Ley de colonización interior maura

Share Button

(Semana Trágica*)El fracaso de los proyectos reformistas en la Restauración o la crisis de los partidos dinásticos:


Alfonso XIII iniciará su reinado en el año 1902, siguiendo el sistema creado por Cánovas, pero durante su reinado el sistema entró en crisis y descomposición. Entre estos destaca «el desastre del 98» que planteará una revisión del sistema político español, este fue denominado como regeneracionismo.
Habían dos tipos, el regeneracionismo desde arriba, donde eran representantes Maura (conservador) y Canalejas (liberal) y el regeneracionismo desde bajo, donde estaban los anarquistas, socialistas, republicanos, carlistas, nacionalistas. El panorama político en su inicio muestra problemas como el sistema de la restauración basado en el caciquismo, la tensión social por las malas condiciones de la vida del proletariado, el enfrentamiento de los militares con el catolicismo (1905 asalto a cu-cut), la firma del tratado de Algeciras y el protagonismo del ejercito en la política por la aprovacioón de la ley de jurisdicción (1906). Al iniciar su reinado Alfonso XIII se manténía el turno de partidos pero Cánovas fue sustituido por Maura en el partido conservador y Sagasta por Canalejas en el partido liberal. Ambos defendían el regeneracionismo desde arriba llevando a cabo una serie de reformas durante sus gobiernos. Los conservadores vuelven al poder, esta vez dirigidos por Maura, quien llevará a cabo una política de reformas a fin de evitar una revolución desde abajo. Se aprueba la Ley electoral de 1907 con la que intentaba poner fin a la farsa electoral, pero las prácticas caciquiles continuaron y aumentaron. Mantuvo el orden público, se aprobó la ley de administración local, que pretendía eliminar el caciquismo y la posibilidad de crear mancomunidades locales y provinciales.

También se tomaron medidas sociales como la creación del Instituto Nacional de Previsión (se legisló sobre el descanso dominical, reducción del horario laboral y el trabajo de mujeres y niños). Se reconoce el derecho a huelga y también se acepta la ley de represión del terrorismo contra los anarquistas, estos forman una alianza entre liberales y republicanos formándose un bloque de izquierdas. El gobierno se vió frenado en 1909 cuando tiene lugar la Semana Trágica de Barcelona por: huelgas y manifestaciones debidas al descontento general de la población obrera ante la crisis económica, el crecimiento del republicanismo y el anticlericalismo (Lerroux), el antimilitarismo causado por los poderes al ejército para intervenir sobre aspectos de la vida civil, el rechazo de la política de gobierno en Marruecos y principalmente el desastre militar del barranco del lobo (ataque de unas tribus bereberes a trabajadores de las minas del Rif). Así pues se inició a Barcelona el asalto e incendios el levantamiento de barricadas que, después de tres días, el ejercito intervino. Una de consecuencias de la Semana Trágica fue el fusilamiento de Francisco Ferrer i Guardia, lo que causa un descontento y el abandono de Maura por Alfonoso XIII(*). Tras la distitución de Maura, vino Moret y gobierno tres meses hasta que Canalejas, liberal, se encargó de gobernar. (19010-1912). Este toma postura ante el problema religioso y decide la separación de la Iglesia y el Estado. Para ello actuó contra la libertad de enseñanza (Ley del Candado 1910), hay una aprobación de la ley de mancomunidades, se legisla el seguro a los obreros y la protección social en caso de accidente y la aprobación de la Ley de Reclutamiento que establecía el servicio militar obligatorio y reducía los fondos del ejército.


Crisis 1917 o la neutralidad española en la primera Guerra Mundial:


Eduardo nato del partido conservador, se tuvo que enfrentar a una difícil decisión. El estallido de la Primera Guerra Mundial obligaba al gobierno de España a la neutralidad, que benefíció a España ya que se convirtió en abastecedora de los países contendientes lo que provocó un boom económico. Así al 1917 se producirá una grave crisis denominada la crisis de 1917, resultado de la confluencia de tres crisis que se solapan entre si y desembocarán en el fin del sistema de la Restauración.  La crisis militar, con la creación de las Juntas Militares de Defensa, estas se formaban para la defensa de intereses internos del ejército. La crisis política ante la actuación de Eduardo Dato de gobernar a base de decretos, los parlamentarios decidieron reunirse en Asamblea en la ciudad de Barcelona, denominándose Asamblea de Parlamentarios y en la que tuvo un papel importante el líder de la Lliga, Cambó. Se acordó la redacción de una nueva constitución que sustituyera a la del 1876 y un gobierno provisional. Por último la crisis social, que comenzó con el conflicto de la firma de un manifiesto conjunto de la CNT y la UGT, en defensa de sus intereses y al que sigue una campaña de agitación callajera. El detonante fue la huelga ferroviaria que tuvo un amplio seguimiento por todo el país. Fracasó por la rápida intervención del ejército enviado por el gobierno que reprimíó duramente el movimiento huelguístico.

Guerra de Marruecos y sus consecuencias:

en 1909 cuando tiene lugar la Semana Trágica de Barcelona por: huelgas y manifestaciones debidas al descontento general de la población obrera ante la crisis económica, el crecimiento del republicanismo y el anticlericalismo (Lerroux), el antimilitarismo causado por los poderes al ejército para intervenir sobre aspectos de la vida civil, el rechazo de la política de gobierno en Marruecos y principalmente el desastre militar del barranco del lobo (ataque de unas tribus bereberes a trabajadores de las minas del Rif).

Así pues se inició a Barcelona el asalto e incendios el levantamiento de barricadas que, después de tres días, el ejercito intervino. Una de consecuencias de la Semana Trágica fue el fusilamiento de Francisco Ferrer i Guardia, lo que causa un descontento y el abandono de Maura por Alfonso XIII(*). Tras la distitución de Maura, vino Moret y gobernó tres meses hasta que Canalejas, liberal, se encargó de gobernar. (19010-1912). El desastre de Annual(1921), en 1912 España y Francia firmaban el tratado de fez estableciendo el protectorado sobre Marruecos de ambos países. En 1920 el general Silvestre penetra en la zona de Rif y queda atrapado a merced de Abd el-krim. Las tropas españolas huyeron mientras eran acribilladas por los hombres de Abd el-krim. En Agosto de 1921 se abríó un Expediente Gubernativo «el Expediente Picasso» sobre las responsabilidades de los mandos militares y el propio Rey en la derrota. Silvestre contó con la aceptación del Gobierno y con el asentimiento del general Berenguer. Mientras tanto se produjo el Golpe de Estado dado por el capitán general de Cataluña, Primo de Rivera (1923). Primo de Rivera, asume personalmente el alto comisariado en Marruecos e intenta negociar la paz, ofreciendo a Abd el-krim una amplia autonomía, la cual cosa irrita a los militares africanos. No obstante, se da un giro a la situación con el ataque de las tropas españolas cuando se retiraban y el avance de Abd el-krim en el Marruecos francés. El 1925 Francia y España  acuerdan una ofensiva militar conjunta por mar y tierra. En 1926, Abd el-krim, derrotado, se entregó a los franceses y un año después es sometido todo el Protectorado.


Cuestión militar durante el reinado de Alfonso XIII:


Alfonso XIII iniciará su reinado en el año 1902, siguiendo el sistema creado por Cánovas, pero durante su reinado el sistema entró en crisis y descomposición. Entre estos destaca «el desastre del 98» que planteará una revisión del sistema político español, este fue denominado como regeneracionismo. Habían dos tipos, el regeneracionismo desde arriba, donde eran representantes Maura (conservador) y Canalejas (liberal) y el regeneracionismo desde bajo, donde estaban los anarquistas, socialistas, republicanos, carlistas, nacionalistas. Uno de los problemas militares es el enfrentamiento con el catolicismo en el asalto de cu-cut en 1905 y el protagonismo del ejercito en la política por la aprovación de la ley de jurisdicción 1906. Había dos tipos de militares, los africanistas, que eran militares que en el Siglo XX se formaron en campañas del Norte de África y servía allí, y los peninsulares que eran militares que en el Siglo XX servían en tierras de la península. Por último la crisis militar con la creación de las Juntas Militares de Defensa, estas se formaban para la defensa de intereses internos del ejército. El malestar del ejército venía provocado por si situación económica, además existía el enfrentamiento entre los militares africanistas (ascensos por méritos de guerra) y los peninsulares (ascensos por antigüedad)

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.