación de Manchuria (1931) y la invasión de China (1937).

Consecuencias políticas

Las consecuencias políticas de la Segunda Guerra Mundial fueron:

  • El fin de los regíMenes totalitarios en Alemania, Italia y Japón y su reemplazo por sistemas políticos más democráticos.
  • La emergencia de los Estados Unidos y la Uníón Soviética como superpotencias mundiales. Los diferentes sistemas políticos, sociales y económicos de estos países llevaron al inicio de una competencia por la preponderancia mundial conocido como Guerra Fría. Debido a estas diferencias ideológicas, el mundo quedó dividido en dos bloques políticos enfrentados: el comunista y el capitalista.
  • El inicio de un proceso descolonización motivado, entre otras razones, por la ayuda proporcionada por las colonias a sus metrópolis durante la guerra. Este proceso llevó en pocos años a la independencia de gran cantidad de países de Asía y África.
  • La creación en 1945 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cual reemplazó a la Sociedad de las Naciones.

Consecuencias económicas

Las consecuencias económicas de la Segunda Guerra Mundial fueron:

  • Gran cantidad de ciudades, puertos, puentes, carreteras y vías ferroviarias quedaron destruidas debido a los bombardeos terrestres y aéreos, lo cual afectó seriamente la economía de los países beligerantes.
  • Estados Unidos y la Uníón Soviética crearon una gran industria de armamentos, la cual sigue en pie hoy en día.
  • Los Estados Unidos implementaron el Plan Marshall para dar apoyo financiero a los países europeos devastados por la guerra. El objetivo de esa ayuda no fue solo económico; estuvo motivado también por el temor a la extensión del comunismo en Europa Occidental.
  • Se crearon instituciones, como el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, para solventar las crisis financieras mundiales.

¿Qué fue el nazismo?


El nazismo, también llamado nacionalsocialismo o Partido Nazi, fue una ideología política surgida en Alemania luego de la Primera Guerra Mundial. Simultáneamente, el fascismo cobraba fuerza en Italia, Rumanía, Bulgaria, España, Portugal y otros países de Europa.

El creador y principal dirigente del nazismo fue Adolf Hitler, quien gobernó el Estado alemán desde 1933 hasta 1945.

Esta ideología de extrema derecha rechazaba tanto la democracia liberal como los regíMenes socialistas de partido único, basados en el marxismo. Además, afirmaba la superioridad de la raza aria y su derecho a gobernar el mundo.

El símbolo del nazismo era la cruz esvástica y sus métodos totalitarios de gobierno incluyeron la violencia callejera, la persecución de los dirigentes opositores, la discriminación de las minorías y diversos conflictos armados con países vecinos.

Asimismo, se considera al nazismo como el principal responsable de que se desencadenara la Segunda Guerra Mundial.

Carácterísticas del nazismo

Las principales carácterísticas del nazismo fueron las siguientes:

  • Concentró todos los resortes del Estado en una sola persona, Adolf Hitler, caracterizado como líder único e infalible, que exigía la obediencia absoluta de sus subordinados. Por esa razón se lo considera un movimiento totalitario y autoritario en el que el poder emana del líder y no del pueblo.
  • Rechazó el sistema democrático, proclamó al Partido Nazi como el único de Alemania y persiguió y reprimíó a los opositores.


  • Sosténía ideas racistas que pretendían la superioridad de la raza aria y la inferioridad de todas las demás. Esto dio lugar al culto de la fuerza y condujo a la eliminación de las minorías étnicas y a la implementación de métodos de control reproductivo para «perfeccionar» la raza aria.
  • Defendíó el pangermanismo, que fomentaba la uníón política y cultural de todos los pueblos de origen germánico.
  • Implementó políticas imperialistas y expansionistas, que promovieron la conquista de territorios en busca de un espacio vital que asegurara la provisión de combustibles y materias primas a la Alemania de entreguerras.
  • Manipuló los medios de comunicación y la educación para obtener el apoyo popular. Las propagandas en cine, radio, diarios y televisión jugaron un rol fundamental en la estrategia del nazismo para difundir su ideología. La finalidad de este control era mantener aglutinado al pueblo alemán en torno a ciertos objetivos, como vengar la derrota en la Primera Guerra Mundial, abolir el Tratado de Versalles, hacer de Alemania la primera potencia mundial y mantener la pureza de la raza aria.
Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.